Creado en: noviembre 23, 2022 a las 02:45 pm.

Esto no es un adiós, Pablo Milanés

Por Thalía Fuentes Puebla

A veces pienso en el significado de la palabra eternidad o si el propósito de la vida es lograrla. En muchas ocasiones me pregunto cuánto hay que esforzarse para “trascender” o dejar un legado, por muy utópico que parezca el concepto.

Pienso y no hallo respuesta, o las que hallo son demasiado filosóficas, pero entonces, llegan seres de luz como Pablo Milanés que rompen con todos los significados de las palabras y se ganan, con constancia y talento, ese lugar tan ansiado en la posteridad. Y no lo digo yo, sino las cientos de personas que este martes en la tarde, corearon sus canciones como si Pablo siguiese aquí, vibrando en cada nota.

Los acordes del tres de Pancho Amat, junto a la guitarra y la voz de Eduardo Sosa, iniciaron el homenaje a Pablo en el Pabellón Cuba, sede de la Asociación Hermanos Saíz.

Después, se unió el trovador Pepe Ordaz, otro de los exponentes del Movimiento de la Nueva Trova y juntos interpretaron  “¿De dónde viene el amor?”, uno de los temas más sentidos, de la autoría de Ordaz, cantados por Pablo. 

Raul Torres tocó “Se fue” y “El breve espacio en que no estás”, tema que lanzó Pablo en 1984 como parte del álbum Comienzo y final de una verde mañana.

“Aunque ya se haya dicho no deja de tener peso: es una pérdida irreparable para la cultura cubana”, comentó a Cubadebate Tony Ávila.

“No hay forma de reponer a un Pablo Milanés”.

El cantautor aseguró que la mayoría de los músicos cubanos tienen la influencia de Pablo y de Silvio Rodríguez. “Fueron dos pilares, una frontera entre la trova tradicional y el enlace del filin tradicional con la nueva canción”.

Destacó esa capacidad de Pablo y de Silvio de entender y leer su tiempo y hacerlo a través de canciones que documentaron la realidad cubana. Pablo es un símbolo–aseguró Ávila–y aunque la trova no es de intérpretes sino de compositores, él tuvo la dicha de poseer la combinación inmensa entre la voz y la composición. 

Por su parte, Heidi Igualada, destacada compositora, guitarrista y cantante cubana, integrante del Movimiento de la Nueva Trova, dijo que en su forma de cantar y tocar está latente la influencia de Milanés, como en todos los trovadores de su generación. Con su voz plena de matices fue parte de este homenaje hecho canción. 

“Candil de Nieve”, “Ya se va aquella edad”, “No ha sido fácil” y “El espacio en que no estás” fueron coreadas por el público que llegó hasta el Pabellón Cuba.

Erick Mendez, Ray Fernández, Abel Acosta, Pancho Amat, César López, Ariel Díaz, Abel Geronés, Annie Garcés, Adrián Berazaín, Rodrigo García, Rochy Ameneiros, Gerardo Alfonso, el dúo Iris, Augusto Blanca, Frank Fernández, Jorge Gómez, Orlando Valle Maraca y Christopher Simpson también fueron a rendirle tributo a Pablo. Algunos tocaron, otros cantaron, o simplemente, desde el público, sentían cada letra cantada desde el corazón.

En PM Records, sita en Calle 11 entre J e I, el pueblo de Cuba le rindió honores al destacado músico. Mañana, desde las 10 hasta las 2 de la tarde, estará abierta la oficina para que todo el que desee pueda firmar el libro de condolencias y dedicarle unas palabras a Pablo. 

Hay veces que es mejor no definir las cosas, pero, si hubiera que hacerlo con la obra que Milanés le ha dejado al pueblo de Cuba y a su cultura, las palabras justas serían “un legado repleto de sensibilidad”.  Pablo es Cuba; Cuba es Pablo.

.

(Tomado de Cubadebate)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.