Creado en: marzo 5, 2021 a las 09:05 am.

“Las palomas y el poeta”

Los años pasan pero los hechos quedan para que después los historiadores y los biógrafos tengan motivos por su trabajo: hurgar en el pasado y colocar estas pinceladas históricas en su verdadero tiempo y espacio.

En las tardes de aquellos días en los jardines de la UNEAC, a nuestro Poeta  Nacional, Nicolás Guillén, lo esperaba un grupo heterogéneo: Las palomas, los niños y sus madres para verlos pasar un rato en contacto con la mejor poesía ambiental.

Muchos se impacientaban. En primer lugar las palomas por el alimento adicional que les prodigaba Nicolás todas las tardes; los niños porque muchas veces el Presidente de la UNEAC, se atrasaba en su oficina y también las madres de los niños lo esperaban, porque no había quien sacara a sus hijos del jardín junto con las palomas revoloteando sobre ellos.

Fueron momentos grabados en el recuerdo, a la distancia de los años para todos los que los vivimos y para aquellos niños que hoy son adultos.

Estoy segura de que tanto mi hijo Ernesto como Oni Acosta Llerena, los guardan en los escondidos pliegues de sus almas; allí donde se atesoran los momentos más hermosos vividos en la niñez.

¡Al fin llegaba Nicolás!

Entre risas y carreras de los pequeños, se dirigía  al grupo  para alimentar a sus palomas. Los niños saltando junto al poeta feliz, porque fue capaz de crear para la historia de la UNEAC aquella escena llena de la mejor poesía de su alma. Él, que escribió sus mejores versos para los niños de Cuba.

Ya no está con nosotros pero siempre seguirán volando sobre la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, las palomas de Guillén junto a sus pensamientos y sus versos.

Lic. Teresita Aleida Gómez Vallejo.

Escritora y Artista de la Plástica.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.