Creado en: octubre 19, 2021 a las 02:53 pm.

Reconocen a creadores granmenses con la condición Maestro de Juventudes 2021

Entrega del Premio Maestro de Juventudes al artista granmense Manuel López Oliva

La Asociación Hermanos Saíz, en su 35 aniversario reconoció la labor de los creadores granmenses René Reyes Blázquez y Manuel López Oliva con la condición Maestro de Juventudes 2021. Ambos miembros de la Uneac, cruzan las fronteras de las siete décadas y siguen desarrollando su obra en el campo de las artes escénicas y plásticas, respectivamente. Han dedicado parte importante de sus vidas a la Enseñanza Artística, no solo desde el aula, sino a través de la ética y estilos de vida coherentes con la creación.

Para Reyes Blázquez recibir el Maestro de Juventudes es  júbilo, emoción y lo remonta a los primeros años de su larga historia en el sector de la Cultura como fundador de la Brigada Raúl Gómez García, antecesora de la AHS.

En su vida artística siempre ha estado vinculado a los jóvenes, en la tarea de formar, educar encaminar, relacionarse en proyectos con ellos, lo que para él es un privilegio y le hace sentir gran agradecimiento por esta distinción.

Considera René, director fundador de la Guerrilla de los teatreros, que la AHS aglutina por generaciones a los jóvenes creadores y desempeña un papel importante en la vanguardia del sector artístico y la continuidad de la labor que se viene realizando hace décadas.

«Lo que nos queda es entregar el tesoro de nuestra experiencia para que ellos puedan seguir defendiendo con éxito la cultura de nuestra Revolución», afirma el pedagogo y formador de centenares de actores, mimos y titiriteros.

El Maestro Manuel López Oliva ( Manzanillo 1947), crítico de arte, ensayista y artista de la plástica es fundador de las primigenias Brigadas artísticas formadas por la Revolución. Evoca el Consejo Popular de la Cultura en el municipio y el papel aglutinador de esa institución, su funcionalidad y operatividad tan necesarias en la actualidad.

Asume a la AHS  como una organización juvenil que vive un proceso dinamizador y modernizador, que la lleva a abordar los problemas del arte y la Cultura, a atraer a los mejores artistas y a la vez preservarlos de las formas más inhumanas del  mercado que vanaliza en muchas oportunidades el producto artístico.

Para López Oliva el reconocimiento  Maestro de Juventudes acorta distancias entre generaciones y es una invitación al diálogo entre unos y otros. A él en lo particular lo motiva a seguir trabajando, a aportar a partir de su experiencia junto a la visión nueva del arte joven, defendiendo lo auténtico, con esa máxima martiana de que las cosas cuando son sinceras son nuevas, y afirma que eso hay que defenderlo.

Sorprendido con el reconocimiento, quién es portador del  Premio Nacional de la Crítica Guy Pérez Cisneros por la obra de toda su vida y en fecha más reciente de la Medalla Alejo Carpentier, afirma que no se trabaja para reconocimientos, aunque no niega su regocijo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.