Creado en: enero 8, 2022 a las 09:59 am.

Elogio fotográfico a Fidel y Eusebio Leal en Cienfuegos

Un acercamiento visual, desde el hecho fotográfico, a dos grandes hombres como Fidel Castro Ruz y Eusebio Leal Spengler, lo constituye la exposición denominada La llama del carisma, la cual, tras su inauguración en el Palacio Leblanc, sede de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Cienfuegos, permanecerá abierta en esta ciudad del centro del país.

El pasado 13 de agosto, aniversario 95 del nacimiento del Comandante en

Jefe, tuvo lugar la apertura, a escala nacional, de este recuento en imágenes de la relación entre ambas personalidades, cuyo nombre proviene del artículo homónimo que Eusebio le dedicara a Fidel.

Estos materiales gráficos, de inestimable valor político, humano e histórico, ya fueron exhibidos, además de La Habana, en Matanzas.  Tras el capítulo de la Perla del Sur, proseguirá el recorrido insular itinerante, hasta llegar a Baracoa, Villa Primada de Cuba, de acuerdo con lo informado porArgel Calcines, curador de la exposición.

Integran la muestra trece instantáneas que recogen instantes de unión, trabajo y complicidad del más grande estadista mundial del siglo XX y del eminente historiador, restaurador y orador, quien tanto amor y respeto le profesó al líder histórico de la Revolución cubana.

Durante la apertura en Cienfuegos de La llama del carisma, Ariel Gil, responsable de la Casa Eusebio Leal Spengler, indicó que representa esta “una institución de Cultura”, desde donde se “estudia, sistematiza y promociona el pensamiento de Leal”; al tiempo que aludió a la intención “de homenajear la vida de Leal, un hombre útil y fecundo, gran discípulo del gigante (Fidel), el hombre de la Revolución y padre del pensamiento revolucionario cubano” y contribuir con ello “al sentimiento de la nacionalidad y al patriotismo”.

El también director de la Revista Opus Habana exhortó a que se entienda la itinerancia de la exposición en tanto símbolo de “la necesaria unidad de la Red de Historiadores y Conservadores de Cuba, para hacer que el tema del patrimonio sea la búsqueda de la alta Cultura; no una alta Cultura de diferenciación entre lo popular y lo elitista, sino una alta Cultura que maneja el criterio de la autenticidad”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.