Creado en: diciembre 5, 2022 a las 11:49 am.

De agradecidos está colmada la UNEAC de Ciego de Ávila

Con un evento científico para locutores en la fundación Nicolás Guillén de Morón, este primero de diciembre, comenzaron las actividades en fechas significativas para la UNEAC avileña.

Primero, el Día de la locución cubana. Los principales locutores de esta ciudad famosa por su gallo, se dieron cita en la casa siempre hospitalaria donde Larry Morales y Lina Leyva realizan sus sueños de cultura. Se gestaron diferentes momentos de reflexión y debate con todas las de la ley. Quedó bien claro que Ciego de Ávila sigue siendo La capital de la Locución Cubana y que, día a día, nuevas generaciones de artistas de la palabra dan fe de ello y su legado.

Con un programa efectivo, aunque no tan ambicioso, se consiguió que la fecha centenaria y primigenia de la radio en Cuba fuera motivo de regocijo y respeto.
Por ello, también, la presentación del libro Algo más que un sueño, del autor Arquímedes Romo fue ese afán realizado de la mano de uno de los locutores más emblemáticos del territorio.

Luego, el día dos, justo en cumplimiento del 50 aniversario de la creación del Movimiento de la Nueva Trova, se conformaron tres momentos importantes para el agasajo artístico.

Desde horas tempranas, y con todo el apoyo del presidente de la filial de Artes Visuales, Osvaldo Gutiérrez Gómez, quedó inaugurada la muestra fotográfica con los principales exponentes de la Nueva Trova en el terruño.

Participaron además la agrupación Turiguanó, con Larry Morales y Clodoaldo Parada, Héctor Luís de Posada, Belarmino Quiñones, Pavel Poveda, y tantos otros que marcaron un antes y después de cancionística trovadoresca avileña.

Abre la muestra, el original del acta que recoge ese instante iniciático donde, en 1976, quedará constituio la célula del movimiento en nuestro patio.

A continuación, un panel con los estudiosos y catalizadores de la trova nos puso a versar sobre la situación actual del movimiento en Ciego, y a evocar un tanto la épica de otroros años.

Jorge Luis Neyra, realizador audivisual, trovadicto, iniciador de uno de los eventos más ricos e imprescindibles como Trovándote, fue el maestro que, batuta en mano, puso las pautas al diálogo enriquecedor entre Héctor Luis De Posada, trovador; Luis Guitérrez Abreu, realizador de radio; Larry Morales, presidente de la fundación Nicolás Guillén.

Horas de narraciones emotivas fueron canalizadas y revertidas por el público participante. La noche llegó para la primera gala de estas jornadas. 50 años de Nueva Trova no es para celebrarlo con cualquier actividad. Por ello se pensó en una gala con todas las de la ley. Y así se hizo.

No faltaron los exponentes imprescindibles como Héctor Luis y el propio Larry, Santa Massiel y Motivos Personales, Lázaro Rojas y Belarmino Quiñones. También subieron al podio Oristela Pérez Betanzos acompañada por Héctor Luis en la guitarra e interpretando temas del gran Pablo Milanés, a quién se le dedicó la velada, y del argentino Jorge Fandermole.

Cada interpretación fue respalda por una exquisita ovación del público quien se conoce al dedillo, las composiciones de Pablo Milanés y las tarareó hasta el cansancio.
Santa Massiel y Motivos personales se lucieron con una interpretación sin igual de lo mejor del repertorio de Pablo y el propio.

Fue adecuada la noche para la entrega de reconocimientos a los organismos y empresas que hicieron posible la reparación y apertura de la sede de la vanguardia artística avileña.

Gracias al Partido y el Gobierno. Al sistema de la Cultura. A Patrimonio. A COMCÁVILA. El Fondo Cubano de Bienes Culturales. A Muebles Lidex. Y a tantos otros.
La fundación Nicolás Guillén entrego la distinción Cuerda Rota, a la recién incorporada a las filas de la UNEAC, Santa Massiel Rueda, por sus aportes a la cultura trovadoresca en el territorio, y a la cancionística cubana en sentido general.

Otros artistas como Jorge Luis Neyra, Héctor Luis De Posada y Larry Morales, también merecieron el reconocimiento de nuestra UNEAC. Quedó convertido en un hito, el momento en que la máxima dirección del Partido, en manos de su primer secretario en la provincia, Livan Izquierdo Alondo y del gobernador Tomás Alexis Martín Venegas, entregaran a Alberto Fernández Pena, presidente del Comité provincial de la UNEAC, el reconocimiento por sus aportes al desarrollo cultural.

La tercera jornada fue la víspera por el 35 aniversario de fundado el Comité provincial. La gala tuvo toda la rimbombancia merecida y fue el momento justo para galardonar a todos aquellos artistas que pusieron la primera piedra: Larry Morales, Carmen Hernández Peña, Rafael Borroto, Nelio Hernández e Ismael Cruz Parada.
Merecieron, también, la medalla 60 aniversario de la UNEAC, los artistas Giraldo Alfonso, Jesús Lacerda, Vasily Mendoza.

La fundación Nicolás Guillén entregó la distinción Sitio Viejo a Alberto Fernández Pena, con diploma y una muestra de tierra del sitio fundacional de la ciudad de Morón.
La gala estuvo a la altura de estos tiempos y primó en ella el don de la ecuanimidad, poder de síntesis, ritmo y una buena puesta en escena favorecida por un elenco de lujo con repertorio de marcado valor cultural.

Así la noche cerró con unos compases de lluvia fina que no amortajaron el reconocimiento del público en esta última jornada de homenajes al 35 aniversario de fundado el Comité Provincial de la UNEAC en Ciego de Ávila.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.