Creado en: octubre 22, 2022 a las 02:43 pm.

La Uneac por la cultura cubana

La Uneac en Ciego de Ávila, este 20 de octubre, tuvo su momento de esplendor en la gala por el Día de la Cultura Cubana. El cine Carmen fue el lugar escogido para cita. Y el espectáculo fue sobrio y con atisbos de buen gusto.

No por gusto fue dirigido por el maestro José Félix Rópeda, con una amplia carrera en el mundo del espectáculo y que ha sabido poner el nombre de la provincia, y el de Cuba, bien en alto en disímiles espacios extraterritoriales de la nación.

En primera fila, y conduciendo el espectáculo, estaban los locutores Alberto Fernández Pena y Yudeisy Viera Miranda, presidente y vicepresidente del Comité provincial de la Uneac, respectivamente. Y en ellos estaba el espíritu libertario y de compromiso de nuestra membresía. Verlos en el escenario fue un soplo de aliento para nuestros artistas más activos.

Ambos recibieron reconocimientos y las medallas por los 45 y 25 años de entrega al desarrollo cultural de la provincia. Artistas que detrás del micrófono, y ante las cámaras, han sido la imagen y voz de una provincia famosa por sus portales y poetas. Una provincia que apuesta por el futuro y la dignidad del arte.

Vale el orgullo de pertencer a una organización que si bien no ha podido en la vida artística de la ciudad por la reparación capital de su sede, no ha dejado de estar activa y de echar batalla a todo lo mal hecho. Por ellos, sus comisiones permanentes de trabajo han sido más que puntuales para que el ejercicio del criterio fluya. Y que fluya bien. Y que después los decisores den respuestas y ofrezcan soluciones.

La noche fue propicia para que nuestros artistas José Félix Rópeda Paso, Ángel Morán, Héctor Luis De Posada, recibieran medallas Raúl Gómez García y 45 aniversario de la CTC.

También, para que la Uneac se reconociera como un colectivo destacado, y su sección sindical, llevado de la mano por nuestro Humberto Conde de la Paz, recibiera su lauro 45 aniversario. Y el Comité municipal de la Uneac en Morón, por ser referencia de entrega y profesionalismo cultural. Además, se reconoció la labor inmensa de nuestro Santos García Simón al frente de Cultura avileña, en 1976, cuando se creaba lo que luego sería el Ministerio de Cultura.

Méritos de sobra tiene este colectivo laboral para seguir, junto a otros, impulsando a un país desde la cultura y el buen arte.

Sobre el escenario, la figura de nuestros miembros también aportó brillantez y calidad.

La actriz de Teatro Primero, Mailín Cabrales Veliz, brilló en su declamación del fragmento del poema Elogio de un poeta a su isla antillana, de Ernesto Víctor Matute. Magistral interpretación.

Es de resaltar la calidad del histrionismo con que Mailín supo defender este texto como si estuviéramos hablando de su participación en un festival para declamadores. Había que ver la expresividad de su cara, sus ojos al soltar cada verso, cada estrofa. Y la manera tan oportuna de partir ese poema en dos para hacer más intensa su expresividad.

A pesar de que la tecnología no pudo ayudarla en escena, Mailín no se amilanó y puso garras en el intento, lo mejor de sí misma, para regalarnos una interpretación de oro que terminó con la feliz idea de recibir una bandera cubana, de la mano de una niña. Encuentro generacional.

Otro momento musical, de la voz de nuestra miembro Oristela Pérez Betanzos, estuvo cargado de lirismo y buena vibra. Su manera de cantar Alcé mi voz, de Roly Rivero, le hizo evocar, a muchos, a la mismísima Ivette Cepeda quien consiguió rescatar el tema y llevarlo a un lugar hermoso en la cancionista cubana.

En la hora y media que duró esta gala, la Uneac retumbó entre las paredes de aquel lugar. Y quedó bien en claro, que para nosotros, la apuesta por la cultura cubana, por los valores humanos y principios revolucionarios siguen en pie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *