Creado en: octubre 7, 2021 a las 08:03 am.

Noel Nicola o la canción tejida de lirismo y poesía

Foto Tomada de Internet.

“Traigo a la espalda
un saco muy pesado y viejo
que tiene adentro acumuladas
mis angustias.
Si vas a amar mi cuerpo
súmale su peso,
y ámame así como soy”.

Las anteriores son líneas del cuerpo de un texto melódico inmenso, como tantos de los compuestos por Noel Nicola, titulado Ámame así como soy. El autor de otro número análogo igual de recordable a la manera de Ay, no sabes, puro lirismo este hombre inolvidable, fragua versos en textos musicales que rezuman la poesía de un ser preso de nostalgias, amores, querencias y deseos.

Noel le canta al amor, a la vida; también al pesar, a ese no poder que nos compulsa a flagelarnos entre la amargura y la resignación.

El cantautor nacido en Santa Clara el 7 de octubre de 1946, perteneciente a la hornada fundadora del Movimiento de la Nueva Trova, gestó clásicos del repertorio musical cubano escrito para la eternidad, al modo de la inmarcesible Es más, te perdono, pieza de impronta nerudiana cuyo desenlace jamás olvidará ese que amó, mucho, alguna vez, sin ser correspondido o acaso no recibir el afecto equiparable al suyo:

“Te perdono los cientos de razones,

los miles de problemas,

en fin, te perdono no amarme.

“Lo que no te perdono

es haberme besado con tanta alevosía.

Tengo testigos: un perro, la madrugada, el frío,

y eso sí que no te lo perdono,

pues si te lo perdono seguro que lo olvido”.

La música le venía de cuna al hijo del guitarrista y pedagogo Isaac Nicola, de manera que tan temprano como a los trece años ya componía sus primeras canciones.

El creador de Comienzo el día, Por la vida juntos o Por una imaginaria María del Carmen, firmó más de tres centenares de temas musicales, muchos de los cuales adquirieron no solo la merecida connotación artística; sino asimismo significación personal, desde los órdenes sentimentales, para miles de cubanos e iberoamericanos en sentido general.

El además integrante del Grupo de Experimentación Sonora del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC)  elaboró música para cine, radio, televisión; también hizo música infantil y musicalizó poemas.

Representó a nuestro país en más de treinta naciones y se granjeó la Orden Félix Varela de Primer Grado, otorgada por el Consejo de Estado de la República de Cuba.

De forma temprana, Noel falleció el 7 de agosto de 2005, con tan solo 58 años, víctima del cáncer. Se despedía físicamente uno de los líricos magnos de nuestra trova, un ser de un sello y sino muy especiales, a quienes todos los melómanos recordarán siempre.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.