Creado en: mayo 16, 2024 a las 07:39 am.

La Uneac representa el pensamiento de la colectividad

Fotos tomadas del Periódico Venceremos

Ury Rodríguez Urgelles fue electo recientemente como el nuevo presidente del Comité provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en Guantánamo, alta responsabilidad que asumirá a partir de concluido el congreso de dicha organización a nivel nacional.

Precisamente a propósito de esta etapa que inicia, o más bien continúa, porque desde hace años venía como vicepresidente de la organización, conversamos con el director artístico, actor, narrador oral, titiritero, profesor, dramaturgo, diseñador y guionista cubano, que acumula en su trayectoria experiencias de trabajo en el Teatro Guiñol Guantánamo, Cabildo Teatral, la  Compañía del Teatro Dramático, La Barca, su grupo de narración oral, la Cruzada Teatral Guantánamo Baracoa y la Sociedad Cultural José Martí.

Ury es un creador activo, lo mismo se le ve enseñando que narrando un cuento, en la radio, la TV o en múltiples festivales en Cuba, España, Venezuela y Colombia, por eso integra la vanguardia creativa de la provincia hace ya más de 30 años como miembro de UNEAC, un compromiso muy grande en el plano personal y profesional.

“Indudablemente esa militancia, implica un mayor celo y exigencia a la obra de cualquier artista, específicamente te obliga a irla consolidando en el tiempo, no solo desde el plano ideoestético, sino con una concepción integral de la cultura, que debe aportar también en los contextos sociales, comunitarios, con una mirada intencional a la otredad o el receptor, porque la UNEAC te hace pensar más en el otro, en el papel transformador del arte.

“Ese sentir público define la obra que uno va construyendo. Yo creo que pertenecer a esta organización implica asumir con toda la responsabilidad que representas de alguna manera, en cualquier contexto, lo que significa la cultura cubana y eso también es un orgullo, porque se te reconoce que de alguna forma estás aportando a la identidad nacional.

“También está el hecho de que nuestros miembros no se limitan a ese accionar gremial: la UNEAC resume el pensamiento de la colectividad y representa intereses, en función de la defensa de lo mejor de nuestros valores.

“Otra fortaleza para mí lo constituye saber que, desde aquí, de alguna manera uno va construyendo otros caminos o ayudando a que se construyan y aprendiendo mucho más de lo que es el universo del trabajo en las comunidades. Desde la comisión de trabajo comunitario, hemos ayudado metodológicamente a que los proyectos socioculturales se dinamicen, tengan vida propia e impulsen procesos creativos que beneficien a un grupo poblacional en específico.

“Desde el Centro de Intercambio y Referencia-Iniciativa Comunitaria (CIERIC) esa ha sido una de las metas permanentes, poner una plataforma metodológica para aportar a los procesos y resultados de trabajo en la comunidad, abrirle espacios para los apoyos locales e internacionales, fortalecer sus herramientas de trabajo como proyectos socioculturales comunitarios integrales en alianza con Casa de Cultura y otras entidades.

“Para mí eso ha sido todo un encanto, porque es un viaje de vuelta, uno ayuda y la gente también nutre nuestra obra, la fortalece…y esa es la razón de existir de la Cruzada Teatral Guantánamo-Baracoa, por ejemplo, en la que el teatro sirve de nexo entre la tradición oral de las comunidades montañosas y el arte de las tablas, e incluso ayudamos a consolidar un gusto y conocimiento muchas veces superior al de las ciudades”, afirma Ury.

Ursinio Rodríguez tiene más de 30 años de trayectoria artística profesional guardando historias de superación y devoción por el arte, en ese periodo por casi diez años ha estado como vicepresidente, otra faceta que mucho a aportado a su concepción de país, de intelectual cubano…

“Son otros saberes, otras estrategias y aprendizajes que vienen de la mano de la política cultural, pensando cómo implementarla y también colaborar y ayudar a que los procesos creativos desde la política cultural se den, se ejecuten y sean efectivos. Yo vine con otras experiencias de dirección, en la Asociación Hermanos Saíz, una de las grandes escuelas en mi vida pero la UNEAC te abre otro mundo de posibilidades e inquietudes.

“Lo otro es que uno le toca estar en el centro del debate de lo que significa hoy la cultura y en nuestro contexto sus retos, la lucha contra la colonización cultural, la banalidad y por la preservación de la identidad…y yo creo que en ese sentido aún nos quedan deudas, porque debemos seguir tejiendo alianzas para poder determinar y enfocar mejor la proyección de futuro de este país.

“Por eso es bienvenido este congreso, que está muy cercano, hay mucho que debatir sobre el patrimonio cultural, la preservación de esa memoria histórica, la atención a las personalidades (incluso en las comunidades donde hay mucha gente que construye, con saberes que están aún latentes y vivos y a veces están desprotegidos), pero también debemos hablar de la promoción de lo mejor de la música, la danza, el teatro, una literatura que realmente fortalezca la ciudadanía y su intelecto, lejos de enajenarla.

“La asamblea provincial, no solo de Guantánamo sino también de otras provincias, dejó bien clara los logros de nuestra organización, pero también las preocupaciones que emergen en este camino: con la enseñanza artística, los valores humanos, el seudoarte, los nuevos actores económicos, la promoción, las nuevas tecnologías…

“Yo creo que el Congreso viene a poner sobre la mesa muchos temas que van a ser medulares en la aplicación de una política cultural a futuro, y un futuro muy cercano, que repercutirá necesariamente en otras instituciones y esferas como la educación, las juventudes, la niñez.

“Por eso reitero que la apuesta de Guantánamo, a corto y largo plazo debe ser siempre la comunidad, cómo acompañar sus procesos de transformación positivamente y para ello, debemos mantener como premisa que como vanguardia intelectual, hay que seguir activos, porque no podemos dejar de hacer nuestra obra ninguno de los que hemos sido elegidos.

“Al contrario para representar a la UNEAC nuestra obra debe seguir creciendo, incluyendo nuevas propuestas, abriendo más puertas a la creación y a los consumidores de ella, colaborando entre todos para este trabajo que nos está pidiendo el país a favor de robustecer nuestros programas culturales. Toca incluirnos donde sea necesario hacerlo, aportar más y fortalecernos, pensando en el creador, en que de la obra individual, depende la de todos, eso es un reto, seguir adelante juntos y hacer más por Cuba”, concluye Ury.

Consulte además:

Repasan vida cultural pinera de cara a X Congreso de la Uneac

Grandes expectativas hacia el X Congreso de la UNEAC

Asamblea de la UNEAC en Pinar del Río: una apuesta por el crecimiento colectivo

Desde la Uneac en Artemisa mucho que mostrar en el X Congreso de la organización

Defender la cultura sin dejar de responder ninguna inquietud y buscando soluciones allí donde existan

En defensa de la Política Cultural de la Revolución escritores y artistas en Matanzas

Entre espinas y flores, salvar la cultura

Comprometidos escritores y artistas de Villa Clara a pensar y construir desde la cultura

Solo con la Cultura

Insisten desde Sancti Spíritus en unidad para seguir revitalizando vida cultural

Debate vanguardia artística y literaria en Ciego de Ávila sobre la defensa de la cubanía

Instan a artistas en Camagüey a salvaguardar la identidad

Apuestan en Las Tunas por salvaguardar el patrimonio cultural de la nación

Abordan artistas en Holguín importancia del trabajo comunitario

Abogan creadores de Granma por preservar legado cultural

Unidad, creatividad y salvaguarda cultural: pilares del X Congreso de la UNEAC en Santiago de Cuba

UNEAC guantanamera debate temas medulares para la cultura

X CONGRESO UNEAC: Artistas e intelectuales tienen la palabra entre el 15 y el 30 de abril en Asambleas de Balance de los Comités Provinciales 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *