Creado en: febrero 17, 2023 a las 11:02 am.

Sesionó en La Habana I Encuentro sobre Racismo y Esclavitud

Foto: Cubaliteraria

Por Daniela García

Como parte de las novedades que la gran fiesta de la literatura cubana trae en esta trigésimo primera edición, se llevó a cabo el I Encuentro sobre Racismo y Esclavitud, un espacio donde se debatieron interesantes aristas de las relaciones culturales y raciales dentro de la sociedad cubana desde los puntos de vista de tres estudiosos destacados de la temática.

La profesora e investigadora titular de la Universidad de La Habana, Mercedes García Rodríguez cautivó a la audiencia con un análisis exhaustivo de su ponencia El Asiento Inglés de Negros. Factores, introducción de esclavos y contrabando. Este trabajo, que según su autora aún se encuentra en proceso de investigación, revela datos e historias muy poco conocidas y en algunos casos inéditas sobre el sistema de asientos que precede a la trata negrera del siglo XVII en Cuba.

La también Doctora en Ciencias Históricas ofreció una explicación minuciosa a los presentes sobre estas prácticas que constituyeron en su momento un sistema económico y de corrupción de límites insospechados, en la que varias compañías que se dedicaban a la trata convirtieron a Jamaica y Barbados en almacenes de seres humanos que luego serían traídos bajo las más crueles condiciones y vendidos como mercancía en Cuba y otras partes de América y el Caribe.

García Rodríguez resaltó también términos que poco se conocen por los cubanos cuando se habla de esclavitud como «cabezas de negro» o «piezas de India»; como llamaban los inhumanos vendedores de esclavos a los que se encontraban en una estatura de 1.75 metros, la ideal para los trabajos forzados a que eran sometidos.

Otro de los invitados del encuentro, el escritor puertorriqueño Héctor Bermúdez Zenón, haciendo particular alusión a la discriminación racial que aún persiste en la sociedad global pidió a los presentes un minuto de silencio para todos los fallecidos a causa de la cruel esclavitud y la trata negrera implantada durante el período colonial.

El investigador boricua hizo un recuento a los espectadores sobre la manera en la que se llegó a publicar el libro Narciso descubre su trasero. El negro en la literatura puertorriqueña de Isabelo Zenón Cruz, su sobrino, del cual figuró como editor.

Este texto, que surgió como tesis en opción al grado de licenciatura de Zenón Cruz, fue una sacudida para la sociedad puertorriqueña en la época, pues abordaba con agudeza crítica los maltratos y las discriminaciones a las que era y es sometida la población negra en el país mediante frases y palabras encontradas en la literatura boricua.

La amplia extensión de la indagación de Zenón fue motivo de excusa para que muchos editores pidieran que el escritor redujera su trabajo, en muchos casos con la aspiración de que no saliera a la luz esta verdad encerrada en el  papel. El panelista del encuentro con una suma que reunía en el banco y tras la negación rotunda de editoras de Brasil, Argentina, Chile, Colombia y Perú, se dispuso a editar este libro, el cual vendió la extraordinaria cifra de cinco mil ejemplares en su primera edición en 1974; en una nación donde nadie publicaba más de quinientos libros por su costo tan elevado.

«Este título es una reinterpretación de la historia de Narciso. El libro comienza diciendo “este es el resultado de 33 años de investigación y 33 años de maltratos e injusticia”, y en él el Narciso de Zenón se observa en un espejo distorsionado por la sociedad racista, y lejos de descubrirse el rostro, se encuentra el trasero. Estoy preparando su cuarta edición para marzo de este año y así no sólo conmemorar la abolición de la esclavitud en Puerto Rico, sino a este gran escritor», señaló el panelista.

Bermúdez también hizo un llamado a la conciencia de los cubanos para transformar sus formas de comunicarse con términos que, aunque se utilizan en el argot popular de manera inconsciente en muchas ocasiones, son parte de la cultura racista y discriminatoria que ha trascendido de generación en generación hasta nuestros días.

La Editorial Nuevo Milenio engalanó el cónclave con la venta de ejemplares dedicados al tema racial como Compromiso contra el racismo de la Comisión Aponte de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), los dos tomos del Diccionario Etnográfico de África y el Diccionario de Centroamérica, así como Iconografía de Africanos y Descendientes; todas estas de Jesús Guanche, entre otros títulos.

De esta forma se pretendió llevar no sólo este importante tema a los lectores de la Isla, sino acercar un poco más la alegría de esta 31 Feria Internacional del Libro al Centro Dulce María Loynaz, que por años ha contribuido en la divulgación cultural y literaria cubana.

David López Ximeno, quien moderó este I Encuentro sobre Racismo y Esclavitud, destacó que «la jornada que se enmarca en la celebración de la 31 Feria Internacional del Libro es un intercambio que pretende ofrecer novedad y a la vez continuidad al Evento de Antropología Cultural Fernando Ortiz». Además, hizo hincapié en la necesaria reparación del daño que ha dejado la esclavitud, pues, aunque es largo el período de tiempo transcurrido, «la magnitud de este perjuicio se reproduce hoy en estereotipos y discriminación».

«Es hora de fomentar el derecho al proceso de reparación del continente africano. Pero, esta reparación no la podemos ver solamente por parte de aquellos países que fueron colonizadores, sino también en la propia región africana, donde se produjo una cacería inhumana entre hermanos», señaló el escritor de Fernando Ortiz ante el enigma de la criminalidad cubana; donde se centra en la entrada a los estudios antropológicos del sabio sobre la huella africana en la cultura de la Isla.

(Tomado de Juventud Rebelde)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *