Creado en: noviembre 12, 2021 a las 02:54 pm.

Declaración del intelectual cubano Ernesto Limia

Tomado de las redes sociales del autor

No había querido pronunciarme porque Yunior García Aguilera tiene un doctorado en victimizarse, una y otra vez se comporta como un sietemesino moral. Pero me obliga la última “declaración” de este individuo entrenado por los expertos —y sus programas— del tanque pensante que dirigió William Burns hasta su designación como director de la CIA, ahora estimulado desde La Habana por el oficial de la estación local de la agencia, Alexander Carroll.

La Revolución Cubana, las revolucionarias y revolucionarios de Cuba, no dialogamos con agentes enemigos. La Cuba mambisa, de la que tanto hacen referencia ellos cuando quieren manipular, establecía el fusilamiento tras un juicio sumario. La Cuba digna, heredera del legado independentista y antianexionista de Céspedes y Martí no transa con mercenarios ni vendepatrias.

Debo recordarle que el Apóstol que intenta esgrimir, antepuso la patria de José de la Luz y Caballero —en cuyas aulas se formó buena parte de la generación que se lanzó a la manigua en 1868, incluidos Francisco Vicente Aguilera, Perucho Figueredo e Ignacio Agramonte—, a la patria de Rafael Montoro, el Príncipe de la Oratoria, gran intelectual, sí, que legitimó al Cuerpo de Voluntarios y primero caminó de rodillas ante España, al punto de llegarse hasta el Palacio de los Capitanes Generales para felicitar al carnicero de Valeriano Weyler tras la caída en combate del general Antonio Maceo en Punta Brava, y luego lo hizo ante la bota yanqui que nos dejó incrustada en la espalda la Enmienda Platt.

En todo caso, estamos dispuestos a conversar en igualdad de condiciones y con estricto apego a nuestra soberanía, con el gobierno que les paga, cuando en la Casa Blanca acaben de darse cuenta de que estos “líderes” de laboratorio Made in USA no tienen liderazgo sobre nuestro pueblo, porque no responden a los anhelos de justicia e igualdad social de sus bases populares.

Mienten, manipulan y se victimizan porque les falta valor para quitarse el antifaz. Aunque a fuer de ser objetivo, no pueden hablar ni actuar con transparencia, aunque lo quisieran, debido a que responden a una agenda extranjera y deben regirse al guion elaborado en Washington. La historia, vengadora de los pueblos, se encargará de dictar sentencia. Nosotros seguimos en combate, luchando por la paz y la vida, con la letra del Himno de Bayamo marcando nuestro camino: “…morir por la patria es vivir”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.