Creado en: mayo 1, 2021 a las 07:48 am.

Primero de Mayo: escritores y artistas de Cuba junto al resto de los trabajadores

Los escritores y artistas del país, junto al resto de los trabajadores, celebran este primero de mayo bajo el lema Unidos: Hacemos Cuba, y con los rítmicos acordes de la canción Ecos de banderas, especialmente compuesta para esta ocasión por el cantautor Arnaldo Rodríguez.

El singular jolgorio comenzará a las nueve de la mañana con un gigante aplauso de los más de 90 mil hombres y mujeres que se desempeñan en el sector de la cultura, especialmente dedicado a los trabajadores de la salud y de la ciencia por su consagración y aporte al cuidado de la vida en más de 46 países; momento que dará paso a múltiples iniciativas que irradiarán desde los hogares y comunidades hasta las redes sociales.

Igualmente serán homenajeados los creadores de las diferentes manifestaciones del arte  que desde que comenzó el aislamiento social, hace más de trece meses, continúan ofreciendo su obra a través de diversas plataformas digitales, y a la vez enfrentan las campañas de descrédito contra la Revolución y sus instituciones culturales. También evocaremos el esfuerzo sostenido de quienes se han mantenido laborando en la producción de los sectores primarios del país; así como el arrojo de los maestros y profesores cuyo meritorio empeño ha permitido, mediante las teleclases, mantener el programa docente.

Asimismo recordaremos a los Mártires de Chicago, obreros de una empresa estadounidense asesinados en esa ciudad en el año 1886, por llevar a cabo una huelga en demanda de una jornada laboral de ocho horas, en tanto reviviremos la primera marcha por el Día Internacional de los Trabajadores en Cuba, en el año 1939, organizada por la Confederación de Trabajadores de Cuba (CTC), a sólo tres meses de efectuarse su congreso constituyente, luego de un extenso y arduo camino en pro de la unidad del proletariado en la Isla.

Desde entonces, no hemos dejado de festejar esta efeméride, que con la llegada de la Revolución adquirió real dimensión de reivindicación y distinción para los obreros cubanos. Pero esta vez, como también sucedió el pasado año debido a la agresiva presencia de la mortal pandemia de la Covid-19, no podremos desfilar, jubilosos y alegres, ante la histórica Plaza de la Revolución, donde cada Primero de Mayo, desde el año 1959,  los trabajadores —entre estos los artistas e intelectuales—, unidos a los campesinos, estudiantes, jubilados, amas de casa, miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Ministerio del Interior, protagonizan la más colorida y masiva de las concentraciones en este hemisferio. Pero esos inolvidables momentos, serán rememorados este sábado por cada familia cubana.

La Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y sus Sindicatos Nacionales convocaron “a nuestro pueblo a celebrar el Día Internacional de los Trabajadores, antecedido por las históricas jornadas del 8vo. Congreso del Partido Comunista de Cuba, convertido en otra contundente muestra de la inquebrantable decisión de llevar adelante la Revolución con el esfuerzo unido de todos los patriotas cubanos. Sus acuerdos constituirán brújula que guiará la acción de los trabajadores en el empeño por continuar adelante en la implementación de los profundos cambios que nos hemos propuesto, como parte de la actualización del Modelo Económico y Social de Desarrollo Socialista”.

En tal sentido, Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Buró Político del Partido y Secretario general de la CTC, apuntó que los trabajadores “somos conscientes de que enfrentamos un escenario complejo y desafiante, caracterizado por el criminal, injustificado e inhumano bloqueo económico, comercial y financiero impuesto de manera unilateral por el Gobierno de Estados Unidos, recrudecido con la implementación de más de 240 nuevas medidas, a lo que se suman los efectos de una pandemia mundial. Ambos han impactado en una elevada contracción de la economía y el consiguiente desabastecimiento del mercado interno, lo que ha provocado la elevación de los precios y una disminución de la capacidad de compra del salario, así como la paralización o intermitencia de los procesos productivos del plantel industrial, generando la ralentización de nuestros programas de desarrollo”.

Asimismo aseguró que para superar esos obstáculos solo es posible con una gestión más creativa e innovadora, a partir de los recursos existentes, y sobre todo, de nuestros propios esfuerzos.

Guilarte recordó las sustantivas transformaciones introducidas en el escenario laboral, la aprobación de medidas dirigidas a dotar de mayor autonomía a la empresa estatal socialista, la aplicación de una nueva política para el perfeccionamiento del sector no estatal y la puesta en marcha de la Tarea Ordenamiento. En ese sentido, afirmó que, en su conjunto, estas se convierten en fortalezas y aportan respuestas a los acuerdos del XXI Congreso de la central obrera.

Como en cada celebración, esta vez volveremos hacer patente la solidaridad con los trabajadores y organizaciones sindicales en el mundo, víctimas de las políticas neoliberales y que defienden con firmeza la justicia y la recuperación de sus derechos laborales y prestaciones sociales.

Las actividades para celebrar el Día del Proletariado Mundial ratificarán ante el mundo “el mayoritario compromiso del pueblo cubano de llevar adelante nuestro proyecto martiano, socialista y fidelista. Haremos llegar, nuevamente, a cada rincón del planeta, el mensaje de que Cuba será siempre una Patria viva, unida y victoriosa”, como dijo el dirigente sindical.

Desde el íntimo aislamiento en el hogar, este Primero de Mayo los escritores y artistas, junto al todo el pueblo cubano, haremos un desfile simbólico y alegre, para demostrarle al mundo que nuestro proyecto Socialista continúa firme, con el respaldo de los trabajadores de esta ínsula.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.