Creado en: diciembre 8, 2022 a las 10:02 am.

Conversando con Friman

Foto de la autora

Delante de mí tengo a un artista joven, entre la experiencia de tres lustros de trayectoria artística y la madurez de la cuarta década de vida. Un pintor dedicado a lo abstracto como motivo de creación, con varias decenas de exposiciones colectivas, más de una docena personales y una productividad creciente, sobre todo, en los últimos cinco años a pesar de los sinsabores globales. La contemporaneidad y el vivir en el mismo barrio nos acerca, además de la concreción de uno de sus sueños: la inauguración del Estudio Friman en Bayamo, galería donde expone De fin a principio, muestra inaugural de proyectos que vendrán.

En esta fecha estará exponiendo por primera vez en la galería El reino de este mundo, en la Biblioteca Nacional José Martí, otra aparición suya en la capital cubana, esta vez descubierto e invitado por Rafael Acosta de Arriba, buen conocedor del abstraccionismo.

Para que el público conozca mejor al artista, conversamos. Así que aprieto el gatillo y disparo, taza de café por medio.

¿Cómo llega a ti la pintura o tú a ella?

Soy de Bayamo y el menor de tres hermanos. Mi mamá buscó la pintura como entretenimiento para mi hermano mayor y siempre la manifestación nos acompañó. Ese hermano estudió Diseño Industrial en La Habana y ahí comencé yo a interesarme por el dibujo, cuando el traía sus carpetas de trabajo y explicaba a la familia sus resultados, tendría yo once años. Nunca me vinculé a galerías, ni a la casa de cultura. Comencé a estudiar en el Pedagógico de Manzanillo la licenciatura en educación plástica, pero interrumpo mi carrera de licenciado terminando tercer año y apuesto por comenzar a estudiar en las Tunas nivel medio en Artes Plásticas.

 ¿Por qué la abstracción?, ¿que hay en ese mundo sin figuras de atractivo?

Cuando empiezo en medio de las pinturas quería ser pintor figurativo de verdad. Estudio fuerte, busco información y era difícil porque no tenía Internet. Estaba entonces en el boom el maestro Cosme Proenza. El alumno de Cosme, el manzanillero Alexis Pantoja fue lo primero que vi, con una fuerza del paisaje tremenda, ahí pensé que quería ser ese pintor figurativo. Entrando a la Academia profesional de artes plásticas de Las Tunas tenía vencida la parte teórica, yo era muy estudioso y me fui a la parte técnica, siempre me mantuve dibujando.

El clima de la escuela de arte era espectacular, a pesar de no tener todas las condiciones físicas. Dibujaba mucho y vi una exposición de carboncillo con efectos y me llamo la atención. Por hobby cogía una sección de una obra de un pintor futurista y dibujaba al carboncillo, dibujos que se fueron convirtiendo en abstracción. Conversando con un profesor le mostré los dibujos al carboncillo y me retó a hacer esos dibujos en pintura. Para mí la pintura abstracta era muy simple, era un facilisimo y ahí comprendí que no era así. Estudié la abstracción como fenómeno, el movimiento cubano… en Las Tunas había un movimiento de arte abstracto y fui comprendiendo lo que sucedía, me impulsaron a intentar. 

Foto de la autora

¿Cómo fueron los primeros años de graduado?

Me tocó hacer la tesis de grado en Bayamo, consistió en una investigación y varias obras. Mi primera exposición fue en el Centro de Arte que estaba donde hoy radica la galería Ventanas. Comienzo a trabajar en el Consejo de las artes plásticas y luego en taller Pequeña dimensión, que me gustaba porque había grabado y máquinas de impresión donadas por Nelson Domínguez y fue muy nutritivo para mí.

Tenía recién graduado un hambre enorme de exponer, colaboré con la academia Guayasamín, impartiendo taller de plástica a primer año. Hice las exposiciones Ocupaciones, Espacio y forma, Sustancia geométrica. También hice mi primera expo de grabado en monotipia para una Fiesta de la Cubanía. Hay que ser consecuente con la obra, no debe aburrir. Como especialista en artes plásticas, en 2016 hice tres exposiciones al mismo tiempo, una retrospectiva en Casa de Cultura, una de grabado en la sede de la UNEAC y de pinturas nuevas en el Centro de Arte.

¿Cuándo decides ser artista independiente?

En el 2016 fue mi definición como artista independiente y expuse en el Palacio de Lombillo en La Habana, también en Santiago de Cuba, Camagüey, Sancti Spíritus, Guantánamo.

Ya una obra mía había quedado registrada en el libro La pintura abstracta en Cuba, que compiló Luis García Peraza y fue presentado en Miami.

¿Quién es Raylven Friman el artista? ¿Cómo te defines?

Me defino como un cubano común, un tanto joven para muchos, con cicatrices de la vida, sensible. Familiarmente orgulloso de la educación que tuve y tengo, soy lo que soy gracias a eso, siempre hay una persona que me exige lo que hice mal, mi madre, mi familia es todo, mis hermanos…mi esposa, mi hijo …la familia ha jugado una parte importante porque en lo educativo me hizo un ser social y me ha llevado a ser cada vez mejor ser humano y le debo lo que soy como persona. Me gusta lo bien hecho, soy de malas pulgas cuando algo no sale bien, muy terrenal. Mi empeño en estos momentos es ser cada vez mejor persona.

En fecha reciente abriste un estudio, un espacio deseado, soñado por cada artista, un logro difícil, casi imposible para la mayoría en las circunstancias actuales. ¿Cuándo te lo propusiste, cómo lo concebiste y que persigues con el estudio?

Estudio Friman viene por la idea de dar mejor confort a mi trabajo. Siempre empecé pintando en mi habitación, un espacio relativamente cómodo, pero cargado de obras, los químicos y olores fuertes llamaban la atención dentro del hogar y se me dio la oportunidad dentro de casa y me aventuré. Artísticamente hablando los compromisos iban siendo mayores, ya en Bayamo soy afortunado de tener un público que me sigue. El Estudio es para que ese público tenga contacto con la obra sin tener que esperar, tener mayor confort para el trabajo y dárselo a la obra. Llegó un momento que la obra y yo profesionalmente andábamos buscando otro espacio y apareció este.

El espacio no es con fines lucrativos.  Aún no me creo lo logrado.

Fuera de la voluntad económica estoy muy agradecido de todas las personas que me ayudaron, es decir, hacer, lograr, tener el resultado de haberlo hecho, las personas que estuvieron en el proceso no lo creen, construir no es fácil en ningún momento, costó trabajo, sacrificio, invertí tiempo y dedicación, es cuestión de pasado, ahora las metas son que funcione y la obra siga en buen camino.

¿Cómo es el proceso creativo para ti, viene una inspiración o hay un orden, disciplina, horarios?

Yo no tengo horario predeterminado para trabajar, que este pintado o no, no quiere decir que no esté trabajando. Prefiero ahora pintar de tarde, en otras etapas pinté por las mañanas. A las tres de la madrugada me levanto, si dejé algo manchado y vengo a ver cómo va evolucionando, me puedo pasar varios días sin trabajar y se despierta el hambre de trabajar, de pintar, es un mecanismo interno, yo no pienso en ese mecanismo idílico de la musa, prefiero que me sorprenda trabajando, la espero aquí, mi proceso de trabajo es experimental a pesar de todos los conocimientos y no sabes en qué momento llega a ti eso que te cautiva o cautiva a alguien, (SE RIE) si la musa existe, debe estar en otros talleres.

Todo arte ES cuando llega al destinatario, al público, y hay en cada obra una intención, un mensaje del artista. ¿Qué dices tú al público en cada obra?

El peor fracaso de mi carrera es mantener un público pasivo, soy muy cómplice de mis piezas, del trabajo y de lo que voy haciendo. No tiene sentido contar la historia de cada pieza, pero el acto creativo es intimista, el proceso de lectura lo dejo abierto, que el público lo goce y tenga sus múltiples interpretaciones, la expresión que más repiten es: «no sé qué quieres decir, pero me gusta». Pasa cuando no entiendes la obra de teatro, pero te gustó la actuación y lo celebras, pasa con todas las manifestaciones del arte. El hecho en el que te fajas para crear una imagen frente a la tela en blanco, eres el transportador de una imagen abstracta que se hace una figuración más para el público que viene a ver algo que interpreta. El acto creativo y compositivo de cada pieza es muy íntimo, personal.

Las fuentes personales de la creación me cuestan trabajo, no sé si será atípico, pero fui una persona que quería ser un pintor figurativo, y clásico más que nada, y la abstracción me tocó y no le encuentro el botón del off, siempre hay un motivo para investigar y crear, y ahí está el por qué me mantengo activo y en esa parte de los referentes, comencé por el grupo de los once. Rigoberto Mena, otros artistas internacionales, la abstracción cubana tiene una historia y llega el momento que todo es fuente de inspiración, todo eso que conozco, pintores, movimientos y bates esas esencias y ese es el resultado de mi trabajo, el expresionismo abstracto.

¿De qué está compuesta Génesis…?

Génesis de las manchas es un trabajo muy especial, creé obras para la galería El reino de este mundo. Pinté para ella, obras de gran formato y otras, pero casi todo es obra nueva.

Agradezco a Rafael la invitación a exponer, la crítica a mi obra, considero es una persona con conocimientos profundos del abstraccionismo. La exposición tiene obras de gran formato y de pequeño formato, estoy a la expectativa. Hace diez años no expongo en La Habana.

Un artista que va alcanzando tus peldaños se proyecta saltos cualitativamente y cuantitativamente superiores… ¿cuáles son los planes mediatos?

Seguir pintando, acabo de inaugurar De fin a principio en el recién inaugurado Estudio Friman. Seguir trabajando, siempre que los materiales lo permitan (que están difíciles)

¿Bayamo para Friman?

Mi ciudad natal. Valoro y respeto mucho al público. No repito obras en las exposiciones y estreno las obras aquí. Cuando he ido a otro lugar, ya Bayamo lo ha visto. Es el lugar donde camino, donde vivo y tengo mi vida.

Hasta enero de 2023 estará Génesis de las manchas en la Biblioteca Nacional José Martí de La Habana, una muestra diversa en dimensiones, texturas, ideas, colores, expresión interior del artista que tiene mucho que decir.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.