Creado en: noviembre 1, 2020 a las 01:11 pm.

Panchito Riset: El Rey del Ritmo Nuevo

Un 21 de octubre La Habana vería nacer a una prominente figura de la música cubana. Hace 110 años, vino al mundo en la capitalina ciudad, Francisco Hilario Riser Rincón, más conocido como Panchito Riset. 

Dueño de una aguda y melodiosa voz, el cantante cubano incursionó, desde sus inicios, en varios géneros populares como la guaracha, el cha cha cha, la guajira, la conga y el guaguancó; pero fue el bolero el que terminó cautivándolo definitivamente.  

Debutó profesionalmente con el Septeto Esmeralda donde tocaba la marímbula. Luego integró otras agrupaciones como Caney, Sexteto Habanero  y la Orquesta de Ismael Díaz.

En el año 1933, logra presentarse por primera vez en la ciudad de Nueva York, donde acompaña a la Orquesta Antobal´s Cubans en el Madison Royal. Con esta agrupación graba su primer disco en el que, por equivocación, lo anuncian como Riset en lugar de Riser y así sería reconocido en lo adelante.

Trabaja con numerosas agrupaciones de renombre internacional en las que interpreta, magistralmente, temas de relevantes autores. En una de sus actuaciones conoce a la actriz norteamericana Eleanor Powel, quien quedó maravillada del talento de Panchito y lo bautiza como «El Rey del Ritmo Nuevo». Por sugerencia de Eleanor viaja a Hollywood, donde integra varios conjuntos y se le presentan ofertas de diferentes estudios de grabación.

Sobre su lanzamiento al mundo de la música profesional, Riset, llegó a comentarle a Angel Valdés Iturralde:

«Cantaba y lo hacía sin pretensiones, los que me escuchaban me animaron a que lo hiciera profesionalmente. Fue así como se inició mi carrera, allá en mi querida e inolvidable Habana».

En Cuba comienza a tener mayor éxito en su carrera a partir de la década del 40, luego de haber alcanzado cierta fama internacional. Había salido del país siendo muy joven, hecho que permitió que alcanzara el reconocimiento en el exterior antes que en la Isla.

Para estas fechas, despertaron gran interés en el público antillano, temas como «El cuartito» de Mundo Medina; «De cigarro en cigarro», «Blancas Azucenas» de Pedro Flores, y «Cita a las Seis».

Panchito Riset se inscribe en el ejército norteamericano que combate durante la Segunda Guerra Mundial y participa durante dos años en numerosas operaciones, incluyendo la batalla de Normandía, acciones por las que resulta condecorado y por las que recibe honores al término de su misión.

Luego continuará con su pasión por el bolero y la música en general. En 1981 sufre un duro golpe, pues debido a una diabetes que avanza es necesario amputarle las dos piernas. Aunque este hecho marcó tristemente su vida, supo mantenerse optimista y continuar adelante.

En entrevista que se le hace durante su estancia en un hospital de Nueva York, expresa sobre el asunto:

«Mis piernas me llevaron en un largo peregrinaje. He viajado el mundo, fui combatiente de la Segunda Guerra Mundial. Vi la muerte a mi lado, conocí la miseria humana que envuelve el holocausto, y tuve que seguir andando. Hoy por mi capacidad y entendimiento, puedo ser espectador de la vida que no va a cambiar para mí, por el hecho de habérseme amputado las piernas. Esta prueba no es fácil sobrellevarla, pero tampoco es aplastante. Y creo que Dios ha sido bastante generoso; a pesar de que me quitaron las piernas, no me han privado de mi voz».

Pachito Riset murió el 8 de junio de 1988 en su hogar de Nueva York, dejando el legado de su voz y sus actuaciones a un público que lo continúa recordando como «el Rey del Ritmo Nuevo».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.