Homenaje al Ballet Nacional de Cuba y al Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso

Festival de Teatro de La Habana 2017

Homenaje al Ballet Nacional de Cuba y al Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso

  • Cartel de la muestra. Cortesía del Ballet Nacional de Cuba
    Cartel de la muestra. Cortesía del Ballet Nacional de Cuba

El Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso inauguró, en la Sala Monográfica Zoom, la muestra Homenaje, de los fotógrafos Ramsés H. Batista y Eric Politzer, dedicada a celebrar el aniversario 69 de la fundación del Ballet Nacional de Cuba (BNC) y los 180 años de la apertura del Gran Teatro de La Habana (GTH).

En sus respectivas obras visuales, los artistas del lente atrapan —al vuelo de una mariposa— la belleza del movimiento corpóreo-espiritual de los bailarines y de las líneas arquitectónicas de esa emblemática institución cultural, la más antigua de Latinoamérica, y la expresan mediante imágenes impresas sobre lienzos, que pueden ser apreciadas por el público y los colegas de la prensa especializada hasta mediados del mes de noviembre del año en curso.

 Desde 1960, el legendario Coliseo de La Habana Vieja ha sido principal escenario de los Festivales Internacionales de Ballet de La Habana; importante encuentro danzario, donde han participado bailarines de todos los continentes, y desde 1965, es la sede permanente del BNC.

El 8 de septiembre de 2015, el Consejo de Estado de la República de Cuba acordó agregar a su nombre el de la Prima Ballerina Assoluta, miembro de honor del Consejo Internacional de la Danza; por esa razón, a partir de esa fecha, se denomina GTH Alicia Alonso.

Desde la apertura del GTH hace casi dos siglos, han desfilado por su histórico escenario las más prestigiosas figuras y compañías del mundo artístico, tanto cubanas como foráneas. Entre ellas, podríamos citar a las bailarinas Fanny Elssler y Ana Pávlova; las actrices Sara Bernhardt y Eleonora Duse; los cantantes líricos Enrico Caruso, Titta Rufo, Victoria de los Ángeles y Teresa Berganza.

Por otra parte, el GTH se ha honrado con la presencia del Ballet Kírov de Leningrado, el Ballet del Siglo XX de Maurice Béjart y el carismático mimo francés Marcel Marceau, por solo mencionar algunos de los más representativos del arte universal.