Creado en: noviembre 1, 2021 a las 11:04 am.

Poesía Ilustrada como tributo a Fayad Jamís

La galería El Monje de la Casa de la Cultura Municipal Osvaldo Mursulí de Sancti Spíritus
acogió el Salón de Poesía Ilustrada Fayad Jamís (Foto de la autora)

La lírica también irradia colores. Esa idea se percibe desde las paredes de la recién remozada galería de arte El Monje, de la Casa de la Cultura Municipal Osvaldo Mursulí, de Sancti Spíritus, sede del Salón de Poesía Ilustrada Fayad Jamís, donde artes plásticas y literatura se dieron la mano como tributo a uno de los poetas más grandes que ha dado Cuba.

Unas 20 obras literarias, e igual cantidad de piezas de las artes visuales, fueron presentadas por artistas aficionados e invitados con una trayectoria destacada, al decir del prolífico escritor espirituano Manuel de Jesús González Busto.

El Salón de Poesía Ilustrada Fayad Jamís surgió como homenaje al gran poeta y pintor,
quien residió en la localidad espirituana de Guayos. (Foto: tomada de Facebook)

«Es costumbre que los aficionados que pertenecen al Taller Literario Municipal Serafín Sánchez Valdivia, radicado en nuestra Casa de Cultura, presenten poemas, para que luego sean ilustrados por los artistas de la plástica. Es una manera de recordar a Fayad Jamís, quien siempre estará entre nosotros. A través de diferentes técnicas, los creadores plasman los sentimientos que ellos interpretan, que les trasmiten esos poemas o ese cuento, según la modalidad literaria», explicó el intelectual, quien ostenta la Distinción Canto de ciudad, máximo reconocimiento otorgado por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), de esta provincia.

Entre losgalardonados- destacó González Busto- se inscribe el destacado decimista Alexander González Góngora, quien participó con dos décimas basadas en la historia de una niña, que al final resulta ser la princesa de un cuento. De igual manera recibió premio María del Rosario Basso, con la obra Silencio congelado. Mención Especial obtuvo Fernando Baracaldo Alba, con Tanto; e igual reconocimiento llegó a manos de Salvadora Díaz Álvarez, con Dividida, en tanto Dayana Pomares, recibió mención por su obra Yo, negra.

El autor de Confesiones de un loco descreído, premio Fayad Jamis (1991), aseguró que, a la hora de elegir a las mejores obras literarias, el jurado tuvo en cuenta el nivel de originalidad de la propuesta, la armonía, así como el impacto en la transmisión del mensaje, entre otros factores. Por otra parte, el jefe de la Cátedra de Artes Visuales de la céntrica casona azul, Alexey Sarduy Valle, precisó que adultos y niños presentaron obras planimétricas, y una de artesanía.

«La muestra tiene gran variedad por las disímiles técnicas, entre ellas dibujo, tempera sobre cartulina, técnicas mixtas, y variedad de estilos y de uso de los materiales, que ofrecen un equilibrio visual bastante marcado», explicó.

La niña Keyla Milai Leiva mereció el premio en la modalidad infantil, en tanto en la categoría de adulto, fue premiado Yadir Bonachea, y Anailsi Izquierdo resultó mención, según una publicación que aparece en el perfil institucional de Facebook, de la Casa de la Cultura Municipal Osvaldo Mursulí, de la capital yayabera.

El Salón de Poesía Ilustrada Fayad Jamís surge como homenaje al autor de Con tantos palos que te dio la vida, ese gran artista cuyas dos pasiones fundamentales eran, precisamente, la poesía y la pintura.    

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.