Creado en: octubre 7, 2021 a las 07:56 am.

Otorgan Premio Nacional de Cultura Comunitaria 2021

Con el objetivo de estimular y reconocer los aportes en el desarrollo cultural comunitario y la contribución del mejoramiento de la calidad de vida de la población desde procesos culturales  y sociales generados en, por y desde la comunidad, es que el Consejo Nacional de Casas de Cultura con la aprobación del Ministerio de Cultura ha propuesto la entrega excepcional en el año 2021  de tan importante galardón que se entrega en cada edición en el marco de la Jornada por la Cultura Cubana.

Luego de una sesión oficial de evaluación y análisis exhaustivo de  los expedientes de los nominados al Premio Nacional de Cultura Comunitaria 2021, el jurado integrado por Enrique Alemán, gestor del Proyecto Comunitario Quisicuaba y presidente del Consejo Técnico Asesor del Consejo Nacional de Casas de Cultura; Rogelio Rivero, Director de la Oficina de Trabajo Comunitario de la UNEAC; Lillitsy Hernández Oliva, profesora instructora de arte y vicepresidenta del Consejo Nacional de las Artes Escénicas; Jesús Ismael Ínsula Peña, escritor, miembro de la UNEAC y presidente de la Comisión de Trabajo Cultural Comunitario de la UNEAC, y presidio por Omar Valiño, crítico teatral, ensayista, profesor, editor y Director de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí; decidió otorgar tan alto galardón en la categoría personalidad al cantautor Silvio Rodríguez.

Desde finales de 2010, el reconocido trovador encabeza un grupo de músicos, escritores y artistas que actúan en los barrios e instituciones sociales (escuelas, centros penitenciarios entre otros) más necesitados de la ciudad de La Habana y otras provincias del país.

Desde que esta iniciativa se puso en práctica, Silvio no ha dejado de conmover a cientos de personas, que sin medir distancias, le siguen para disfrutar de una experiencia única en la que el canto y la poesía, se entrelazan a los sentimientos, alcanzando dimensiones incalculables.

Los más de una centena de conciertos comunitarios realizados con el acompañamiento de trovadores, agrupaciones musicales de diferentes formatos, géneros y estilos, poetas, escritores entre otros artistas,  han contribuido en gran medida en acercar la cultura a los barrios cubanos, a la formación de los públicos de todas las edades, a estimular la participación en el hecho cultural y propiciar formas y vías de acceso cada vez más cercanas a la cultura cubana y universal por nuestro pueblo. Sin lugar a dudas esta ha sido una labor de alto impacto social y cultural a escala comunitaria.

La agrupación Teatro Los elementos, de Cienfuegos, fundada en 1990 por José Oriol González, también recibira el premio. A partir de su radicación en el poblado de Cumanayagua en 1995, el conjunto comenzó a trabajar de modo permanente en una sala teatral, culminando su itinerancia.

Teatro Los elementos se ha convertido es una compañía en una comunidad artística estable, que aborda autores clásicos del repertorio universal y cubano sin dejar de trabajar con la memoria del campo cubano y los elementos que la enriquecen. Se consideran como un laboratorio artístico que conjuga aire, agua, tierra, fuego, lo que les permite transitar hacia el redescubrimiento de rituales ancestrales que conservan la esencia del hombre como ser originario.

El conjunto es un referente del trabajo comunitario en zona pre-montañosa y montañosa en el país, articulando el trabajo artístico y de promoción cultural, con la agricultura sostenible y las formas de vida tradicionales de los campesinos cubanos.

De igual forma el jurado escogió reconocer al proyecto Orquesta de Guitarras Vocal Clave de Sol, de La Habana, fundado el 2 de mayo del año 2009, por dos profesoras instructoras de música del municipio La Lisa, Yamilé García Zurita y Nuria García Reyes, quienes trabajan con niños y adolescentes de la comunidad de San Agustín.

La idea apuesta por la vinculación de niños con aptitudes para la interpretación con uno de los instrumentos musicales de mayor cubanía, teniendo como base el canto colectivo y la práctica instrumental. El proyecto ha significado una revelación cultural para San Agustín, con un alcance que supera los 250 integrantes, con resultados reconocidos a nivel nacional e internacional.

El Proyecto acoge 17 talleres de guitarra (prima, acompañante y bajo), talleres de charango, cuatro venezolano, tres, laúd, cavaquiño, ukelele, mandolina, solfeo, percusión cubana, danza, teatro, técnica vocal y canto.

Sus resultados constituyen una muestra de lo que puede hacerse desde la comunidad, para contribuir con el fortalecimiento de una cultura de mayor participación popular.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.