Creado en: junio 22, 2022 a las 08:20 am.

Pablo estuvo, está, estará…

Foto: Omara García (Tomada de Facebook)

Mucho se especuló en redes sociales y medios de comunicación sobre esta presentación; algunos parecían ignorar algo fundamental: el vínculo de Pablo Milanés con su público va más allá de posicionamientos en un espectro político, de afinidades generacionales o, incluso, de puntuales gustos y sensibilidades: el capital simbólico de Pablo Milanés acoge a multitudes.

Y una multitud acudió a un concierto en el que hubieran querido estar muchos miles más.

Desde el comienzo, cientos de luminarias colmaron el lunetario: las personas encendieron sus celulares para darle la bienvenida al cantor. En medio del clamor se escuchó la primera frase: «Vengan todos a mi jardín…»

«Siempre dicho que (este) es mi mejor público», afirmó en los primeros momentos. Y a partir de ahí, canciones emblemáticas de uno de los repertorios más extraordinarios de la cancionística cubana de todos los tiempos, a las que se sumaron temas más recientes, incluidos en producciones discográficas de los últimos años.

Acompañado por un ensemble musical sencillo (Miguel Núñez en los teclados y Cary Varona en el chelo) una y otra vez tomó su guitarra para acompañarse. Su voz tuvo la calidez de siempre, la elegancia en el fraseo, los matices que han fascinado a millones de seguidores en todo el mundo.

Entre canción y canción, sus comentarios: fue evocando momentos, inspiraciones, compañías y colaboraciones. El diálogo acostumbrado con los asistentes de sus presentaciones. El público respondía con sus aplausos.

En algunos temas invitó a los asistentes a corear junto a él, aunque normalmente la gente lo acompañó en casi todo el concierto. Es la atmósfera que Pablo instaura en sus espectáculos. A veces unos poquísimos acordes bastaban para lograr una comunión.

De pronto, en medio del silencio, se escuchó la declaración de tantas veces: «¡Pablo, te amo!»

Cantante de fructíferas confluencias (tradición y contemporaneidad; bolero, son y filin), en su presentación hubo la variedad melódica y alternancia rítmica de las que ha hecho décadas durante seis décadas de carrera.

El concierto en La Habana demuestra lo que muchos saben: viva aquí o en el extranjero, se pronuncie en los medios de comunicación o se mantenga en silencio, Pablo Milanés es presencia permanente, compañía de millones. Pablo estuvo. Está. Estará.

Tomado de: https://www.trabajadores.cu/20220621/pablo-estuvo-esta-estara/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.