Monólogos de la vagina

Monólogos de la vagina

  • Cartel de la obra.
    Cartel de la obra.

¿Conoces tu vagina? ¿Tienes alguna relación con ella? ¿Los hombres son verdaderos expertos en la materia? El unipersonal Monólogos de la vagina de la actriz Eve Ensler de los EE.UU. propone estas y otras muchas confesiones e interrogantes.

Contagioso tema erótico para una puesta en escena donde se abordan disímiles temáticas desde múltiples esferas: si realmente las féminas, a lo largo de toda su vida, han tenido el tiempo y la osadía para explorar su órgano genital, tópico que ha sido tabú en diferentes épocas. La mayoría lo niega, ya sea por pudor o modestia; es cierto que la mujer, en muchas ocasiones luce como novata y poco atrevida ante su propia satisfacción, en ciertas ocasiones esto puede ser una de las causas para no tener una sexualidad a plenitud.

La imaginación también entra en acción, donde no existen imposibles y la mente corre rieles como aguas turbulentas y para las mujeres es un constante juego de satisfacción —cuenta la actriz— al imaginarse con algún famoso, tomados de la mano en algún espacio público. A manera de risas y fantasías, se revela la pura verdad, así como la emoción y ese bichito que baja por estómago, calienta al corazón y aviva otras zonas, cuando algún hombre deseado por nosotras se acerca. Los sueños, los “malos” pensamientos sensuales que surgen en la mente creando ilusiones, de las cuales muchas, en el cerebro, llegan a existir.

Recuerdos de la infancia y la adolescencia que dejan huellas imborrables y pueden definir el futuro de la vida sexual, la sociedad machista, el abuso y la homosexualidad son asuntos tratados vivazmente. Y ese llamado a dialogar con tu vagina, a concientizar que forma parte de ti, a descubrir tu identidad en esta y que no solamente está para el sexo. También escucha, lee, se molesta y muestra señales de incomodidad, lo expresa en sentimientos, en contracciones o en señales somáticas. Simplemente ella es.

Por otro lado, el hombre, ese macho vigoroso que todas esperan, es necesario que no solo piense en ese órgano como un simple medio de reproducción. Mientras más conozca sobre el tema, mayor será la complacencia de ambos, más descubrirá sobre esa otra parte que habita en el interior de cada mujer.

Sola en el escenario, la actriz conquista a su público, los aplausos surgen en cada intervalo y propone un llamado —desde la risa— a explorar el goce, a descubrir nuevos placeres exóticos y sobre todo a poseer ese sentimiento liberador que es la sensualidad.