Creado en: enero 19, 2023 a las 01:01 pm.

Vuelve el espacio Cinema Paradiso a la Cinemateca de Cuba

La Cinemateca de Cuba, en su afán de trabajar con el cine, por el cine y para el cine, retoma —después de un período de receso en el mes de diciembre— las proyecciones al aire libre en el patio de su edificio sede, según dio a conocer Luciano Castillo, director de esa institución y crítico e investigador cinematográfico.

El espacio, bautizado con el nombre de Cinema Paradiso, en honor a ese clásico contemporáneo que incita el amor al cine, se desarrollará el próximo jueves 19 de enero a las 6:00 pm en el patio de la Cinemateca, en calle 11, número 806 entre 2 y 4, El Vedado.

La película elegida para esta ocasión es el imprescindible filme francés Los 400 golpes (1959), dirigido por François Truffaut, todo un clásico. Nominada al Oscar y al BAFTA, y considerada una de las mejores películas de todos los tiempos, la cual logró el premio de Mejor Director en el prestigioso Festival de Cannes y el premio de Mejor Película del Círculo de Críticos de Nueva York.

En colaboración con el Instituto Goethe, que brinda soporte técnico, y La casa de la bombilla verde, que traslada su barra al patio de la Cinemateca, este espacio mensual de la Cinemateca es una forma diferente de apreciar el cine, al aire libre, con un trago en la mano, pero siempre a pantalla grande. 

Sobre Cinema Paradiso

Cinema Paradiso (Nuovo Cinema Paradiso) es una película italiana dramática estrenada en 1988, ganadora del Óscar a mejor película de habla no inglesa. Con guion y dirección de Giuseppe Tornatore, este drama constituye un retrato sentimental de la Italia de la posguerra y una declaración de amor al cine.

El largometraje original duraba 155 minutos, pero debido al bajo éxito que obtuvo en Italia, se redujo a 123 minutos para su estreno mundial, lo que ayudó a mejorar su taquilla, convirtiéndola en un éxito a nivel internacional. Está protagonizada por Jacques Perrin, Philippe Noiret, Leopoldo Trieste, Marco Leonardi, Agnese Nano y Salvatore Cascio. La música y banda sonora original de la película es de Ennio Morricone y su hijo Andrea Morricone, quien compuso el tema de amor.

Los 400 golpes

Los 400 golpes (título original en francés: Les quatre cents coups) es una película francesa dramática de 1959, rodada en DyaliScope, ópera prima de Truffaut. Protagonizada por Jean-Pierre Léaud, Albert Rémy y Claire Maurier, es una de los filmes definitorios de la Nouvelle Vague (la Nueva Ola), y muestra muchos de los rasgos característicos del movimiento.

Escrita por Truffaut y Marcel Moussy, es la historia de Antoine Doinel, un adolescente incomprendido en París que lucha con sus padres y maestros debido a su comportamiento rebelde. Rodada en París y Honfleur, es la primera de una serie de cinco películas en las que Léaud interpreta el personaje semi-autobiográfico basado en Truffaut.​

Los 400 golpes vendió en Francia más de 41 millones de entradas, por lo que es la película de más éxito de Truffaut en su país de origen y está ampliamente considerada como una de las mejores películas francesas en la historia del cine; en la encuesta de críticos de 2012 de Sight & Sound sobre las mejores producciones cinematográficas de todos los tiempos, apareció en el puesto 39​. Sobre esta producción ha expresado la crítica especializada que «Asomarse a Los 400 golpes implica, en cierto modo, redescubrir el cine (…), película mágica que es tanto un grito de rebeldía como un soplo de vida».

Los 400 golpes: Sinopsis

Antoine Doinel es un adolescente parisino no especialmente querido por su familia. Su madre, que lo tuvo de soltera, tiene una conducta severa con él. Su padrastro, por su parte, hace lo posible por tolerarlo.

La falta de atención de su familia hace de Doinel un alumno díscolo en el colegio, pero sus travesuras colman la paciencia de su profesor Sopruss. Un día, falta al colegio junto con su amigo René: allí verá lo buena que es la vida fuera de la escuela, así como cruda y real tras encontrar a su madre con un amante. Esta huida del colegio hará que Antoine comience a meterse más en problemas, hasta tal punto que tras sacar un cero en una composición en la que prometió una buena nota a sus padres, se escapa con su amigo y cometen más travesuras.

Un día, al intentar robar una máquina de escribir de la oficina de su padrastro, es descubierto y con el consentimiento de sus familiares, acabará en el reformatorio sin su mejor amigo, solo. Pero cumple un gran sueño que tenía desde pequeño: ver el mar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.