Creado en: noviembre 4, 2021 a las 11:31 am.

Grupos teatrales de Cienfuegos con tres obras sobre la escena

El Centro Dramático de Cienfuegos, en su extenso repertorio configurado a partir de los años sesenta del pasado siglo, cuenta con adaptaciones de diversos clásicos de la dramaturgia universal y un sostenido trabajo en la vertiente vernácula del teatro bufo. /Foto del autor

Gracias a la flexibilización inherente a la nueva etapa, la vida retorna a las instituciones culturales de Cienfuegos. De forma particular, los teatros han sido privilegiados con tres recientes montajes de igual número de agrupaciones provinciales, a los cuales asistió un público observador de las medidas antipandémicas que debemos preservar.

Las puestas (dos estrenos y una reposición) tuvieron lugar de forma más o menos simultánea en los días recientes, pero se prevé la continuidad de las funciones en próximas fechas.

Tras varios meses inactiva, la Sala Guiñol reanudó sus funciones matutinas de sábado y domingo, mediante la subida a escena, en carácter de reposición, del texto teatral Federico y María a cargo del grupo Guiñol Cañabrava, escrito por Rafael González Muñoz, con dirección artística de Christian Medina Negrín y general de Ofelia Pacheco Castro.

De acuerdo con el Consejo Provincial de las Artes Escénicas, es un relato que cuenta con los pequeños como fieles testigos de un valiente amor, el cual se desarrolla entre peleas, serpientes, flores de seda y temibles corceles.

El Centro Dramático de Cienfuegos, legendaria institución escénica local, presentó en carácter de premier y por invitación (en breve estará en cartelera como una opción más) la obra Voces de Shakespeare.

Esta agrupación cuenta, en su extenso repertorio configurado a partir de los años sesenta del pasado siglo, con adaptaciones de diversos clásicos de la dramaturgia universal y un sostenido trabajo en la vertiente vernácula.

La tercera obra, estreno perteneciente a Velas Teatro, se titula No es el coro, es el solista, la cual es presentada a lo largo de noviembre (sábados a las 8:30 de la noche y domingos a las 5:00 de la tarde), con capacidad limitada a cerca de veinte personas por función, en la sede del colectivo.

Adnaloy Pérez Aramillo, actriz y directora general de Velas Teatro, manifestó que “el espectáculo surge a partir de dos textos: El otoño del cerdo Antonio, del dramaturgo cienfueguero Ricardo Muñoz Caravaca —una puesta distintiva de nuestro repertorio que ahora se redimensiona—, y Los ponedores, del mexicano Iván Tula. Además, incluye textos y poemas del escritor local Jesús Candelario, derivados de sus libros Presidente de mi soledad y Los anormales son invisibles”, dijo

No es el coro, es el solista interviene en estos momentos, vía online, en la Muestra Traspasos Escénicos 2021, organizada por la Universidad de las Artes, ISA, del 3 al 7 de noviembre.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.