Creado en: noviembre 12, 2021 a las 10:02 am.

Pensamiento y prácticas decoloniales: experiencias desde Cuba y Latinoamérica

Por Maria del Pilar Diaz Diaz

Un acercamiento a la Red Barrial Afrodescendiente en La Habana (contra el racismo y la discriminación racial), que cumplirá el próximo 30 de noviembre nueve años, y la educación popular desde nuestras afroprácticas, fueron parte de los temas debatidos durante la última jornada del Primer Taller Internacional Diversidad afroamericana que sesionó en la Casa de las Américas.

Sobre la Red Barrial Afrodescendiente, que reside actualmente en nueve barrios de la capital, una iglesia bautista, en Marina (Matanzas) y en otro barrio de Cárdenas, se explicó que a esta iniciativa se han sumado varios estudiosos del tema, llegando a convertirse en una red de proyectos, cuyo mayor impacto ha sido lograr una concientizacion antirracista.

Los educadores populares que integran la red son los responsables de llevar las experiencias y proyectos, que también tratan diversos temas como la religiosidad, el enfoque de género, la conservación de tradiciones, el emprendimiento, la identidad y otros.

A partir de la Covid-19 han surgido varias iniciativas para darle continuidad al trabajo y aportar también a la comunidad. El diálogo y la participación, la comprensión y aprendizaje han sido mediadores entre el educador y la comunidad. Para Paulo Freire, quien fuera guía de este proceso, constituye también un homenaje en su centenario.

Durante el Primer Taller también se conoció sobre la Batucada Feminista La Tremenda Revoltosa, una propuesta que busca la transformación social, nacida como forma de resistencia de carácter feminista, anticapitalista, antirracista, antimilitarista, autogestionaria y antisexista. En el mes de junio de 2012 fue iniciada desde el arte, específicamente del movimiento de los tambores, apostando por la autonomía y autogestión como principios éticos feministas.

La Batucada Feminista colombiana es una de muchas que se desarrollan en Latinoamérica. Se destacan por su lucha contra el racismo, el sexismo y el heterosexismo, los efectos nefastos del capitalismo neoliberal y la militarización de los pueblos.

La pandemia silenció los espacios de convergencia social, en un contexto económico-social (el empobrecimiento, aumento de xenofobia, racismo) necesitado más que nunca de la llamada de resistencia a través de los tambores.

El evento concluyó con el foro «Experiencias de lucha antirracista en América Latina y el Caribe», donde intervinieron Milena Annechiarico, Maikel Pons, Luis Fidel Juez Pardo, Katiuska Robin, Diarenis Calderón, Elvira Edward, Deyni Terri, y también las coordinadoras de La Batucada María Fernanda Sarmiento, Milena Patiño y María Teresa Bernal, así como parte de la Red Barrial Afrodescendiente de La Habana Maritza Lopez, Damayanti Matos e Idelsis Alfonso.

En el debate sobresalió cómo estos grupos de mujeres son la expresión y portavoces de las luchas sociales en sus contextos, creadoras y reivindicadoras desde sus peculiaridades sociales, además de los retos, metas, impactos, experiencias de estas lideresas en sus escenarios comunitarios.

Asimismo, uno de los temas en la sala fue el impacto de la pandemia en cada una de las iniciativas, y cómo se reformuló su accionar para mantenerse, por ejemplo, el uso de redes sociales como vía novedosa para algunos y el activismo en la comunidad para ayudar a aquellos más necesitados.

Damayanti Matos, coordinadora de la Red Barrial Afrodescendiente de La Habana, agregó que entre sus proyecciones está el llegar a esos barrios con menos acceso y posibilidades, pero principalmente aprender, enseñar y desaprender desde la sabiduría popular, contribuyendo a la reinvindicación de la labor institucional con respecto a la discriminación racial en Cuba.

Milena Partiño, una de las coordinadoras de La Batucada, comentó que no existe ninguna institución que sea capaz de resolver ninguna de las problemáticas que el propio sistema capitalista reproduce, por lo que finalmente su meta es una transformación profunda del tejido social, iniciada en las calles, donde sus cuerpos y su arte son las vías para apostar por el cambio. Aunque son muchos los compromisos y caminos de lucha que en pandemia se han visto limitados, dada la reducción de la actividad social.

El Primer Taller Internacional Diversidad afroamericana: estrategias educativas, culturales, comunicacionales para la lucha anticolonial concluyó con la intervención de Zuleica Romay, directora del Programa de Estudios sobre Afroamérica de la Casa, quien convocó al próximo encuentro y a la continuación de los vínculos creados en este.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.