Creado en: mayo 12, 2021 a las 07:54 am.

Conociendo a José Vega Suñol (II)

Foto tomada de Radio Angulo

Símbolo de éxito para un intelectual es ser invitado a una universidad o institución académica extranjera. Es demostración de la capacidad que ha logrado en su especialidad. Casi todos los testimonios dejados por los profesionales cubanos al retornar de un viaje al exterior giran en torno a su obra y los motivos que tuvieron en plazas extrañas de cursarle una invitación; pero menos se ve lo que signficó la presencia del cubano en esos lejanos universos académicos.

¿Qué le preguntaron? ¿Qué asunto de este archipiélago caribeño despertó más interés? En esta ocasión revertiremos los términos para continuar conociendo al Doctor en Ciencias Sociales José Vega Suñol . 

“He podido visitar algunas universidades extranjeras, tanto en Europa como en Estados Unidos y América Latina. La experiencia ha sido gratificante, en el sentido que me ha permitido exponer parte de mis resultados de trabajo en otras instituciones e intercambiar con colegas que han realizado estudios análogos o cercanos a los míos. Eso permite medir la calidad y el valor de lo que uno hace y compararlo con lo que se hace en otros lugares.

En todas las ocasiones me he sentido como un embajador académico de la historia y la cultura cubana y no he desaprovechado la ocasión para exponer y extender los sentimientos de cubanidad en distintos escenarios. Sobre todo, cuando uno descubre que, en la mayor parte de mundo, Cuba es como un enigma que despierta siempre la inquietud y la curiosidad de muchas personas.

Recuerdo un conversatorio con estudiantes de Ciencias Sociales en la North Carolina Central University en Durham, a teatro lleno. Después de terminar la plática, estuve más de una hora respondiendo a casi dos docenas de preguntas sobre Cuba. Estaban ávidos por conocer de primera mano sobre la Isla, porque consideraban que lo que leían y escuchaban por los medios no era suficiente.

Preguntaban de todo, sobre economía, política, educación, literatura, arte, deportes. Tanto alumnos como profesores. En esas circunstancias se vivencia el orgullo de ser cubano, porque uno percibe como que los otros tienen los ojos puestos sobre la Isla, por una u otra razón. Cuba no es cualquier cosa, Cuba le interesa al mundo. Es lo que he sentido. Y esa impresión también la tuve en otras universidades norteamericanas como Chapel Hill, en el mismo estado de Carolina del Norte y antes la había tenido ya en la República Federal de Alemania, como ocurrió en el Instituto Ibérico y Latinoamericano de la Universidad de Colonia, donde impartí conferencias sobre Cuba con estudiantes de pregrado y posgrado, ¡todos interesados!

Sin embargo, mi estancia más grata y duradera en tierra extranjera, en el plano académico y también en lo personal, fue en Brasil, donde estuve como profesor visitante durante dos cursos, en la Universidad Federal de Pernambuco, en Recife. La cultura brasileña es muy parecida a la cubana y eso me hizo sentir como en casa. La música, los bailes, la idiosincrasia de los brasileños nordestinos es muy similar a la nuestra. Son alegres y festivos, además de muy solidarios y socializadores.

Dicha estancia la aproveché para conocer algunos estados de ese inmenso país y visitar otras universidades en Joao Pessoa, Fortaleza y Belem, donde me invitaron a impartir conferencias o a participar en tribunales académicos. Pude escribir algo sobre esta experiencia y publicarlo en Brasil, además de impartir materias sobre Etnología de Cuba y Patrimonio cultural cubano. De modo que me siento complacido y realizado en ese plano.”

¿Qué proyectos tiene el doctor Vega Suñol para el futuro?

Ha sido muy estimulante para mi haber formado parte del equipo de trabajo del Centro de Estudios de Cultura e Identidad de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Holguín, en estos últimos quince años, y haber compartido parte de mi vida profesional con un grupo de profesores e investigadores valiosos de los que he aprendido mucho.

El CECI está comprometido con la formación posgraduada en Ciencias Sociales en la provincia Holguín, a través de un programa de maestría en Historia y Cultura en Cuba y otro programa de formación doctoral en Filosofía e Historia. En estos programas atiendo los módulos de Teoría de la Cultura y Estudios regionales, aunque las asignaturas se trabajan en conjunto con otros docentes. Una parte importante del trabajo comprende la tutoría a tesis, además del tiempo dedicado a la investigación.

En estos momentos estoy enfrascado en dos proyectos de libros. El primero ya se concluyó y fue enviado a una editorial para su publicación. Incluye varios ensayos relacionados con la historia y la cultura nacional; el segundo, se encuentra bastante adelantado, porque ya ha sido escrito en un 80%, solo me falta completar algunos capítulos y espero concluirlo próximamente.

Su título provisional es “Holguín: antropogénesis histórica del ser local”. Es un estudio sobre la constitución demográfica y antropológica de Holguín, lugar donde he desempeñado toda mi vida profesional como profesor universitario. Es una deuda que tengo con mi identidad local y espero cumplirla,si el tiempo me lo permite.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.