Creado en: julio 23, 2021 a las 07:51 am.

Rojo y negro son también los colores de la esperanza

Vuelve la rebeldía a ser noticia y a instalarse el asombro en la agenda del orbe, porque un pequeño trozo de tierra en el Caribe sostiene el negro y el rojo como señales de compromiso. Vuelve Santiago al carnaval y Artemisa pariendo héroes, seres de carne y hueso y arrojo como pocos. Hombres con más convicción que años se despiden otra vez de la Matilde y en el adiós consienten un abrazo, como si conocieran que el regreso será como promesa de triunfo, como ejemplo.

Artemisa los trae de regreso en la historia. Los incrusta al camino hacia el futuro que la pupila de Rubén custodia. En ellos atrincherados en la finca de Capellanías, probando nuevas armas para esta guerra de continuos retos, con sus sonrisas y su pacto a la luz clandestina de un techo fraternal, resalta el rojo de la bandera que tiñó su sangre y de la tierra que hoy produce el pan para sus hijos.

Rojo y negro son también los colores de la esperanza. Los colores del corazón latiendo por el futuro para todos, más allá de su credo, pero con una proa de humanismo demostrado, de revolución pujante contra murallas de odio, de voces por la paz y de disposición a dar batalla en las arenas extendidas de Girón, que hoy vuelve a convocar a su milicia. 

Es 26 de julio y Cuba una Artemisa agigantada, una Santiago heroica, un muro que se viste con el impacto de aquellas balas y desde donde la voz del líder se escucha igual de enérgica.

Falló el factor sorpresa, pero rebeldes los muchachos entraron a la historia. Desde ese día sorprende Cuba con la bandera enhiesta ante cada cuartel, con el parque dispuesto contra tiranos y sin bajar la guardia.

Vuelve la rebeldía a recordar que ni la muerte ni el olvido son residencia para los compañeros. No descansan los héroes pues son como estandartes con los que sale a desfilar Artemisa, Cuba toda ante el mundo asombrado por la proeza de un David de verde, que sigue sin temerle a los gigantes.  

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.