Creado en: mayo 22, 2022 a las 09:16 am.

¡Viva la República!: En la Séptima Puerta una vuelta a nuestro pasado

Por: Paquita de Armas Fonseca

No creí que me interesara ver de nuevo ¡Viva la República! Me equivoqué. La cinta me enganchó y la disfruté.

Pastor Vega, el director de ese valioso documental, hace un tiempo declaró a Cine Cubano: “¿El documentalista se convirtió? No. Lo que pasa es que como hice teatro y como estudié teatro, lo que quería era la ficción; además, el cine que me fascinó siempre fue el cine de ficción. Nunca fui a ver documentales, iba a ver películas de ficción. Realicé documentales porque estaba obligado a hacerlos, por mi gusto nunca los hubiera hecho”.

Pues le quedó bien. Y de hecho, después de esa obra filmó Retrato de Teresa, una de las cintas más populares de las realizadas en Cuba. Con un claro mensaje de defensa de la mujer.

¡Viva la República! Es un documental de 100 minutos en 35 mm, blanco y negro, filmado en 1972. Producido y distribuido por el ICAIC, contó en el guion con Pastor Vega, Víctor Casaus, Julio García Espinosa, Jesús Díaz y Edelmira Lores “Mirita”.

La música es de Juan Márquez y el sonido de Ricardo Istueta. En 1973 el filme fue seleccionado entre los filmes más significativos del año. Y 50 años después ocupó el espacio de La séptima puerta, en la emisión que coincidía con otro aniversario de la farsa que impuso Estados Unidos a Cuba, cuando le impuso a nuestro país una república de mentirita, “llena de obligaciones con el Tío Sam”.

Aunque este viernes, en la televisión, los periódicos y la radio se habló sobre el 20 de mayo con profusión (lo vi todo o casi todo, y también leí, incluso en las redes sociales), los primeros minutos de ¡Viva la República!, me abofetearon y obligaron a estar despierta por una hora y 40 minutos más, hasta que llegó el sábado.

Y es que el guion del largometraje logra armar una historia entretenida, por las imágenes de archivo que usa y las frases por momentos mordaces. Creo que esta obra es una muestra de cómo realizar un documental histórico, en el que lo didáctico está presente como sustancia de la pieza, no en párrafos llenos de adjetivos y calificativos.

¡Viva la República! debía pertenecer al fondo bibliográfico obligatorio que deben conocer los profesores y ser un material para mostrar a los alumnos, no solo de historia, sino de cualquier disciplina, porque el filme les podrá abrir el camino del conocimiento al mal alumbramiento de Cuba como República.

Tomado de: https://www.tvcubana.icrt.cu/secciones/seccion-temas/6656-viva-la-republica-en-la-septima-puerta-una-vuelta-a-nuestro-pasado?fbclid=IwAR2UChQJXtAnCppHGv1-tJlzJj_cBsGyT9XvWgR6cwpCfEt_mkB-8xUS5d0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *