Elegantes cabras pastan en vieja Habana

Elegantes cabras pastan en vieja Habana

  • Sus elegantes cabras de las llanuras camagüeyanas han puesto una nota de encanto en esa vieja Habana.
    Sus elegantes cabras de las llanuras camagüeyanas han puesto una nota de encanto en esa vieja Habana.

Recorrer La Habana Vieja se ha convertido en uno de los paseos favoritos de los capitalinos. Ese sacerdote de la belleza que es Eusebio Leal ha conseguido en buena medida convertir aquella zona original de la ciudad en santuario de tradiciones con sentido cosmopolita.

Entre las vetustas edificaciones recuperadas, convertidas en centros culturales, se pueden encontrar muy diversos atractivos. Pero por estos días la exposición En nombre de las cabras, de la camagüeyana Martha Jiménez invita al disfrute a aquellos que sabe apreciar la fineza de los trazos y la sutileza de los decires con los recursos de las artes plásticas.

La reconocida artista plástica camagüeyana no exponía en la capital desde 2010 y manifestó su satisfacción por poder exponer esta muestra, que incluye quince piezas entre lienzos, cartulina, esculturas y cerámicas, en la Galería Carmen Montilla.

Su particular estilo discursivo apela a las cabras para expresar –según sus palabras–, lo difícil de ser mujer, dispuestas siempre al sacrifico. Y la metáfora funciona. Sus hermosas cabras manifiestan diferentes estados de ánimos perceptibles en gestos y miradas de tal vitalidad que conquistan al que las contempla.

Martha Jiménez posee una abarcadora obra que ha conquistado importantes espacios de la ciudad de Camagüey. Muy notable es el Conjunto escultórico de la Plaza del Carmen que le confirió una mayor dinámica y belleza a ese sitio memorable en la capital agramontina, donde reside la artista y ha crecido creadoramente aunque nació en Holguín en 1948.

Merecedora del Premio Unesco en 1997 por la relevancia de su obra, Martha Jiménez tiene un particular talento diverso en el manejo de las técnicas bases de la realización plástica tanto en el grabado como la escultura, la pintura, el dibujo y la cerámica que ha ido puliendo desde el lejano 1965 cuando se graduó en la Escuela de instructores de arte abierta tras el triunfo revolucionario de 1959 para dar cauce a las inquietudes artísticas y promoverlas en la comunidad.

Martha Jiménez es un paradigma de  como creadora para Camagüey, desde donde ha participado en más de 250 exposiciones nacionales e internacionales y donde ejerce como Profesora instructora de la Academia de Artes Plásticas y adjunta de la Cátedra Iberoamericana.

Sus vibrantes y elegantes cabras de las llanuras camagüeyanas han puesto una nota de encanto muy especial en esa vieja Habana que se ha convertido en atractivo centro cultural y obligado paseo para capitalinos y foráneos.