Creado en: julio 13, 2022 a las 09:31 am.

Una leyenda de la trata negrera protagoniza el Sábado del Libro

Sábado del Libro / Foto del autor

Por Dino A. Allende González

El espacio de promoción literaria Sábado del Libro, acercó a su público hacia uno de los capítulos más sórdidos de la Historia Moderna, la trata negrera, utilizando como pretexto la presentación de la novela Mongo Blanco (Editorial Arte y Literatura, La Habana, 2021), del actor, guionista y escritor español Carlos Encinas Bardem (Madrid, 1963). En esta ocasión la presentación del libro estuvo en manos del ensayista y escritor David López Ximeno, así como también de Anderson Calzada Bermúdez, editor del volumen y fue moderado por Yoel Legones Vázquez.

De acuerdo con lo expresado en la parte inicial de la nota de contracubierta “Mongo Blanco es una novela desgarradoramente vívida, punzante, que hace sangrar el alma cuando el lector se sumerge en sus páginas” y toma como referente principal un personaje que existió y puede ser considerado una leyenda dentro del complejo y despiadado mundo del comercio de esclavos africanos hacia las plantaciones del Caribe, el sur de los EE.UU. y Brasil: Pedro Blanco Fernández de Trava, conocido también como como el Mongo de Gallinas (Málaga, 1795 – Génova, 1852? Barcelona, 1854?), pirata y negrero español radicado en río Gallinas (Sierra Leona); y miembro de la sacarocracia cubana durante la primera mitad del siglo XIX. 

Al inicio de su intervención López Ximeno lamentó la ausencia del autor, debido a que este no le fue posible asistir y a continuación agradeció a la editorial Arte y Literatura haberlo invitado, pues conideró una responsabilidad presentar el mundo real de Pedro Blanco y sobre todo el contexto de la trata negrera, que según su punto de vista dejó huellas importantes en el acervo cultural, etnográfico, geopolítico, social y humano de épocas posteriores al momento en que se desarrolla la novela y en determinados aspectos no ha sido lo suficientemente investigado. Precisó que si bien la misma tomó como protagonista un individuo real y está avalada por un proceso investigativo que realizó el autor durante un lustro, donde fueron revisados un gran número de documentos, entre los que sobresale el llamado Reglamento de Esclavos o Códigos negreros (1842); así como una biliografía que incluye Los negros esclavos de Fernando Ortiz; Pedro Blanco el negrero. Mito, realidad y espacios, de la Dra. María del Carmen Barcia (Ediciones Boloña, La Habana, 2018); así como la novela Pedro Blanco, el negrero, de Lino Novás Calvo (publicada en 1933), el lector no está frente a un argumento que pretende reconstruir literalmente la Historia y ni siquiera se trata de una biografía más o menos lineal del protagonista, sino que a través de su trama Bardem desarrolla facetas poco conocidas o sencillamente ignoradas de Pedro Blanco mediante un proceso de acto creativo donde sobresalen “sus valores etnográficos y culturales mediante un ritmo cinematográfico”, que en el afán de llenar vacios nos refuerza sin embargo la impronta de este personaje tan tétrico y controvertido en su época, hecho que se refuerza debido a que, según Ximeno, “la naturaleza humanista del escritor impide que afloren sentimientos de alabanzas a la dominación”.

Por su parte Anderson Calzada Bermúdez consideró que Mongo Blanco es una excelente novela que recrea su argumento de modo tal que por momentos el lector pudiera pensar que la vive en paralelo a los personajes de esta. Precisó que el apelativo de Mongo, que identifica tanto al protagonista de la novela como a su prototipo en la realidad reflejaban la ascendencia del mismo en su contexto y lo identificaban como una suerte de rey en el mundo de la trata negrera, y al igual que lo hiciera en su intervención López Ximeno, reiteró que “más que una novela histórica, este libro debe ser leido con un sentido crítico a partir de un conjunto de detalles que personalizan a este personaje y muestra la inhumanidad que representó el flagelo de la esclavitud”.

De tal suerte, los asistentes a la más reciente presentación del Sábado del Libro asistieron a un singular ejercicio de acercamiento a una etapa ciertamente desgarradora en el proceso de conformación de la sociedad capitalista en Europa durante casi tres siglos, desde una óptica que respeta y enriquece su diálogo con el lector sin sacrificar para ello la calidad formal del producto literario. En ese sentido quizá una prueba de esta afirmación lo constituya el hecho de que esta novela fuese galardonada con el premio Espartaco a la mejor novela histórica en la Semana Negra de Gijón en 2020, lo que de cierta manera validaría lo expresado en la parte final de la nota de contracubierta a esta edición cubana: “la novela sojuzga, enternece, enfurece y asombra de que las atrocidades descritas en esta obra, fueran cometidas por el ser humano”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *