Todas las Jaurías del poeta

Todas las Jaurías del poeta

  • Ediciones Unión ha sido la editorial que más libros ha publicado de Alberto Rodríguez Tosca. Foto tomada de El Artemiseño
    Ediciones Unión ha sido la editorial que más libros ha publicado de Alberto Rodríguez Tosca. Foto tomada de El Artemiseño

Para Roly Ávalos

 

Como un merecido homenaje es, Obra poética Alberto Rodríguez Tosca, libro publicado por Ediciones Unión en el 2017. Y Ediciones Unión ha sido, desde que en 1992 sacara en forma de plaquete Otros poemas, con el que Alberto Rodríguez Tosca (1962-2015) mereció el Premio de la Crítica, la editorial que más libros ha publicado de este destacado escritor.

En el volumen que nos ocupa, como su título anuncia, se recoge el quehacer poético de unos de los autores cubanos más acentuados dentro de la generación de los 80. Ediciones Unión ha tenido a bien regalarle a los lectores nacionales esta joya, esta voz tan autóctona, tan necesaria, que en los últimos años ha hecho furor entre los jóvenes poetas del patio, y ratifica las palabras de Guillermo Linero Montes cuando en el prólogo a una Antología personal, aparecida en Bogotá, en 2013, lo señala como un autor que ha pasado a formar parte de la poesía universal.

Norberto Codina escribió sobre Alberto Rodríguez Tosca: "Él es una de las voces más importantes de su generación, un imprescindible de la poesía cubana de las últimas décadas".

Sin dudas, el conjunto de textos reunidos en este volumen nos acercan a un hombre comprometido con la buena literatura, uno que desde su primer libro, Todas las jaurías del rey era, con el que obtuvo el Premio David en 1987, se muestra consciente del mundo que es y lo rodea, y no escatima en compartirse y compartirlo, y sobre todo, se esfuerza en hacer de la literatura un alimento para el desarrollo humano y el comprender la existencia del individuo.

[…] al milagro de vivir suma el milagro/ de seguir viviendo no preguntes por qué/ no preguntes conserva tu ignorancia/ sobre la seducción de los escarabajos/ nocturnos ladea el rostro y esquiva la mirada/ de esos arqueólogos del conocimiento/ compra un ramo de espinas y sale a repartirlo/ cada peatón espera con ansia su pequeña/ mordedura de plata no preguntes por qué no/ preguntes simplemente camina y al filo/ de la noche acércate a una vidriera contempla […]

En su poesía Tosca apostaba por la investigación, por el pensamiento filosófico, los desaciertos del hombre, la soledad, la muerte y la fe presente en todos, y esto último muy a pesar de que él se consideraba ateo, aun así no se negaba acercarse algunas veces, y profundizar en muchas otras, al universo espiritual de certezas o dudas que tiene cada individuo como ser racional que interactúa con el mundo a su alrededor.

[…] tocar la puerta equivocada siempre abrir/ la puerta siempre a la hora equivocada soñar/ todas las noches el mismo sueño con los mismos/ monstruos (monstruos de la vida real espantajos/ refugiados en mí desde que me enamoré del olor/ de la sangre y aprendí a respirar sin tus pulmones)/ no haber crecido al ritmo de mi edad cuando mi edad/ crecía al ritmo de un meteorito perseguido por una/ mariposa insistir en inventarios de lo que nunca/ tuve o fui regresar cada mañana a la misma solitaria/ estación a ver pasar el tren (decirme adiós) […]

Según Arturo Arango: "Su poesía, más que derivar por contextos específicos, por los vericuetos de la vida nacional, se centró siempre en las angustias del individuo, en la relación del escritor con esa otra parte de su ser que es la palabra, en los límites de esa misma palabra y de la existencia".

El libro está integrado por cinco poemarios y cuenta con un prólogo excelente del reconocido crítico e investigador Enrique Sainz: "Leer la poesía de Rodríguez Tosca es una experiencia vital y estremecedora, diálogo infatigable con las palabras y las emociones, las angustias, la soledad, la muerte".

Horas antes de disponerme a escribir estas líneas, comentaba con el escritor Roly Ávalos que, desde los poemas de Luis Rogelio Noguera, no había tenido la oportunidad de encontrarme con un poeta cubano que me dijera tanto. Ciertamente, uno de los más grandes de todos los tiempos.

¡Si supieran estas muchachas lo que vaga ese hombre/ al verlas pasar con el pelo aún mojado y la sonrisa/ del placer todavía desarmándose en sus bocas! Si/ lo supieran, dejarían de subir las escaleras y correrían/ a comprar una cuerda para llegar a su balcón y secarle/ esa lágrima que corre sólo por ellas que amanecieron/ hoy en brazos de otro haciendo el amor una y otra vez/ en el largo delirio de la infancia crecida.

Alberto Rodríguez Tosca (1962-2015) poeta, ensayista, narrador y promotor cultural. Premio David de Poesía, 1987, Premio Nacional de la Crítica, 1992 y Premio Nacional de Periodismo 1994. Estudió Dirección de Radio, Cine y Televisión en la Facultad de Medios Audiovisuales del Instituto Superior de Arte (ISA) de la Habana. Fue director de programas de radio, especialista de Casas de Cultura y Talleres Literarios, profesor universitario, editor del semanario bogotano Suburbia Capital, del periódico Urbe y de la revista Horas. Publicó los libros Todas las jaurías del rey (Premio David de Poesía, 1987), Otros poemas (Premio Nacional de la Crítica, 1992), El viaje (Ediciones Catapulta, Bogotá - Colombia, 2003), Las derrotas (Ediciones Unión, 2006). Sus poemas y cuentos han aparecido en antologías publicadas en Cuba, España, Argentina, México, Colombia, Venezuela, Puerto Rico, Austria, Italia y Estados Unidos. Vivió sus últimos años en Colombia desde 1994. Dirige un taller de escritura en la Casa de Poesía Silva.