La buena canción, la poesía, la justicia, andan por los barrios

La buena canción, la poesía, la justicia, andan por los barrios

  • Silvio Rodríguez. Foto Internet
    Silvio Rodríguez. Foto Internet

Lo que hace ahora Silvio Rodríguez con esta gira por los barrios y desde mucho tiempo atrás, es eso, cantar amor, poesía, justicia, solidaridad plantando su guitarra en municipios, barrios, caseríos, lugares donde la apremiante necesidad lo llama.

Hace unas horas el poeta volvió a El Palenque (gira 103), en su natal San Antonio de los Bañosa regalar canciones cuyas raíces precisamente son de allí, del río Ariguanabo, de La Placita y otros sitios donde naciera el Poetacantor en 1946.

Cuando cantó por primera  vez públicamente en mayo de 1967 con su fiel guitarra en el Palacio de Bellas ArtesTeresita Rodríguez y los poetas de El Caimán Barbudo, sabía que la era  estaba pariendo un corazón y a ese corazón Silvio se ha mantenido fiel, con ese positivo, contemporáneo y despierto romanticismo con el que ahora quiere devolverle al río Ariguanabo y sus bosques vecinos sus antiguos espejos, sus aires bucólicos tan genialmente cantados por los poetas de la décima.

En este momento, Silvio, su musa —Niurka González— y demás integrantes de su equipo y vecinos de ese municipio, apoyan, trabajan junto a la Fundación Ariguanabo (FUNDAR) por mejores condiciones ecológicas y recuperación del río Ariguanabo y su naturaleza circundantes.