Creado en: julio 3, 2022 a las 06:28 pm.

¡Aquí estamos! La Uneac a las puertas de su Consejo Nacional

Por Nailey Vecino Pérez y José J. Vázquez Ferreiro

Entrevista a Luis Morlote, presidente de la UNEAC / Foto: Liester Amador

El Consejo Nacional, máximo órgano de gobierno de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) integrado por más de un centenar de escritores y artistas de todo el país, retomará sus sesiones presenciales este 8 de julio. La cita acontecerá en el Palacio de Convenciones de La Habana y será una oportunidad para revisar los acuerdos y planteamientos del IX Congreso de la organización, celebrado en junio de 2019; así como para evaluar, de conjunto con el sistema institucional de la cultura, la manera en que se ha avanzado en ese sentido. Además, serán debatidos otros temas de la creación artística y literaria en el país y el modo en que la organización de la vanguardia artística cubana proyecta su trabajo en esta nueva etapa.

El realizador audiovisiual Luis Morlote Rivas, presidente de la Uneac, destacó que en esta ocasión se ha decidido trabajar en cinco comisiones que responden a las asociaciones en las cuales se agrupan los creadores que integran la organización.

 “Vamos a estar trabajando en una comisión que va a tratar todos los temas relacionados con la música y el desempeño de los artistas de esta manifestación; también daremos una mirada a los espacios de la creación escénica, incluidas todas las preocupaciones de los exponentes de la danza, el teatro o las artes circenses. También debatiremos sobre todo lo relacionado con la literatura, el mundo editorial, la promoción del libro y la lectura y el ejercicio de la crítica literaria”, resaltó Morlote.

En relación a la Asociación de Creadores del Cine, Radio y TV, señaló que se discutirá sobre las principales preocupaciones del gremio, sobre la entrega de financiamiento a creadores y otros aspectos vinculados con la aplicación del decreto 373 y las productoras independientes. Mientras que, desde el punto de vista de las artes visuales, se dará una mirada a la promoción de las artes visuales y al funcionamiento del sistema de galerías en todo el país, entre otros aspectos.

Por último, en sesión plenaria, la dirección de la Uneac rendirá cuentas a sus miembros de cuanto se ha avanzado en los acuerdos y planteamientos del IX Congreso, celebrado tres años atrás; de los principales avances del trabajo de la Organización en la etapa, y de las insatisfacciones y desafíos del momento. 

“Haremos un resumen de la labor de las 10 Comisiones Permanentes para el Trabajo Cultural, que integran centenares de artistas miembros de la organización, y que, a pesar del impacto de la pandemia, hoy exhiben resultados en la atención a temas relacionados con nuestra sociedad. Son comisiones importantísimas, porque no solo atienden al trabajo en gremio, sino que se relacionan directamente con la proyección social de la Uneac”, añadió Morlote.

Los Consejos Nacionales de la Uneac, -dijo- siempre han sido un espacio para el debate sobre las preocupaciones que tienen nuestros creadores, no solo en el ámbito de la cultura, sino también en la defensa de nuestros valores identitarios, para combatir, por ejemplo, expresiones de discriminación racial y de género, o para plantear y proponer acciones que tienen que ver con el ejercicio de la política cultural de la nación.

Por tanto, este también será un Consejo Nacional para defender y promover el acompañamiento de los escritores y artistas a la defensa de nuestra identidad, como escudo ante el proyecto de recolonización cultural que se intenta desde los centros de poder imperial, con la complicidad de los grandes medios de comunicación y las industrias del entretenimiento.

El Consejo Nacional de la UNEAC retoma sus sesiones este 8 de julio / Foto: Liester Amador

¿Cuánto ha avanzado la UNEAC en el cumplimiento de los acuerdos y temas debatidos en el Consejo Nacional anterior, celebrado en enero de 2020?

“Hay que recordar que el Congreso de la UNEAC dejó una plataforma de trabajo de más de 60 acuerdos y de casi 500 planteamientos en todo el país, y nosotros hemos tenido necesariamente que hacer un trabajo muy serio de articulación con el sistema institucional de la cultura y con otras organizaciones de la sociedad cubana como el Ministerio de Educación, el Ministerio de Cultura y el Instituto Cubano de Radio y Televisión para atenderlos de manera sistemática.

“Llegamos a este Consejo Nacional con la solución de un gran número de temas que se plantearon durante nuestro IX Congreso. No quiere decir que todos se hayan resuelto, ni tampoco quiere decir que no hayan surgido nuevos temas de preocupación, pero creo que este Consejo va a cerrar una etapa de trabajo en la cual los acuerdos y planteamientos que cumplimos serán revisados y donde, como es lógico, tendremos que centrar nuestra mirada en los que no se han podido materializar e incorporar a nuestra agenda nuevos temas que hoy son prioridad para los miembros de la UNEAC.

“Una de las maneras en que se han atendido esos planteamientos ha sido a través de las Comisiones Permanentes para el Trabajo Cultural que tiene la organización, pero también a partir de los encuentros sistemáticos que hemos tenido con las autoridades en todos los territorios y con la dirección del país.

“Hay que decir que hemos tenido un ejercicio modélico de democracia conducido por el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien mensualmente nos ha convocado para revisar con las autoridades gubernamentales e institucionales la marcha de esos acuerdos y planteamientos, y ese ha sido un ejercicio muy importante porque de ahí se han proyectado políticas que no solo van a la UNEAC, sino que van al sector gubernamental e institucional. Esta es una práctica que no es nueva; el Comandante en Jefe Fidel Castro concibió una manera muy novedosa de relacionarse con los intelectuales. No faltó nunca a un encuentro, un Congreso, un Consejo Nacional de la UNEAC. Son disímiles las maneras en que Fidel estableció ese diálogo cotidiano con los escritores y artistas. De esos diálogos surgieron políticas en el país y, sin dudas, el presidente Díaz-Canel hoy también lo está haciendo”.

¿Qué desafíos tiene la UNEAC de cara a los próximos años?

“Yo creo que desde el propio IX Congreso y luego de estos tres años, en que la UNEAC, como todos los espacios de nuestra sociedad, estuvo fuertemente impactada por la pandemia y la imposibilidad de funcionar con normalidad, hay un desafío fundamental en el trabajo de la organización, que tiene que ver con ser más activa en su funcionamiento. La UNEAC tiene que parecerse a su tiempo.

“El proceso de crecimiento ‘Aniversario 60’ que ahora mismo está abierto en la organización responde a la necesidad de que se incorporen creadores de todas las generaciones. A nosotros nos hace falta que los creadores más destacados de las nuevas generaciones también estén presentes en nuestras filas como lo hicieron los padres fundadores y los de otras generaciones que hoy la integran.

“Otro reto es seguir interactuando con el sistema institucional de la cultura, poniendo las prioridades de los escritores y artistas en primer plano. A veces, hemos sido una organización mansa, asentidora, dócil…, y yo creo que eso no tiene nada que ver con el papel que le otorgó Fidel a la UNEAC. Fidel quería una organización crítica, beligerante, activa, que participara en la creación de un modelo de relación, de articulación y diálogo democrático con el sistema institucional de la cultura, que permitiera que esas instituciones respondieran a las necesidades de los creadores.

“No se puede perder de vista la complejidad del momento económico que vive el país, la manera en que se ha arreciado el bloqueo, la manera en que se han establecido desde el exterior políticas muy agresivas contra la Revolución Cubana y contra las instituciones. No se pueden olvidar los constantes ataques que ha tenido la cultura cubana, que ha estado focalizada como un espacio para destruir la Revolución a partir de demonizar a los creadores que respaldan al proceso revolucionario. Esos son temas que hay que tenerlos siempre en la mira.

“Yo siempre recuerdo a Fidel cuando pensaba en la UNEAC como un espacio de contrapartida a la institución, y ese es un papel que la organización tiene que seguir teniendo dentro de sus prioridades.

“La UNEAC tiene el desafío de funcionar más como cuerpo armónico en todo el país. Yo percibo a veces diferencias entre lo que, por ejemplo, los medios de comunicación y nuestras propias plataformas digitales promueven de la creación artística y literaria en la capital con lo que se refleja de lo que sucede en otros territorios del país. Nuestros creadores durante la pandemia, por solo citar un ejemplo, estuvieron en las comunidades, nuestras sedes se convirtieron en vacunatorios, se hicieron brigadas artísticas para ir a centros de aislamiento e instituciones hospitalarias; y eso ocurrió a lo largo y ancho de todo nuestro país.

“Hay que reconocer el trabajo de la organización y el aporte de los creadores desde todos los comités provinciales y municipales. Este tiene una gran importancia en áreas como el trabajo cultural comunitario y muchas veces eso no lo logramos ubicar en el contexto mediático nacional. Esa debe ser una prioridad del trabajo de la organización.

“Dentro de los desafíos está también el de continuar promoviendo la obra creativa de nuestros escritores y artistas, a partir del aprovechamiento de los medios de comunicación, incluidas las redes sociales”.

El Consejo Nacional se dedica al 120 aniversario del natalicio del poeta nacional, Nicolás Guillén…

“Este Consejo Nacional está inspirado en Nicolás Guillén. La manera en que lo hemos convocado responde a esos bellísimos versos donde dice: ‘aquí estamos’. Seguimos estando aquí. La UNEAC, 61 años después, con nuevos desafíos, sigue estando aquí, sigue teniendo una presencia en la vida de la sociedad. Y el hecho de que se recuerde a la figura de Guillén de manera especial en este Consejo Nacional, tiene que ver también con recordar el compromiso suyo y el de otros fundadores con la organización, quienes se entregaron a la idea de fundar este proyecto de obra colectiva que es la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

“Las generaciones que nos hemos incorporado luego, tenemos el deber de recordarlo, de ser fieles a esa entrega; tenemos el deber de proyectar una organización comprometida totalmente con esa entrega de sus días fundacionales”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.