Creado en: mayo 14, 2022 a las 08:42 am.

Raúl Torres: «A Cuba hay que quererla»

Raúl Torres en Buenos Aires / Foto de Ana Luzniak, tomada del Facebook del artista

«Las canciones y las palabras de nuestros trovadores lograron el silencio absoluto y las más explosivas ovaciones. Vivas a Cuba, a Fidel, y mucho de lágrimas y risas…, y más lágrimas de emoción que cortaban los estribillos. En este encuentro se ha hecho patente, una vez más, que a Cuba hay que quererla. A Cuba se le quiere, las salas completas en Buenos Aires lo han cantado por y con nosotros»…

Así expresó el reconocido compositor e intérprete Raúl Torres, quien recientemente participó en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, donde La Habana fue Ciudad Invitada de Honor. Durante su estancia en aquel país, Cuba se estremeció de dolor con los tristes sucesos ocurridos el 6 de mayo en el capitalino Hotel Saratoga, accidente que lo motivó a escribir un nuevo tema en homenaje a las víctimas y en reconocimiento a la solidaridad demostrada por elpueblo y el personal que participó en las labores de rescate.

«Todos estamos muy entristecidos por los luctuosos sucesos del Hotel Saratoga, sobre el cual compuse una canción que estrené durante el concierto con Fede Toledo en el que estuve como invitado… Da mucha tristeza, la verdad sigo preocupado; pero tenemos tremendo pueblo, del que siento mucho orgullo y al que dedico esta pieza«, dijo y agradeció a la televisora  TeleSur «por mantenernos informados en todo momento».

Raúl Torres igualmente trasmitió «a familiares, amigos y allegados de las víctimas de la explosión en el Saratoga mis más sentidas muestras de pesar y solidaridad».

El prestigioso músico dijo que fue emocionante  su participación en la Peña de Bruno Arias, formidable cantautor argentino, en el Niceto Club de Buenos Aires, «donde se armó tremendo fiestón en alabanza a Cuba y a su pueblo».

Torres acometió un infatigable programa de presentaciones en Argentina como parte del quehacer en ese hermano país de un prestigioso grupo de músicos que formaron parte de la delegación de la Isla a la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires que concluye el próximo 16 de mayo.

Además del autor de piezas tan populares como Cabalgando con Fidel, El regreso del amigo (dedicada al Comandante Hugo Chávez), Candil de nieve, Se fue y Regrésamelo todo, entre muchas otras, también viajaron a esa nación los igualmente reconocidos músicos Eduardo Sosa, Diego Gutiérrez y Rochy Ameneiro, quienes compartieron escenario junto con destacados creadores musicales del país andino, entre ellos la trovadora argentina Laura.

Torres dijo que fue «muy emocionante, hasta las lágrimas, el concierto que a las diez de la noche del 30 de abril realizaron los músicos cubanos ante más de mil espectadores durante la jornada denominada Día de Cuba en la Feria; en tanto no menos efusiva fue su actuación en la Fundación Mercedes Sosa, ante un público delirante».

Asimismo recordó su presentación junto a Fede Toledo «excelente folclorista argentino y el encuentro de los músicos de la Isla en el espectáculo dedicado a la canción de nuestra Latinoamérica y la noche de cantautores en La Salamanca-La Plata», entre otras actuaciones.

A continuación, la letra del emotivo tema dedicado a las víctimas del Saratoga y a la rápida respuesta del pueblo ante tan lamentable hecho:

Se corrió la voz que hubo un estruendo

Que empañó la maravilla

Que los seres que vibran bien alto

Han visto llorar la Giraldilla

Creen que la luz del viejo Prado

Tiene huellas que se ausentan

Pero hay miles de almas disponibles

Que a brindar su sangre se presentan

Y mientras tanto los chicos más malos disfrutan

Viajan brindando en su triste miseria los hijos en ruta

Y mientras tanto mi pueblo

Se empina y luego se sacude

Porque aunque el viento del norte sea recio

Mi pueblo si ama, mi pueblo construye

Se corrió la voz

Que hubo un silencio poniéndole ruido al alma

Se escuchan llorar leones de mármol

Y en el prado se extinguió la calma

Sé que hay madres que hoy amanecieron

Sintiendo que el sol les falta

Y sé que hay nuevos Ángeles del cielo

Que alcanzan las estrellas más altas

Y mientras tanto los chicos más malos disfrutan

Viajan brindando en su triste miseria los hijos en ruta

Y mientras tanto mi pueblo

Porque aunque el viento del norte sea recio

Mi pueblo si ama, mi pueblo construye

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.