Creado en: enero 28, 2021 a las 02:13 pm.

Juan Roberto Diago: «Me considero un luchador por la justicia» (+Podcast)

La muestra Homenaje, en la galería Villa Manuela de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba/ Fotos: Yaimí Ravelo

Por Ana Isa Vidal Díaz

El artista Juan Roberto Diago Durruthy rinde homenaje a su abuelo Roberto Querol (1920 –1955), con una exposición que más allá de recordar el centenario de uno de los imprescindibles de las artes visuales cubanas, resulta un puente entre la obra de los dos creadores.

A juicio de Virginia Alberdi, directora de la galería Villa Manuela, donde se exhibe la muestra Homenaje, Diago Querol dejó una huella perdurable en la historia de las artes plásticas cubanas de la medianía del siglo pasado, legado del que todos somos deudores. Para Roberto Diago, la deuda viene del amor y la influencia familiar:

«Por mi abuelo siento una admiración inmensa, gracias a la educación y a la insistencia de mi abuela Josefina Urfé, quien enviudó muy joven: mi abuelo muere con 34 años, y eso fue como un trauma para ella, porque quedaron dos niños, mi padre y mi tía.

Y cuando nací yo, ella comienza esa relación pasional conmigo, hablándome siempre de mi abuelo, su participación en el grupo Orígenes, la amistad con José Lezama Lima, con Bola de Nieve, con René Portocarrero, con Víctor Hugo, con todos esos intelectuales de la época.

Crecí en ese ambiente, rodeado de las historias de mi abuelo, de los libros, de la música, y fue mi abuela quien me llevó por ese camino».

¿Cuáles son las principales líneas temáticas de la exposición Homenaje?

«En esta muestra he decidido exponer un grupo de piezas que tengan que ver con el espacio, porque para mí es muy importante, los espacios definen mucho las piezas. Traje un Paño mágico, es una obra instalativa, que se ve bien pues el espacio de la galería Villa Manuela es agradecido, tengo dos telas de gran formato, metales, los distintos materiales que siempre he trabajado, que es algo que me caracteriza.

Esas obras cohabitan con un autorretrato de mi abuelo, que se hizo con 32 años, una pieza que él le dio a Antonio Alejo, profesor de Historia del Arte de San Alejandro, que al cabo del tiempo me dijo «esto es para ti», y un retrato que de él pintó Loló Soldevilla, pues fueron muy amigos, una obra del año 1952, que quise que estuviera en forma de recuento entre las piezas».

¿Por qué cree importante resaltar estos temas relacionados con la esclavitud, la raza?

«Siempre que exista injusticia, vamos a estar los luchadores, y yo me considero un luchador por la justicia, por la identidad racial. Sobre todo en estos tiempos de pandemia, se han destapado una serie de actitudes, que aparentemente estaban dormidas, y están más despiertas que nunca. Como ciudadano, como ser humano, para mí es un deber combatir la discriminación».

La obra de Roberto Diago, otra manera de enfrentar la cubanía

Al decir de la crítica de arte Virginia Alberdi, si bien el negro está siempre presente en la pintura, dibujo e instalaciones escultóricas de Diago, el creador va más allá del atrincheramiento en el color de la piel y de la mera vindicación racializada.

«La obra de Diago está dedicada esencialmente al ser humano, a la humanidad. Es una manera de denunciar, de enfrentar tantos años de ignominia, pero no hay una queja, no es un lamento,  es un «aquí estamos», es llevar la negritud con orgullo, no es un estigma, todo lo contrario, es el respeto al pasado, de una manera muy digna

Es posible que no todo el mundo pueda comprenderla a primera vista, sin embargo, sucede algo que me llama la atención, que como es una obra tan intensa, aunque usted no sepa qué le está plateando esa pieza, usted siente su fuerza».

La galería Villa Manuela recibe la muestra Homenaje en un año difícil para la exhibición del arte…

«Diago es uno de esos artistas que tiene una presencia internacional muy fuerte, con obras en instituciones muy prestigiosas, dentro y fuera de Cuba. Es un arte sólido, que no hace concesiones de ningún tipo al facilismo, ni al mercantilismo. A todo aquel que le interese el buen arte cubano, le va a interesar la obra de Roberto Diago, que es otra manera de enfrentar la cubanía. Así que nos enorgullece tenerlo con nosotros hasta enero de 2021”.

Para Roberto Diago, ha sido unA época difícil, en la cual ha tenido que cancelar varios de sus compromisos internacionales:

«He seguido creando, pero ha sido muy dramático levantarte todos los días, y escuchar las cifras de muertes, y todo lo que genera la enfermedad detrás. Pero hay que imponerse, con esa capacidad del ser humano de ser creativo, renacer como el ave Fénix, y reinventarnos.

Continuar creando para mí es la salud, si no creo, me muero…»