Creado en: mayo 30, 2021 a las 12:46 am.

Ramón Jesús Torres Valls y el erotismo como método del conocimiento

Foto del autor

La introspección del erotismo, como método del conocimiento, es tema permanente del artesano artista autodidacta Ramón Jesús Torres Valls (1966), desde que se adentró en el universo de la cerámica en 2005: «la mujer siempre es la luz, creación y la belleza», enfatizó.

«La mujer para mí es lo más supremo del ser humano, por lo cual ellas siempre están presentes en cada una de mis obras». Sus series están vinculadas a temáticas como la maternidad y la familia. Precisamente con la pieza La familia concurrió al evento nacional Rita Longa realizado en la ciudad de Las Tunas (considerada la región de la escultura cubana).

La familia se emplazará (junto a nueve esculturas de igual número de artistas de todo el país), en el Parque Temático de la oriental urbe. La obra tiene una dimensión de más de 3 metros de alto por 70 centímetros de ancho. «Dediqué un mes en modelar la pieza debido a su complejidad técnica. Es la obra de mayor dimensión que he asumido en mi vida como ceramista»,puntualiza.

«Siempre trato de seguir la línea del erotismo: llevar la figuración humana a la cerámica, no perfecta, pero sí estilizada», recalcó Torres Valls, cuya obra fue avalada, entre otros, por el prestigioso ceramista Nazario Salazar: «La figura femenina, encuentra un sitio sugerente dentro de su imaginario, de gran gracia. Lo abstracto cristaliza con refinada impronta dinámica, a la vez que compositivamente austeras».

Título La cosecha. Tecnica Cerámica Esmalte. Dimensiones 14 cm x 16 cm. 2012/ Foto del autor

Ramón reveló que en su trayectoria como artesano-artista siempre ha utilizado la técnica del esmalte y la reducción en sus piezas, porque considera que le da una tonalidad muy hermosa, aunque opinó que «no siempre es necesario hacerle una cubierta porque lo importantes es la obra».

Expresó que la pintura en frío no la utiliza con exceso de colores sino cromático o de dos colores, y apuntó que en 1983 comenzó a tallar madera, pero en el agramontino Festival del Barro y el Fuego 2006 fue donde incursionó por primera vez en la cerámica con la obra La conquista (cerámica patinada 51x 28x 22 centímetros).

Con La conquista (que se encuentra en el Museo Rita Longa (1912-2000), de Las Tunas), Ramón Jesús Torres Valls obtuvo en Camagüey, cuatro premios otorgados por el Fondo Cubano de Bienes Culturales, la  Asociación Cubana de Artesanos Artistas (ACAA) -de la que es miembro desde 2010-, la Oficina del Historiador de la Ciudad y la Asociación Hermanos Saíz (que agrupa a la vanguardia artística joven).

Recordó que en un momento de ocio meditó:

–Voy a esculpir una pieza.

«Empleé como material una papa y con un bisturís quirúrgico comencé a modelar y realicé una reproducción de La Maga Desnuda de Goya. Las personas que la vieron me instaron a dedicarme a la escultura. Desde entonces comencé a tallar en madera».

Yoandris Ríos Gómez al curar la serie El silencio del ser señaló que el artista entre formas y pretextos, una vez más, como si el devenir del arte no fuera suficiente, referencia a la mujer, oda a su cuerpo y a lo sensual también.  «Con lograda factura resuelve introducirnos en un espacio lleno de gestos y andares, solo queda en el espectador transitar por si matriarcado y absorber sin compromiso de estos seres en silencio».

En su trayectoria como ceramista ha participado en 126 exposiciones colectivas (entre ellas tres Salones Internacionales en Santa Clara que sesiona en el Escambray, tres Salones Nacionales Rita Longa y seis muestras personales de cerámicas. Igualmente se le ha concedido numerosos premios y menciones*.

Recuerda con agrado la exposición personal pequeño formato Entre Sábanas, organizada por la Galería Midas del ACAA. Distinguió, según la crítica, por una fuerte dosis de sugerencias expresivas sin caer en lo manido y lo vulgar.

Título Laboriosa. Tecnica Cerámica Pintura en frío. Dimensiones 38 cm x 15 cm. 2011/ Foto del autor

Las cerámicas de Entre Sábanas, a decir del curador Jorge Santos Caballeros, «expanden desde una óptica insólita la indicación nada pedestre de qué es erótico».

Asegura el crítico de arte que «cada obra tiene una pátina en frío dicromática, para enaltecer un emprendedor quehacer y resaltar lo escultórico ante lo artesanal; pero, hay implícito un deseo de buscar y mostrar lo que atrape en sueños este artista, que trabaja el proyecto desde hace mucho tiempo».

Considera que el proyecto descubre «cuán necesario es para los seres humanos adentrarse en los misterios del erotismo y la sexualidad, reclinarse ante ellos, porque gracias a esa majestuosidad se cruzan la naturaleza y la historia».

Medita Ramón que la crítica especializada siempre evalúa su obra con rigor y recelo al desarrollar el erotismo y figuraciones humanas de la que «se exigen cánones que el artista debe tener en cuenta, no obstante me ha dado palmadas en los hombros como expresión de aprobación de mis esculturas de pequeño, mediano o gran formato».

Ramón participó en 2007 en el Séptimo Salón Nacional de Humorismo Tintaenpié con la exposición personal Inocencia. El investigador Marcos Tamames Henderson en los apuntes para el catalogo enfatizó: «En tiempos de confusión en los estereotipos de género y «libertad sexual», Ramón de Jesús Torres Valls ofrece a Tintaenpié una muestra colateral en la que reina un erotismo que, en ocasiones, se revela sumamente expresionista –de ahí el homenaje a Minch—mientras en otras alcanza un vuelo poético que invita a las formas y el movimiento».

En esa edición de Tintaenpié 2007 el ceramista y tallador mereció el Primer Premio con la obra Tumba Caliente Tumba Pa Siempre.

Esculturas de diferentes dimensiones de este artesano artista autodidacta atesoran coleccionistas de Alemania, España y Estados Unidos, entre otras nacionalidades.

En una vieja casona colonial en la calle San Ramón, número 63, en la ciudad de Camagüey, cuyo centro histórico es Patrimonio Cultural de La Humanidad, Ramón erige, con el apoyo de su hijo Chenchito, su Galería Taller, para además de exponer y comercializar sus obras, rescatar de las ruinas una edificación de significativo valor arquitectónico.


* Entre los premios destacan: Premio cerámica Por la obra de la serie El silencio del ser (Ocio), 2015. Premio Cerámica por la Obra Instinto, 2013 y Tercer Premio 2013  Erase y es la cerámica.  Por la obra (Espacio horizonte), entre otros galardones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.