Creado en: enero 10, 2021 a las 11:10 am.

Cira Romero: «Leer sirve para concatenarlo todo»

Cira Romero / Foto: G.Blasky Studio

La literatura enciende y se enciende en determinadas almas. Algunas llegan a ella por herencia familiar, otras por vocación de amarla como la vida misma. Cira Romero sabe que entre sus más cercanos y lejanos familiares solo un primo disfrutaba, como ella, de la compañía de los libros.

El vicio le llegó en Los dos príncipes, los Versos Sencillos y la Edad de Oro de José Martí. A aquella biblioteca personal, sumó en bachillerato los bolsilibros de novelas inglesas o francesas, entre las que prefirió siempre a Madame Bovary. La carrera de Letras y la Universidad Central de Las Villas, las recuerda a través de la Colección Huracán y las lecturas del profesor Andrés Cousuelo.

Esta investigadora del Instituto de Literatura y Lingüística José Antonio Portuondo Valdor, desde 1971, está segura de que la literatura ha ido escribiendo y rescribiendo su historia.

«Desde hace muchos años leer constituye para mí una necesidad, con independencia de que forma parte de mi vida laboral. Leo sobre lo que estoy investigando, pero trato de mantenerme al día con lecturas «ajenas» a ese proceso, que, realmente, nunca son tan ajenas. Leer sirve para concatenarlo todo», afirmó en una entrevista con Fernando Rodríguez Sosa en Habana Radio.

Para delinear su existencia en esta Isla no basta con seguir sus pistas literarias de un tema al siguiente, de un personaje poco conocido a otro demasiado estudiado. Es necesario recorrer su obra como ensayista y crítica. Es consultar su veintena de antologías y compilaciones.

Entre sus títulos figuran Moral y sociedad en la novelística de Carlos Loveira Chirino (1995), Las horas completas de un escritor cubano de origen gallego (2004) y Fragmentos del interior: Lino Novás Calvo, su voz entre otras voces (2011).

Ha sido importante su participación en volúmenes como Bicentenario del Papel Periódico de La Habana (1992), Quiero que me quieran, textos de autores cubanos sobre Gabriela Mistral (2008), Prosa de Emilio Ballagas (2008) y Laberinto de fuego, epistolario de Lino Novás Calvo (2008).

Fue premiada con las distinciones por la Cultura Nacional en 1995, la Carlos J. Finlay en 2006 y el Premio de Ensayo José María Chacón y Calvo, con un texto sobre Lino Novás Calvo.

Cira Romero, a sus 75 años, está hecha de muchos autores, géneros, corrientes literarias, está hecha de quienes la encaminaron y la recibieron con la curiosidad encendida. En 2018, en su discurso como Miembro de Número de la Academia Cubana de la Lengua, rememoraba:

«Desde que nací me educaron bajo el precepto de que «lo peor que se puede ser en el mundo es desagradecida». Guiada por ese principio me siento obligada a evocar, en este momento especial de mi vida, a tres personas, ya desaparecidas, que significaron mucho en mi vida personal y profesional: Manuel Cofiño, que, desde mi Santa Clara natal y de la mano del amor, me trajo a La Habana y me ayudó a instalarme en el mundo intelectual cubano desde finales de la década del 60; Julián Barrio, quien también desde el amor, pero sin tener que ver nada con mi profesión, siempre respetó mi trabajo y me creó condiciones materiales para ejercerlo.

 «La tercera persona es José Antonio Portuondo, a cuyo despacho llegué con apenas veinticuatro años y con solo un título de recién graduada de Letras de la Universidad Central de Las Villas — o sea, era una perfecta desconocida—, y, sin dudarlo, me abrió las puertas del Instituto de Literatura y Lingüística, donde trabajé durante cuarenta y ocho años, y al cual seguiré vinculada mientras las facultades me asistan».

Cira Romero tiene el alma encendida de literatura, lee y se reinventa, escribe y se reinventa, un proceso cíclico en el abrir de un libro, recorrer sus páginas y cerrarlo. Así vive, sucesivamente, de una lectura a la siguiente. De vez en cuando ella también es libro, y entonces nosotros desciframos el mundo a través de ella, conocemos Cuba y sus voces desde su investigación.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.