Creado en: marzo 24, 2023 a las 09:37 am.

ICAIC, casa matriz del cine cubano arriba a 64 años de vida

El Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), casa matriz del séptimo arte en nuestro país, exhibe hoy un amplio catálogo de logros capaces de mantener la vitalidad de la industria durante 64 años.

Apenas transcurrieron 83 días luego del Triunfo de la Revolución cuando nació y seis décadas después permanece activo, cada día se renueva con proyectos dirigidos a potenciar la filmografía local, darle espacio a jóvenes, impulsar la representación femenina en el gremio de cineastas e incrementar su repertorio.

Con la premisa de que “el cine es un arte”, la entidad inició su periplo bajo el liderazgo de Alfredo Guevara y el propósito de «organizar, establecer y desarrollar la Industria Cinematográfica, atendiendo a criterios artísticos enmarcados en la tradición cultural cubana, y en los fines de la Revolución», según refieren datos históricos.

Alfredo Guevara junto a Santiago Álvarez. Foto: Archivo CD.

La creación del ICAIC concretó el anhelo de una industria cinematográfica nacional, en tanto propició la preparación y consolidación de la obra de profesionales del sector, como Julio García Espinosa, Tomás Gutiérrez Alea, Santiago Álvarez, entre varios.

Prestigian su catálogo varias de las películas más logradas en la historia del cine cubano, algunas de ellas incluidas en listas internacionales de los mejores filmes del siglo XX, entre ellas Memorias del Subdesarrollo, Lucía, Fresa y Chocolate, La muerte de un burócrata, Los Sobrevivientes, Vampiros en La Habana, entre otras.

Para cumplir con la misión de impulsar la producción y difusión de la obra audiovisual, en los últimos dos años entró en funcionamiento el Fondo de Fomento del Cine Cubano, iniciativa que recientemente anunció su quinta edición, en aras de promover nuevas oportunidades y estrechar el vínculo entre instituciones y creadores. 

De igual forma la entidad ampara la realización de materiales para infantes desde los Estudios de Animación, que también conmemoraron la efeméride con el estreno del filme Fernanda y el extraño caso del mensaje a Figueroa, de Mario Rivas.

A lo largo de más de seis décadas, profesionales relevantes prestigian las páginas de la historia del Instituto, entre los cuales destacan los protagonistas de la exposición ICAIC De Cierta Manera, instalada en el Cine Chaplin y que exhibe fotografías de aquellos involucrados en el desarrollo de la entidad.

La exhibición reúne un centenar de instantáneas atesoradas en los fondos de la institución, los Archivos fílmicos, la Muestra Joven Icaic y la propia Cinemateca de la Isla, con la curaduría de Sara Vega Miche y Daymar Valdés Frigola.

Paralelamente, y a pocos metros del la sala de exhibición, otra exhibición vio la luz en el cine 23 y 12, con la cual la Cinemateca de Cuba se suma a las celebraciones por el onomástico de la entidad.

Curada por los mismos expertos, Carteles: una muestra, parte de una selección realizada entre los pósteres existentes en la Colección de la Cinemateca de Cuba, entre los cuales sobresalen algunos con altos valores gráficos.

Como parte del programa de acciones por el aniversario 64 se presentará hoy, de manera especial, el largometraje El mundo de Nelsito, de Fernando Pérez, la cual es resultado de la colaboración entre el Instituto y la productora española Wanda Films.

Este viernes será, además, la entrega del Premio Nacional de Cine 2023 a la especialista en maquillaje Magaly Pompa, cuyo currículum registra su intervención en más de cuarenta producciones, dirigidas por importantes cineastas cubanos como Manuel Octavio Gómez, Tomás Gutiérrez Alea, Humberto Solás, Enrique Pineda Barnet y Fernando Pérez y de otras latitudes.

Asimismo, el cierre de la jornada de celebración propone un acercamiento a la obra de noveles y experimentados realizadores, que engrosan el catálogo fílmico de Cuba con nuevos cortometrajes, producidos con el respaldo del Fondo de Fomento del Cine en la isla.

En esta ocasión, integran la selección proyectos que muestran diferentes visiones estéticas y temáticas, entre las cuales destaca la inclusión social, el rescate de la memoria histórica, la doble moral y el impacto de internet en la contemporaneidad.

Figura en la selección la cinta #Habanalike, Giselle Lomincher, Tartesso Dune, de Josué García;  La Campaña, de Eduardo del Llano y Guantes sin ring, de Karen Sotolongo, que aproxima a la realidad del boxeo femenino en Cuba.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.