Creado en: febrero 16, 2021 a las 08:33 am.

Da a conocer la AHS los Premios Calendario 2021

Por YANSERT FRAGA LEÓN 

A pesar de las restricciones provocadas por la pandemia de Covid 19 que, entre otras cosas, impidió la celebración de la 30 Feria Internacional del Libro de La Habana; fueron anunciados este lunes los Premios Calendario 2021 que cada año otorga la Asociación Hermanos Saíz (AHS) con el coauspicio del Instituto Cubano del Libro, la Casa Editora Abril y el Fondo de Desarrollo para la Cultura y la Educación. La participación digital esta vez facilitó el concurso de cerca de 200 obras en los géneros Narrativa (cuento), Poesía, Ensayo, Literatura para niños y jóvenes (narrativa), Teatro y Ciencia Ficción. De esta misma manera, a través de una nota en su sitio web y la publicación de postales en sus redes sociales, la AHS anunció a los mencionados y premiados en esta 25 edición de los Premios.

Con el objetivo de estimular la creación literaria, el Calendario se consolida como el premio más importante entregado en Cuba a los jóvenes escritores hasta 35 años de edad, sean o no miembros de la AHS. Su prestigio, confirmado por una amplia y diversa participación —tanto de autores como de jurados de probada valía—, así como por la calidad de las obras premiadas, señala y jerarquiza el pulso de la joven literatura producida en el país.

En este 2021, el jurado de Narrativa, conformado por los escritores Marilyn Bobes, Julio Llanes y Alberto Guerra, luego de analizar a distancia los trabajos en concurso (algo que distinguió todas las decisiones esta vez), determinó felicitar a todos los concursantes por la calidad de la escritura apreciada en la generalidad de los libros; otorgó menciones a los libros Fósiles y Kilómetro cero correspondientes a los autores Carlos Ávila Villamar y Katherine Pérez Santos, respectivamente. El premio fue entregado al libro Sinfonía de las cavernas del joven tunero Geonel Alejandro Rama Alemán, un texto que “atrapa por su frescura, por las velocidades narrativas que ofrece y por el desenfado con que aborda temas profundos, actuales y necesarios”.

Por su parte, el jurado de Poesía, integrado por Caridad Atencio, Roberto Manzano y Arístides Vega, otorgó menciones a los libros Los secretos del fuego de Raúl Leyva Pupo, y a El eje del mundo de Elizabeth Casanova Castillo. El premio lo recibió el cuaderno Memoria de la autora Laura Domingo Agüero, libro que, al decir del jurado, despliega un sostenido aliento lírico donde las vivencias personales se transmutan y adquieren universalidad.

El jurado de Ensayo, conformado por la Doctora Ana Vera Estrada, el Doctor Virgilio López Lemus y la Máster en Ciencias Yaíma Martínez Alemán, luego de la una evaluación cuidadosa de los 18 textos presentados, acordó entregar menciones a Gobierno abierto y revolución 4.0. Debates para actualizar la gestión pública en Cuba de los autores Lisandra Lefont Marín y Juan Carlos Ramírez Guerra; La isla imaginada. Aproximaciones a una década de poesía (2000-2010) de Rubén Ricardo Infante; y a La representación del negro en la obra investigativa de Lydia Cabrera y su relación en el afrocubanismo (1952-1959) de Leidys Domínguez Camejo. El premio recayó en el texto Entre la integración y el negrismo. La problemática racial en la prensa cubana (1959) de la autora Milagro Álvarez Leliebre, que muestra de manera respetuosa y transparente una problemática central de la cultura cubana, aún actual.

En Literatura para niños y jóvenes, el jurado integrado por Mildre Hernández, José Manuel Espino y Nelson Simón, otorgó menciones a las novelas Un mundo allá afuera de Yeney de Armas García y a Fabio de María Laura Germán Aguiar; y una primera mención a Un tren para Salinger de Barbarella D´Acevedo. El premio fue para El canto de la ballena azul del joven santaclareño Michel González Basnueva, obra que explora, con un lenguaje desprovisto de sensiblería y lugares comunes, el complejo tema del uso de las redes sociales y teje con habilidad la historia de cuatro jóvenes marcados por la soledad y la incomunicación.

El jurado de Teatro, conformado esta vez por el director de Teatro de La Luna, Raúl Martín, por el joven director y dramaturgo Carlos Sarmiento, y por el dramaturgo y profesor Yerandy Fleites, reconoció el amplio nivel de convocatoria y vitalidad del premio como espacio de estimulación para los jóvenes escritores dramáticos y destacó la calidad de las obras presentadas. Otorgó por unanimidad el premio a Los estultos de Marcel Méndez Fariñas, obra que destaca por la imaginería con que el autor logra establecer puentes discursivos con Woyseck, la enigmática pieza de Georg Büchner, y uno de los grandes fantasmas de la historiografía teatral y dramaturgia contemporánea.

Finalmente, el jurado compuesto por  los narradores Raúl Flores Iriarte, Carlos Duarte y Raúl Aguiar,  entregó una mención a la obra El símbolo del silencio de José Alejandro Cantallops Vázquez; y otorgó el premio en Ciencia Ficción al libro A la sombra del mundo hogar del matancero Raúl Piad Ríos, por el excelente manejo de los recursos narrativos de una noveleta, que comparte de manera muy eficaz los elementos temáticos del viaje espacial con el subgénero ciberpunk, al mejor estilo de un William Gibson.

Cuando las condiciones epidemiológicas del país lo permitan, la Asociación Hermanos Saíz hará la entrega de las distinciones a los premiados y en acto público presentará los libros de los autores premiados el año anterior, publicados como ya es costumbre por la Casa Editora Abril.

(Tomado de Portal Cubarte)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.