Creado en: octubre 24, 2021 a las 10:03 am.

«Debía comunicar algo que pudiera sensibilizar»

Marta Bonet, vicepresidenta primera de la Uneac, hizo entrega del lauro al ganador. / Foto del autor

Al joven compositor y profesor Jorge E. Amado Colina y su obra, La cesta, le fueron conferidos, recientemente, el premio del Concurso de Composición “Harold Gramatges”, Uneac 2021, dedicado al Héroe Nacional José Martí.

El acta del jurado lo argumentó en la belleza de la realización armónica, el tratamiento melódico entre la voz y el piano, así como la concepción orgánica-dramatúrgica. El autor se inspiró en un texto poético de su hermano poeta.

Lo recuerdo, pocos años atrás, como escucha del Festival de La Habana de Música Contemporánea, auspiciado por la Uneac, al cual di cobertura para este sitio. Llamó mi atención su estatura y la apacible “vena” que trasmite su figura y comportamiento. Además de su profunda atención a lo que allí se debatía.

No imaginaría que fuera, en estos momentos, uno de los profesores más jóvenes de la Escuela Nacional de Arte (ENA), además de notable compositor y músico.

Es el día de entrega del lauro y, sin embargo, su aparente serenidad se ve quebrada por un aluvión de alegría. La mar de nervios lo posee. Así y todo, brega contra la emoción y me concede una entrevista.

– ¿Quién es Jorge E. Amado Colina?

Soy egresado de la Facultad de composición y de violín del Instituto Superior de Arte (ISA), Universidad de las Artes, justamente el año pasado, 2020. Trabajo actualmente en la ENA como profesor de Historia de la música y Análisis musical. También en la editorial Ediciones Espiral Eterna, dirigida por el maestro Leo Brouwer.

– ¿Es tu primer premio o tienes otros ganados?

Justamente en el 2015 pude obtener el primer premio con una obra para violín y piano, titulada Sueños ancestrales, en este mismo evento. Ahora lo hago con esta, inspirado en un texto de mi hermano, Leonardo Amado Molina.

-Eres muy joven. ¿Qué significa para ti, siendo profesor, a la vez, ejecutante, un concurso como este?

Siempre participar, pienso yo, en concursos, más allá de alcanzar algún reconocimiento, para un compositor y, por supuesto, para un músico en general, es importante. Te ayuda a disciplinar tu trabajo. Todos los certámenes tienen unas características determinadas. En este caso, lo fue para voz lírica y piano. Había otras categorías, pero escogí esta.

Luego, un concurso, siempre te va a ayudar a enfocar el trabajo, qué es lo que quieres lograr, la duración de la pieza, el tiempo; o sea, son muchos puntos que uno puede seguir y, como quiera que sea, siempre sales ganando con la experiencia de participar.

-En esta oportunidad el encuentro se dedicó a Martí. ¿Qué bases piensas tú pudieron tener en cuenta los participantes para inspirarse en el Apóstol de la Independencia de Cuba?

Ciertamente se dedicó a la obra de Martí. En el caso de mi obra, como te dije, no utilicé textos martianos, pero, de alguna forma están presentes. Los sentimientos universales están presentes en sus obras y se trasmiten a todos los ámbitos, aún hoy en día.

Sentí que, por los momentos que estamos viviendo de pandemia, el mundo estaba llenándose de paranoia, de incertidumbre, de lo qué va a pasar. Sentía como que cierto cariño de esa parte afectiva se estaba perdiendo y nos afectaba a todos.

Experimenté la necesidad de que, en estos instantes, debía comunicar algo que pudiera sensibilizar a las personas a través de un texto que llegara y fuera entendido por todos desde el punto de vista de lo contemporáneo, de la actualidad.

Es por eso que, con el texto de mi hermano, sentí que pude expresar esa necesidad en mi obra que, desde mi punto de vista como compositor y ser humano, debía comunicar.

-Ulterior a este concurso, las obras ganadoras serán ejecutadas en otro evento…

Es algo que me toma de sorpresa. En mi caso sería la primera vez que una obra de mi autoría forme parte, como pieza obligatoria, de un certamen. En ese evento, sería de voz, lo cual me llena de orgullo y alegría; a su vez, un reto, por lo que se acerca, por lo debo hacer en los arreglos para las voces. Realmente, es algo que me entusiasma mucho.

– ¿Estarías concursando también?

En este caso estaría invitado como creador de la obra. Me llena de orgullo porque todo concursante que participe en dicho certamen, tendría que cantarla. Escuchar esta música en diferentes versiones para un compositor de mi edad es aleccionador.   

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.