Creado en: enero 5, 2022 a las 09:02 am.

Casa del Alba: Documentos de La Revolución Cubana 1965 a 1968

Publicado por la Editorial Ciencias Sociales, la amplia explicación sobre este  valioso volumen múltiple puede apreciarse a través de las siguientes direcciones en internet: link es de la librería virtual: https://www.superfacil.net/libreria/productos.php; #DefendiendoCuba; #CubaVa;   #CubaViveyVence y #CubaEsCultura

Investigación promovida por el proyecto Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO)

En la amplia investigación promovida por el proyecto Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), Programa-Cuba, Universidad de La Habana, igualmente participaron las doctoras Delia Luisa López García y Tania Caram León, quienes junto a Bell Lara procesaron innumerables documentos, entre estos miles de páginas de la prensa y otras fuentes, para finalmente seleccionar y analizar cerca de trescientos escritos que los autores consideraron representativos de la época, los cuales organizaron con un criterio lógico histórico, agrupándolos en unidades de acontecimientos y  procesos a los que hicieron respectivas presentaciones para su mejor comprensión. Con tal fin, cada año consta de una introducción o caracterización y una cronología.

Entre las principales fuentes consultadas se destacan las obras Documentos para la Historia de Cuba (cuatro tomos),  de la Doctora Hortensia Pichardo; La Revolución Cubana 1953-1980. Selección de Lecturas (dos tomos), de colectivo de autores de la Academia Máximo Gómez de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR); así como investigaciones y publicaciones sobre la economía, la política y la vida social cubana y latinoamericana realizados desde 1966 hasta la actualidad.

Contribuir al mejor conocimiento del primer septenio de la Revolución Cubana

Los prestigiosos especialistas se plantearon como problema a resolver la interrogante de cómo hacer accesible y utilizable la documentación producida por el proceso revolucionario entre 1959 y 1965 para propiciar su análisis desde sus circunstancias y condicionamientos, y de tal modo contribuir a la recuperación de la memoria histórica de la Revolución Cubana; para  así contribuir al mejor conocimiento del primer septenio de la Revolución Cubana mediante la recuperación, selección y organización de documentos emitidos en esos años y el análisis de los procesos sociopolíticos e ideológicos de la época estudiada.

Según explicó el Doctor Bell Lara Documentos de la Revolución Cubana, publicada en siete libros (uno por año: 1959, 1960, 1961, 1962, 1963, 1964, 1965); cada uno de los cuales consta de una introducción a manera de caracterización sociopolítica e ideológica, recupera trascendentales documentos igualmente relacionados con la reestructuración estatal, la defensa, el énfasis en la ideología revolucionaria, la crítica al marxismo dogmático y a la  discriminación de las mujeres.

Este tipo de obra no existía en Cuba ni en el exterior

El destacado investigador Doctor en Ciencias Filosóficas, Licenciado en Sociología y Master en desarrollo social caribeño apuntó que este tipo de obra no existía en Cuba ni en el exterior y entre sus textos se encuentran documentos emitidos durante el proceso revolucionario, algunos desconocidos o poco divulgados, entre 1959 y 1965, año por año. Su publicación posibilitará, además, el mejor conocimiento de estos temas entre estudiantes, profesores, investigadores e interesados en la ilustración veraz sobre la Revolución Cubana en el país y su trascendencia internacional.

El también profesor Titular y Profesor Consultante de la Universidad de la Habana destacó que los libros correspondientes a 1959, 1960  y 1961 fueron seleccionados por el Instituto del Libro para integrar la Colección 50 Aniversario de la Revolución, los cuales fueron presentados en diferentes escenarios nacionales y han recibo los premios Universidad de La Habana, Alma Mater y Mejor Resultado Científico de FLACSO-Cuba en 2014.

Este minucioso estudio contribuirá igualmente  a la recuperación de la  memoria histórica y al fortalecimiento de la identidad nacional. Documentos de La Revolución Cubana 1965 a 1968, se inserta en la  línea de investigación Cuba: liberación nacional, social y transición socialista,  del Programa FLACSO-Cuba, centro de estudios de la Universidad de La Habana del cual los autores son profesores Titulares.

Un proyecto de investigación de diez años             

El proyecto, según Bell Lara surgió en 2004 como propuesta del Instituto Cubano del Libro para recuperar los principales textos producidos por la Revolución desde 1959 y publicarlos en una serie a cargo de la Editorial de Ciencias Sociales. “Como se puede observar —dijo—, se trata de un proyecto de investigación de diez años (2004-2014).

Para los tres autores de esta valiosa exploración histórica, la comprensión de que los acontecimientos y procesos sociales se originan y desarrollan desde sus propias circunstancias y condicionamientos, constituyó el imprescindible punto de partida de toda la investigación. En tal sentido, según Bell Lara, se avanzó paulatinamente en la identificación de la función y lugar de Cuba en el sistema mundial capitalista, desde su conversión en la primera neo-colonia a escala mundial; así como en la determinación de las consecuencias de esta circunstancia en la estructura social cubana; amén de la valoración de las fuerzas sociales presentes durante los cincuenta y ocho años de República burguesa.

Entre los archivos objeto de análisis también se encuentran las leyes, decretos leyes, regulaciones, resoluciones, textos programáticos, denuncias oficiales y también los discursos, comparecencias televisivas, entrevistas periodísticas, notas diplomáticas y periodísticas, artículos publicados por miembros de la vanguardia revolucionaria en revistas y periódicos de la época, entre otros muchos.

Significativo período del proceso revolucionario

Bell Lara explicó que al analizar la época, los autores llegaron a la conclusión de que entre 1959 y 1965 se registra un significativo período del proceso revolucionario; dentro del cual se llevaron a cabo los más profundos cambios institucionales, socioeconómicos e ideológicos en la sociedad cubana y por ende, se desató una intensa lucha de clases con gran apoyo material del imperialismo estadounidense; se rompieron los lazos y la dependencia neocoloniales, por lo que el gobierno de ese país aplicó el bloqueo y obligó a los gobiernos de Latinoamérica a romper relaciones con Cuba; en tanto se elevó la participación popular, incluida la defensa militar de la Revolución a niveles nunca antes conocidos; se unificaron las fuerzas revolucionarias en una sola organización política: las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI).

En esta etapa, asimismo, se logró la victoria de Playa Girón y se produjo el desenlace de la Crisis de Octubre, dos hitos de alcance internacional. Al ser reestructuradas las ORI después de distintas vicisitudes entre ellas el peligroso sectarismo, se constituyó el Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba (PURSC) bajo métodos organizativos propios; se desplegó una concepción original sobre qué es y cómo llegar al comunismo. Fue firmado el convenio intergubernamental con la Unión Soviética para la masiva exportación de azúcar hacia el gigante multinacional.

En respuesta a varios lineamientos de la política económica y social del Partido y la Revolución

El prestigioso investigador miembro del consejo de dirección de la revista Pensamiento Crítico; profesor visitante del Centro de Estudios de la Realidad Nacional (CEREN), de la Universidad Católica de Chile y del Centro de Estudios Socioeconómicos (CESO) de la Universidad de Chile, subrayó que la investigación culmina en 1965, cuando finalizó una de las contiendas más desconocidas y decisivas en el ámbito de la defensa y la seguridad de la nación cubana: la liquidación del bandidismo mediante su enfrentamiento a través de una estrategia político-militar revolucionaria denominada Lucha contra Bandidos (LCB), que enfrentó entre 1959 y 1965 a 299 bandas que operaron con tres mil 995 alzados contrarrevolucionarios, ocasión en que fue necesario movilizar a cien mil trabajadores y tuvo un costo de unos mil millones de pesos.

Destacó que en este segmento de la historia cubana se constituyeron las administraciones regionales y locales en todo el país, concebidas como órganos para administrar los servicios que no podían ser dirigidos de forma centralizada, y se constituyó el Comité Central del nuevo Partido Comunista de Cuba identificado como un partido de tipo leninista con fuertes raíces martianas.

Resaltó que el proyecto de investigación responde a los Lineamientos 137, 145, 146, 147 y 163 de la política económica y social del Partido y la Revolución, en tanto tributa directamente a un mejor conocimiento de la historia del país, de sus luchas y de la especificidad de su Revolución, todo lo cual contribuye a un eficaz desarrollo del sentido patriótico de profesores, investigadores, estudiantes y lectores cubanos

José Bell Lara

José Bell Lara ha desarrollado labores docentes desde 1963 y de investigación en el ámbito de la filosofía, la política y la sociología, referidas fundamentalmente a los problemas del desarrollo, el subdesarrollo y el socialismo; en este sentido posee un gran número de investigaciones destacadas en estas ramas de las Ciencias Sociales. Ha publicado cerca de una veintena de libros, entre los que se destacan La fase insurreccional de la revolución cubana; Marx y el colonialismo; La transnacionalización del estado latinoamericano; La informatización de América Latina; Globalización y desarrollo;  La nueva América Latina; América Latina: perfiles sociales de los noventa, 1993, 1995. Cambios mundiales. Perspectivas de la revolución cubana, 1999; Integración latinoamericana, un camino inconcluso, con un marcado carácter didáctico; y Combatientes.Sus textos igualmente se han publicado en revistas científicas.

Ha impartido conferencias en universidades de Chile, Colombia, Nicaragua, España, Holanda, Alemania, Hungría y Suiza y ha participado como ponente en múltiples conferencias y seminarios en Cuba, así como en el ámbito internacional.

La Casa del ALBA Cultural de La Habana, situada en la céntrica Avenida de Línea, número 556, esquina a D, en El Vedado capitalino, tiene como propósito promover la creación artística e intelectual, el patrimonio sociocultural y el conocimiento de la historia latinoamericana y caribeña.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.