Oriki para Georgina

Oriki para Georgina

  • La Colección Sur ha podido por fin llegar a este convite donde Georgina es la reina necesaria. Foto cortesía de la editorial
    La Colección Sur ha podido por fin llegar a este convite donde Georgina es la reina necesaria. Foto cortesía de la editorial

Cuando hace más de veinte años escuché, a esta cimarrona, leer su Total olvido; texto recogido en Gustadas sensaciones, poemario publicado por Ediciones UNIÓN; estaba muy lejos de imaginar las posibilidades de una bella amistad que por estas dos décadas me han unido a Georgina Herrera. 

La poeta que conocí después de haber escuchado desde mi infancia y juventud sus radionovelas, tenía una mirada maternal, severa y tierna a la vez, que se me develaba como una de las voces más estremecedoras de la isla.

Ahora tengo nuevamente la posibilidad de disfrutar de un nuevo título de su inagotable caudal. La colección SurEditores trae una edición bilingüe de Oriki para Georgina; una docena de textos, prologados por la investigadora uruguaya Juana María Cordones-Cook, donde emprende sus regresiones hasta al remoto adagio y el primigenio asombro; que es a su vez la de muchas mujeres a lo largo del efímero tiempo que llamamos Historia.

No necesita jugar a la mascarada, ni trasmutar dolores ancestrales, ella se coloca una y otra vez frente al espejo de la palabra y en un paciente ejercicio, descubre las que han de quedarse para siempre. Como las buenas semillas Georgina emerge hasta volverse bosque, carne, mineral imprescindible a la  conciencia y con un mínimo agasajo dice; permítanme /este elogio por Georgina / por su oficio de lámpara pequeña / porque dócil / a tu capricho, vuelve / al primer día del amor sobre la tierra*.

Con el diseño a cargo de Elisa Vera y Onelia Silva y el encargo editorial del poeta Alex Pausides, llega este Oriki…, celebremos entonces la palabra, la hermosa existencia de esta artista que tercamente se aferra la esperanza. La Colección Sur ha podido por fin llegar a este convite donde Georgina es la reina necesaria.