Creado en: septiembre 24, 2022 a las 10:00 am.

Dedican espacio a aportes de Fidel a la cultura cubana

Abel Prieto Jiménez, presidente de Casa de las Américas, y Manuel Alejandro Hernández Barrios (I), periodista y vocero del Centro Fidel Castro Ruz,
durante el encuentro “Con luz propia” en el centro homónimo, en La Habana, Cuba, el 22 de septiembre del 2022.
Fotos: Yury Díaz

¨Por Aylín Herrera

El espacio Con luz propia, que desarrolla el Centro Fidel Castro Ruz, en esta capital, se dedicó hoy a la figura del Comandante en Jefe y a sus aportes a la cultura cubana.

Con la participación de Abel Prieto Jímenez, presidente de Casa de las Américas, el encuentro recorrió momentos decisivos en que el pensamiento y la acción del líder histórico de la Revolución fueron cruciales para la vanguardia artística y literaria de la mayor de las Antillas.

Prieto Jímenez destacó el vínculo permanente de Fidel con la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y con la Unión de Periodistas de Cuba, sobre todo en las décadas de los años 80 y 90, períodos desde los que avizoraba una guerra cultural hacia la nación.

Esas organizaciones las creó en aras de generar un clima de diálogo y análisis colectivo y como un frente ideológico-cultural para defender al país de la colonización en ese aspecto, apuntó el intelectual.

Sobre el fenómeno, el autor de El vuelo del gato comentó que la nación caribeña no ha sido coherente a la hora de enfrentar la guerra cultural y mediática, porque aún se reproducen modelos que son ajenos a la identidad cubana.

2209-abel-prieto-centro-fidel2.jpg

Dijo que Fidel fue un visionario en ese sentido, pues demostró cómo el capitalismo tardío rebaja su propia cultura a una simple mercancía o entretenimiento.

Expresó que tenemos una influencia de símbolos extranjeros mayor a la de hace 30 años, principalmente norteamericanos, que se asumen como elementos de modernidad, pero Fidel lo alertó y lo combatió con la Batalla de ideas para evitar la manipulación, afirmó Prieto Jiménez.

Era un convencido de que la cultura constituye un antídoto contra la propaganda consumista, añadió quien se desempeñó como ministro de Cultura cubano.

Insistió en que el Comandante en Jefe, al decir “lo primero que hay que salvar es la cultura”, demostró el poder de transformación de la conciencia, los valores y la conducta.

Finalmente, Prieto Jiménez expresó que Fidel pertenece a una dimensión temporal que no se debilita y que resulta un acompañante inspirador desde el presente.

Abel Prieto Jiménez es uno de los más destacados intelectuales del país y ha ocupado notables cargos en organizaciones de la cultura nacional al asumir la dirección de la Oficina del Programa Martiano, la presidencia de la Sociedad Cultural José Martí y desempeñarse como asesor del General de Ejército Raúl Castro Ruz.

2209-abel-prieto-centro-fidel3.jpg

(Tomado de ACN)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.