Creado en: enero 18, 2022 a las 09:14 am.

Venturas y desventuras del jazz

Obra del artista colombiano, Fernando Rodríguez Rojas / Tomada del Periódico Granma

En el punto de partida de la edición 37 del festival Jazz Plaza cabe preguntarse si la presencia de un complejo sonoro tan prominente en nuestra escena cultural encuentra merecida jerarquía en los espacios televisuales. Veinte años después de que, con la efímera pero significativa aparición de Jazz te lo cuento, el balance pudiera ilustrarse con una metáfora muy cubana, la del vaso a medio llenar. Según se mire, resultados hay, sin que por ello dejen de apreciarse vacíos.

No debía ser yo, por mi implicación personal, quien ponderara la huella de Jazz te lo cuento, breve serie de diez programas realizados en los primeros meses de 2000. La feliz iniciativa de Víctor Torres, si bien no tuvo continuidad, dio la clarinada acerca de la necesidad de contar la historia del jazz cubano. El obstáculo mayor residió en la escasez de materiales de archivo y la imposibilidad de concretar grabaciones en vivo, aun cuando el set se instaló en el club La Zorra y el Cuervo. Hubo magníficos testimonios –no sé si se conservan– como los de Armando Romeu y Leonardo Acosta, y posiblemente la última concedida por Frank Emilio Flynn. Viene a mi memoria el modo en que se involucró como presentador Enrique Molina; el reconocidísimo actor era un apasionado del jazz.

Mucha mayor permanencia y vuelo ha tenido A todo jazz. Como fortalezas, la articulación con la programación de los festivales Jazz Plaza al quedar registrados momentos estelares y participaciones esenciales, la consistencia de los guiones temáticos, y la pluralidad conceptual acerca de las diversas aristas de la manera de entender el jazz entre nosotros. El compromiso de las realizadoras Elizabeth Griñán, Roxana Duverger y Rita Rosa Estrabao; del escritor José Dos Santos (homenajeado, por cierto, en el actual Jazz Plaza ante la proximidad de su 75 cumpleaños), y del periodista y presentador Carlo Figueroa, ha sustentado una entrega vital.

No obstante, A todo jazz ha padecido desde graves dificultades en la producción hasta las intermitencias y mudanzas de canales y horarios. Algo no del todo despejado con su ubicación en Clave.

Tampoco ha sido sistemática ni consecuentemente promovida la impronta del jazz cubano, y menos el que se hace en la «matria» del género, Estados Unidos y Europa, en los espacios consagrados a la difusión de conciertos, dígase ¡Bravo! y Megaconciertos. De vez en cuando un resquicio en De la gran escena. Menos mal que dentro de la diversidad de su propuesta, los conciertos Estamos contigo y el flamante programa Desde el estudio, lo han incluido. Y 23 y M, cada vez que se ha dado la oportunidad, inserta ejecutantes de probadísimo nivel. Me consta que Roberto Ferguson, en ¡Bravo!, ha hecho lo imposible por obtener copias de alta calidad de figuras y eventos que mucho y bueno podrían aportar al goce y conocimiento.

Alienta conocer recientes y valiosas experiencias. Alejandro Mayor, líder de Gala Mayor, ha despegado como productor y realizador atento e inquieto. El último verano, con producción propia, ofreció a Clave la serie Jazz en línea. Este es un terreno fértil para que la tv cubana y las instituciones culturales vinculadas a la promoción del jazz, incluyendo las discográficas, la Uneac y la ahs, pongan lo suyo en el coauspicio y coproducción de proyectos de tal naturaleza, como también de una de las ventanas mejor ventiladas para enaltecer la contribución insular al género, Jazz desde adentro, con el que la musicóloga Nery González Bello y el músico y realizador Gustavo González, visibilizan el coloquio Leonardo Acosta in memóriam, promueven la discografía, orientan didácticamente al espectador y resaltan el papel de la formación en las escuelas de arte.

Si la trova, el son, la rumba y el jazz son buques insignias del mapa de la isla de la música, se espera para cada uno mucho más que un acompañamiento esporádico en la pantalla doméstica.

Tomado de: https://www.granma.cu/cultura/2022-01-17/venturas-y-desventuras-del-jazz-17-01-2022-23-01-35

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.