Andares con José Martí

Andares con José Martí

  • El libro fue editado por la Gente Nueva e impreso por la Empresa de Artes Gráficas Federico Engels a inicios del año pasado. Foto del autor
    El libro fue editado por la Gente Nueva e impreso por la Empresa de Artes Gráficas Federico Engels a inicios del año pasado. Foto del autor

Andares con José Martí por la capital cubana, es el primer libro de la pedagoga Migdalia Carlota Castañer Hernández (La Habana, 1942). No por casualidad la autora se inicia en estas lides editoriales con un texto dirigido a los más jóvenes y en el que le hace honor al Maestro. Llegó al manantial del Apóstol por motivaciones pedagógicas, y terminó dedicando miles de horas de estudios, reflexiones y anotaciones sobre su vasta obra y su paradigmática conducta. Antes y mucho másdespués de su jubilación, siempre con la intención de acercarlo socializando sus virtudes.

El libro fue editado por la Gente Nueva e impreso  —no con la calidad que merecía— por la Empresa de Artes Gráficas Federico Engels a inicios del año pasado. Se presentó oficialmente el pasado 2 de febrero en la Sala Dora Alonso de La Cabaña, por la Directora de la editorial.  No obstante, había tenido por iniciativa de la autora, dos presentaciones previas, una en los predios de la Sociedad Cultural José Martí y otra con los vecinos de su edificio, bajo los auspicios del Centro Promotor Ismaelillo.  

Estructurado en dos capítulos, Nacen entre espinas flores y Seis estatuas martianas en la capital, sus 70 páginas, recorren los más importantes sitios de La Habana donde José Martí creció, estudió, amó y padeció por defender sus ideas, así como las principales esculturas “con que el patriotismo citadino le rinde homenaje al cubano inconmensurable”.

En un lenguaje muy afín a la prosa martiana, el lector es conducido por la autora, por sitios históricos como El Paseo de Martí, la Casa Escuela de Rafael María Mendive, su casita en la Calle de Paula, los restos de la Cárcel de Tacón o de las canteras De San Lázaro en la Fragua Martiana, o construidos para honrarlo como El Memorial de la Plaza de la Revolución y la Tribuna Antimperialista.

Como pedagoga al fin, Castañer Hernández se vale del simbolismo de las esculturas sembradas por la capital de todos los cubanos para reseñar importantes facetas del Héroe Nacional. Así, destaca sus dotes como orador a través del Martí de José Vilalta y Saavedra del Parque Central; como pensador y autor intelectual delagran obra revolucionaria con la inmensa talla en mármol de Juan José de Sicre en la Plaza de la Revolución; la de acucioso periodista con el vigilante Chac Mol de René Negrín frente a la sede la UPEC y el “Martí Guerrero de la Dignidad” con la incisiva escultura de AndrésGonzález González de la Tribuna Antimperialista.

Se lee de un tirón Andares con José Martí. Itinerario ilustrado en la búsqueda de un Martí semilla y árbol, creciendo y creciéndonos comola majestuosa escultura de Alberto Lescay que brota en una esquina del portal de la casona que acoge al Centro de Estudios Martianos.

Sea entonces, un libro valioso en las bibliotecas escolares, para por maestros y alumnos presurososde crecer leyendo, y andando con Martí.