Creado en: diciembre 27, 2020 a las 03:00 pm.

Los Muñequitos de Matanzas graban en La Habana

Los Muñequitos de Matanzas siempre son noticia. Ahora se encuentran grabando en los estudios Abdala un nuevo disco que todavía no tiene nombre. Para conocer más de ese fonograma y de la trayectoria del conjunto hablo con su director Diosdado Ramos.

-Diosdado, ¿para el nuevo año se cumplirá el aniversario 20 del sonado Premio Grammy Latino para Los Muñequitos de Matanzas?

-Fue en aquel maravilloso2001, con el CD La rumba Soy Yo, que reunió a los mejores rumberos de Cuba en un «all around» de la rumba, bajo la producción de Cary Diez y Joaquín Betancourt, que obtuvo un Premio Grammy Latino.

¿Para este nuevo disco qué pretenden?

Vamos a invitar a varios cantantes de la música bailable, salsa o timba que se entronca con la rumba de los matanceros. Y hasta participará David Blanco para demostrar que las diversas músicas se pueden unir. David Blanco dice ser fan de la rumba matancera y de la obra de Los Muñequitos de Matanzas, lo publicó recientemente en el periódico Juventud Rebelde, donde revela que “desde hace años estaba deseoso de tener esta oportunidad de fusionar la rumba con el sonido de la guitarra eléctrica”.

-Pasemos a recordar los iniciales tiempos de Los Muñequitos de Matanzas, vamos al principio.

En el principio, el grupo se funda el 9 de octubre de 1952, este 2020 cumplimos recientemente 68 años. Desde aquella fecha se ha tocado mucha rumba, especialmente en el bar del barrio de La Marina, en las márgenes del Río Yumurí, en la ciudad de Matanzas.

¿Cuéntame cómo fue aquella reunión de rumberos?

Un grupo de jóvenes comienza a seguir los ritmos de una canción que Arsenio Rodríguez estaba tocando, usando platos y botellas, como en el estilo de rumbas de cocina, con elementales instrumentos caseros. De aquel mundo de barracones, bateyes, palenques y cimarrones rebeldes, en la zona del puerto, por las márgenes del Río Yumurí y barrios marginales como La Marina, surgen, en 1952, Los Muñequitos de Matanzas, su nombre inicial fue Guaguancó Matancero.

El proyecto surge en un reservado de un barcito llamado Cayo Confiti, en la calle Velarde y el callejón de la orilla del río, alegre barrio de La Marina. Los que se reunieron allí fueron: Florencio Calle “Catalino” y Esteban Lantri “Saldiguera”. Al inicio, como te dije, llevamos el nombre de Guaguancó Matancero; solo que después de largas conversaciones nace la idea del grupo rumbero más sonado del planeta tierra.

-¿Quiénes eran esas figuras fundadoras?

Los primeros integrantes: Florencio Calle Peraza (director, compositor, tocador de maruga, guagua, catá), Hortensio Alfonso “Virulilla” (Cantante), Estaban Lantri “Saldiguera” (Cantante y compositor), Hortensio Alfonso “Virulilla” (Cantante), Gregorio Díaz Alfonso “Goyito” (tambor bajo), Pablo Mesa (Papi) (segundo tambor), Ángel Pellado “Pelladito” (tocador de guagua y cajón), Esteban Vega Bacallao” Cha Chá (tocador de quinto y cajón), Juan Mesa (cantante arrebatador-guía).

-Hablemos de la llegada a la capital.

Ya sonaba en La Habana la rumba El vive bien, una composición que hizo época, obra de Alberto Zayas y en la onda internacional amenazaba el rock and roll. El grupo cambia su nombre por el de Muñequitos de Matanzas y surge como consecuencia de una de las canciones grabadas que tenía ese título, dedicada a contar la vida de las tiras cómicas (comic) o muñequitos, de esa manera se queda para siempre el nombre oficial. Las dos primeras grabaciones fueron Los Muñequitos y Los Beodos.

Pasemos a las grabaciones de discos.

La agrupación posee una discografía de 8 compactos, 12 largas duración, 26 Standard play, 20 cassettes de música, 8 videos para la TV y cintas magnetofónicas para la radio. Su discografía es una lista completa que incluye «El guaguancó de Matanzas» (Siboney,88), «Los Muñequitos de Matanzas» (Ace,90), «Rumba caliente» (Qbadisc,92), «Oyelos de nuevo» (Artex,93), «Real Rumba» (Corazón,94), «Vacunao» (Qbadisc,95) o «Po Iban Eshu» (Qbadisc,96), Cantar Maravilloso (1990), Ito Iban Echu (1996), La rumba soy yo (2001), Rumberos De Corazón (2002), Tambor De Fuego (2006).

-Mencione las giras de Los Muñequitos de Matanzas.      

-El grupo ha visitado prácticamente todo el mundo y en más de una ocasión Canadá, Estados Unidos, México, Costa Rica, Brasil, España, Italia, Alemania, Puerto Rico e Inglaterra. Nos presentamos en el teatro Workshop, de Nueva York con el espectáculo Homenaje a los Ancestros, como preámbulo a su participación en el Festival Sí Cuba. En el propio año 2011 los reconocidos artistas cubanos luego de casi una década sin aparecer por escenarios neoyorquinos. Todo eso, independientemente del trabajo nacional y comunitario que realizamos para el turismo Internacional, los talleres de percusión, canto y danza en la Universidad de Matanzas a norteamericanos, daneses, franceses y alemanes.

-¿Usted, además de director, qué participación tiene en los espectáculos?

Bailarín y coreógrafo, este es un arte que llama mucho la atención porque es un tipo de baile muy tradicional y genuino de Cuba.

-¿Cómo podemos catalogar a Los Muñequitos de Matanzas?

-El grupo rumbero está catalogado por numerosos especialistas como uno de los mayores y mejores exponentes de la rumba en Cuba; con todo el sabor y cadencia de la rumba cubana. Somos orgullo y baluarte de la Cultura Nacional.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.