Benny, Bartolo, siempre Bárbaro

Benny, Bartolo, siempre Bárbaro

  • El Bárbaro del Ritmo inventó una manera de cantar.
    El Bárbaro del Ritmo inventó una manera de cantar.

Pocas cosas ponen de acuerdo a todos los cubanos. Una de ellas es que Benny Moré es el máximo exponente de la música cubana. Este Bárbaro del Ritmo inventó una manera de cantar, sobre todo el son y el bolero, géneros que nos dejó en una impresionante discografía de inconmovible vigencia, donde se aprecia la elegante precisión con que desgranaba frases, registros vocales, timbre, color de voz y matices manejados a su antojo, con total dominio de su aparato vocal privilegiado, donde se paseaba por las extensiones deteniéndose, siempre, en el punto exacto.

Benny fue todo un artista orgánico y si no hubiéramos tenido el son, él lo habría inventado. La piedra angular de todo su proceso formativo se encuentra en su infancia y adolescencia, transcurridas en las comunidades La Guinea, Pueblo Nuevo y Santa Isabel de las Lajas en la antigua provincia de Las Villas, esta última caracterizada por un fuerte conglomerado de influencias aborígenes, hispánicas, africanas, franco-haitianas y asiáticas que se trenzan en un torrente de tradiciones populares. Aquí es donde se forma la médula vernácula del relevante artista, en el vientre del son que como en el jazz, presenta la mayor, interesante, fascinante hibridación musical del siglo XX y que vio nacer a Bartolomé Maximiliano Moré, el 24 de agosto de 1919.