Creado en: julio 29, 2022 a las 12:21 pm.

Anuncian Premios David 2022

Los Premios David 2022 se entregaron hoy en la sala Villena de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). El certamen, nombrado con el seudónimo de guerra de Frank País, reconoció una vez más la obra inédita de jóvenes creadores.

De los 29 poemarios entregados al jurado, presidido por Rafael Acosta de Arriba y conformado por Maria Liliana Celorrio Zaragoza y Carmen Serrano Coello, se decidió otorgar mención a Carlos Manuel Gómez Pérez, por Breviario de abordo con las enfermedades de Cristóbal Colón. Este texto sobresale por su lenguaje visceral y dominio de la versificación libre.

El cuaderno ganador fue La de abajo, de Lisett D. Páez Cuba, destacado por el monólogo sensorial, cargado de erotismo y sensualidad. La escritora confesó que buscaba respetar la poética del espacio y reflejar cómo las posiciones que parecen menos privilegiadas tributan virtudes e impulsan a escribir versos. Diferentes temas y motivos aparecen a lo largo del volumen inspirado en la novela mexicana Los de abajo, de Mariano Azuela González, y en la obra del poeta cubano Sergio García Zamora, de Santa Clara .

«Muchas veces es un juego erótico en el libro desde lo que significa la multiplicidad de parejas, libros y saberes. Tiene una doble connotación de qué significa la libertad en un sentido corporal, expresivo, pero también la libertad lírica de expresión como persona», explicó la autora.

En la categoría de novela, Ernesto Adrian Monzón recibió la mención con la obra El violín por sus características estilísticas y argumentales. El jurado estuvo encabezado por Mercedes Melo Pereira junto a los escritores Diana Fernández y Rogelio Riverón. Por su parte, la periodista Janelle Pumariega resultó ganadora con su historia Elipsis o La música de dónde vienen las palabras, obra que se mueve entre la imaginación y la demencia, la realidad y los sueños.

«Es una novela muy personal, íntima, con detalles autobiográficos. Esta narra la historia de un adolescente que estudia en la vocacional Lenin y que paradójicamente durante todo el tiempo de beca descubre los secretos oscuros de su familia. Se mueve entre el realismo, las relaciones sociales y el surrealismo porque tiene varios saltos temporales y elementos fantásticos. El libro está dedicado a mi abuelo, que falleció recientemente. En los últimos momentos de su enfermedad tuve un sueño con él y de alguna manera esa conversación me sugirió el título. El lector va a darse cuenta que hay una relación muy profunda entre el personaje principal y su abuelo, que será una especie de guía o faro para todos sus descubrimientos», confesó Janelle Pumariega.

El presidente de la Asociación de Escritores, Alberto Marrero, resaltó una vez más la importancia de promover las voces jóvenes de la literatura cubana y potenciar el desarrollo del ensayo histórico social.

El Premio fue entregado en el marco del 120 aniversario del natalicio del poeta Nacional Nicolás Guillen y el 61 de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.