Creado en: octubre 14, 2021 a las 09:20 am.

La trova en su día sagrado (+Video)

Foto del Autor

Una «cofradía» de trovadores de varias generaciones acudió al llamado de Vicente Feliú, la tarde de este miércoles 13 de octubre en la sala Villena de la UNEAC, para emprender lo que ha denominado «El día sagrado de la trova». Un encuentro informal, fluido, intimista, con un torrente de buena música, poesía, anécdotas y confidencias a golpe de guitarras – como solo puede ser una tertulia de esta naturaleza – que tiene el objetivo, según Vicente, de «vernos las caras, saber qué estamos haciendo, escucharnos y compartir, que es la mejor manera de que surjan nuevas ideas… no pretendo más que eso».

La idea surge, recordó, a partir de unos encuentros con similares características que organizó con Lino Betancourt en la Casa de la Trova de San Lázaro, allá por los años 90 del pasado siglo. El primero de ellos se realizó un martes 13, con tan buena suerte que decidieron declarar los días 13 como “día sagrado” para la trova y continuaron realizándolos mensualmente hasta que ese centro fue cerrado. Sin embargo, se logró una serie de intercambios con trovadores, intérpretes y “trovadictos” que despertó un hermoso espíritu trovadoresco y un rescate de nuestras raíces.

“Los trovadores somos de una estirpe extraña”, dijo, con una serie de características claramente identificables: una de las más importantes es ser muy leales a la patria. “Eso nos une a todas las generaciones: ser trovador es ser patriota, pues la trova nace con la nación cubana”, reafirmó. Orlando Vistel, presidente de la Asociación de Músicos – que fue la coordinadora de este encuentro en la UNEAC –, coincidió al insistir que “no hay como la trova para ese espíritu de unidad con la patria, que es tan necesario”, y Marta Campos añadió que no es por gusto que esta tertulia se realice en el contexto de las jornadas por el Día de la Cultura Nacional, pues “Cuba es el ser de todos nosotros”.

Canciones conocidas y nuevas de figuras consagradas como Ángel Quintero, Rita María del Prado, Heidy Igualada y del propio Vicente se unieron a la declamación de Corina Mestre con poemas de Wichi Nogueras y Fayad Jamís. Marta Campos cantó un poema del Héroe de la República Antonio Guerrero – también presente en el público – y lo convidó a que recitara, quien leyó los sonetos que escribió en “el hueco” de la prisión de Miami, donde cumplió parte de la sentencia. Jóvenes trovadores como Rey Montalvo, el Dúo Iris, Eric Méndez también se sumaron al contagioso espíritu trovadoresco junto a Mauricio Figueiral, Ihosvany Bernal, Juan Carlos Pérez, Alejandro Valdés, entre otros.

La Vicepresidenta Primera de la UNEAC, Marta Bonet, y el Vicepresidente Pedro de la Hoz igualmente corearon canciones que ya forman parte de nuestra tradición musical y felicitaron a Vicente por la iniciativa, que se suma a la reanimación del ambiente cultural en la UNEAC después de tanto tiempo de limitaciones por la situación epidemiológica. Se recordaron también otras fechas señaladas alrededor de este día, como los 70 años de Sarah González, los 75 de Noel Nicola y Eduardo Ramos, los 50 del grupo musical Manguaré y el 54 aniversario del asesinato del Ché.

Foto del autor

En conversación previa con este sitio web Vicente comentó que, independientemente de proyectos personales y peñas que tienen algunos, el encuentro de trovadores se había perdido en los últimos tiempos y por eso surge la necesidad de verse, escucharse y saber que “aún nos mantenemos guerreros”. En este primer momento “es algo interno, sin micrófonos”, aunque entre sus expectativas está mantener y promover el vínculo con poetas, actores y actrices, gente que está muy cercana a la trova.

Marta Campos indicó que en tiempos de pandemia se ha creado, se han hecho cosas y llegan nuevas ideas, sobre todo por la importancia de mover el espíritu entre los creadores. Valoró este como el punto de partida, cumpliendo con las medidas establecidas, pues “si hubiéramos dicho que íbamos a hacer una trovada, esto se llena de personas”. Pero no es el momento ni la idea, expresó: el objetivo es no perder el vínculo y mantenernos vivos, “tenemos necesidad de volver a tener esa conexión”.

“Todos hemos hecho cosas a pesar de la pandemia”, dijo Rita María, tanto en la parte individual como colectiva, como los proyectos con trovadores más jóvenes y con personas autistas que ella tiene; “nos hemos unido y hemos ido a lugares a trabajar en los barrios, en apoyo al proceso de vacunación, por ejemplo”, resaltó Augusto Blanca, porque para el trovador se le hace más fácil moverse a lugares que cuando hay formato de grupo lleva más requisitos; además de los conciertos on-line y el trabajo que se hace en las redes. “Han sido tiempos muy duros, pero tenemos un mundo muy especial, muy creativo… y, mientras tengo la guitarra cerca, voy p’arriba de ella y me pongo a trabajar”, reafirmó Marta.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.