A propósito de “Tres pasos para un pez”

A propósito de “Tres pasos para un pez”

La antología personal “Tres pasos para un pez” de Anna Lidia Vega, publicada por Unión en el presente año, recoge en tres tiempos los primeros libros de una autora, que muestra un interesante, y a veces, escandaloso mundo narrado.

La sociedad y sus implicaciones en la conducta humana son reveladas en este libro, desde la penetrante mirada de Anna Lidia que aguza sus sentidos a través de la palabra y convoca a la autenticidad cotidiana como una disciplina diaria, sin la cual es imposible una verdadera existencia.

Las problemáticas se relacionan con el entorno: las crisis económicas y sociales intervienen de manera catastrófica en el pensamiento humano, la familia y la comunidad en general. Sus personajes son el resultado  de la asociación de una existencia individual y colectiva. Diseñados para mostrarnos dónde se originan los conflictos, y cómo emanan de ellos, conductas demenciales.

Estos relatos manifiestan una mezcla de divertimento y de exhortación, a la vez, ante las injusticias cotidianas, al revelarnos esos minúsculos pero perturbadores detalles de la existencia. Sin embargo, el rasgo más sobresaliente de esta autora, es esa astucia y destreza con la cual nos conduce hacia el universo interior de aquellos seres desvalidos y menoscabados, develándonos sus desbastadores pensamientos.

“El pez” advierte y denuncia el daño producido por la violencia y desigualdad, no solo en la mujer, también en la raza humana.