Creado en: noviembre 24, 2021 a las 10:10 am.

Comisión Aponte: luchar contra el racismo y promover el legado cultural africano

Comisión Aporte. Fotos del autor


Con la seguridad de no olvidar a nadie y de sumar, incorporar a todos aquellos que quieran aportar a la lucha contra el racismo y la promoción del legado cultural africano en Cuba, para hacer una patria digna, comenzó la reunión de la Comisión Aponte en la voz de su presidente, Pedro de la Hoz, la tarde del martes 23 de noviembre en los portales de la sede central de la UNEAC.


Al lamentar las consecuencias de la pandemia, que ha hecho ralentizar todos los procesos – incluyendo la planificación del trabajo que tenían previsto y la disponibilidad de recursos –, estimuló a los presentes a redoblar esfuerzos a partir de ahora para hacer avanzar la agenda de la Comisión. Recordó los inicios de la Comisión en 2009, por impulso de Miguel Barnet, y destacó el importante logro que significó el Programa Nacional contra el Racismo y la Discriminación Racial en 2019, cuya Comisión gubernamental la encabeza el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez. Señaló, además, la necesidad de fortalecer alianzas con el activismo antirracista para trabajar de forma sistemática, no como algo episódico ni de campañas, y dejando fuera los personalismos.


En esta primera reunión presencial, que contó con la asistencia de la Vicepresidenta Primera de la UNEAC, Marta Bonet, el vicepresidente de la Comisión Rolando Julio Rensoli presentó un resumen del trabajo realizado desde marzo de 2020 y resaltó que el desplazamiento al escenario virtual, a través de las redes sociales y en los medios audiovisuales, permitió mantener el intercambio con los demás miembros y las provincias, además de realizar actividades emergentes.


Entre otros elementos, destacó la ampliación de vínculos con organizaciones afines, como la Fundación Nicolás Guillén, la Fundación Fernando Ortiz y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO); la realización de las Jornadas Maceistas y los homenajes a Mariana Grajales y a Martin Luther King; la conmemoración del día de la cultura africana y otros; la transmisión de entrevistas y la participación en programas televisivos; la presentación de libros, como el título “Pensar en colores”, de Bienvenido Rojas; la continuada coordinación y apoyo para la construcción del monumento a José Antonio Aponte, en Mayabeque; las relaciones de trabajo con la Red Barrial Afrodescendiente, la Red de Mujeres Afrodescendientes y otros; y la elaboración de boletines provinciales. Entre las tareas más inmediatas señaló la propuesta de realizar la plenaria de la Comisión el 19 de enero del 2022, para actualizar el plan de actividades y decidir el programa para el futuro, que incluye la estrategia de comunicación y los programas de memoria histórica.

Foto del autor


A partir de esta introducción se generó un intenso debate, en el que la periodista e investigadora Gisela Arandia comentó sobre las principales preocupaciones recogidas en los debates de FLACSO: la correcta preparación de locutores y presentadores de la televisión y la radio con relación al tema del racismo; la necesidad de convocar al movimiento de la intelectualidad cubana en esta lucha, sean o no afrodescendientes; y la promoción del activismo de los miembros de la Comisión y otros, para desempeñar un papel proactivo y ser portavoces del trabajo que se realiza en todos los sectores.


El economista y politólogo Esteban Morales insistió en la necesidad de escribir más sobre el tema, donde la prensa nacional juega un papel fundamental: “el tema tiene que estar presente en los medios y darle el lugar que se merece en el diálogo nacional”, resaltó. Igualmente, consideró que debe formar parte de los debates de las organizaciones políticas y de masas, lo que coadyuvará a que logre el espacio que se necesita en la agenda política del país.
El escritor e investigador Heriberto Feraudi hizo un recorrido por los años que la Comisión ha insistido en los diversos temas que se han planteado, a todos los niveles, incluyendo reuniones mensuales con Díaz-Canel, varios ministros y directivos de los medios de prensa, a quienes se le han presentado propuestas de trabajo. Resaltó la importancia de destacar la figura de José Antonio Aponte en la historia, como precursor no solo de las luchas contra la esclavitud, sino por la independencia de Cuba.


Otras preocupaciones y propuestas fueron planteadas, como la necesidad de avanzar en concreto con pensamiento crítico en el tema, la importancia de rechazar manifestaciones racistas en las redes sociales e incluso en los medios nacionales, el propósito de llegar al barrio en esta lucha y ser creativos para que aquellos que no tienen incluso acceso a la televisión sepan de la labor que se realiza por sus derechos, la potencialidad que tiene la Comisión para trabajar con la formación de cada uno de sus miembros y enfrentar lo que se considera el problema social más complejo de nuestra historia: el racismo.
Como punto del orden del día se analizó la propuesta de Jorge Enrique Caballero, miembro de la Comisión, para instalar tarjas aclaratorias en los monumentos en La Habana de José Miguel Gómez y Alejandro Rodríguez: el primero, como máximo responsable de la criminal masacre de negros y mulatos en 1912; el segundo, por cumplir la orden del presidente Tomás Estrada Palma de asesinar a Quintín Bandera y arrojarlo en una fosa común. Esta es una deuda de homenaje que se tiene con los miles de personas que fueron víctimas del racismo en manos de estos personajes históricos, sin dejar de reconocer el aporte que pudieron haber hecho en otras áreas. Tras aclararse que Tomás Fernández Robaina había realizado propuestas similares con anterioridad y, previo a eso, ya se habían analizado acciones de ese tipo, con la aprobación del entonces Historiador de La Habana Eusebio Leal, la Comisión decidió unánimemente que se insista en la propuesta de instalar esas tarjas conmemorativas.


También se conoció del proyecto socio jurídico cultural “Alianza Unidad Racial”, que lleva más de una década de fundado y ha realizado importantes gestiones de acompañamientos a personas en mediación de conflictos legales, presentado por su fundadora Deyni Terry Abreu. Destacó que el trabajo se ha abierto a las redes sociales y se encaminan en el reto de incursionar en el audiovisual, para elevar la cultura jurídica vinculada a los temas de discriminación. Igualmente se informó sobre un emprendimiento que lleva más de 5 años en activo, ahora con el nombre de “Bárbara’s Power”, primera marca de ropa afro en Cuba que ha asumido el activismo feminista y racial para impartir cultura e incorporar a las familias, a niños y niñas y al personal de los barrios en esa lucha.


Entre las actividades anunciadas próximamente se mencionó que el 27 de noviembre en la mañana se realizará la conmemoración a los seis hermanos Abacuá que fueron asesinados el mismo día del fusilamiento a los 7 estudiantes de medicina; y la organización de la primera conferencia cultural por el 140 aniversario del nacimiento de Fernando Ortiz, en el Centro Cultural Dulce María Loynaz el 25 y 26 de noviembre, dirigido por el proyecto “Ciencia, conciencia y paciencia” del Instituto Cubano del Libro.


Al hacer las conclusiones, Pedro de la Hoz aseguró que serán transmitidas las preocupaciones y propuestas planteadas al equipo coordinador del programa nacional contra el racismo e insistió en la necesidad de potenciar las actividades de la Comisión y lograr una expresión real en los territorios y los barrios, tratando de consolidar y ampliar el movimiento de activistas con una óptica de responsabilidad social y cultural.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.