Creado en: agosto 19, 2021 a las 10:03 am.

Con esos seres anónimos de la Uneac (+Multimedia)

Luis Morlote Rivas, presidente de la Uneac, hizo entrega de la orden Raúl Gómez García a trabajadores de la institución./ Foto del autor.

Desde lo íntimo, la casa donde se gesta el día a día de una organización magna junto al humano que la distingue, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), comenzó este 18 de agosto la jornada de festejos por sus 60 años de fundación, en la sede principal ubicada en la barriada capitalina del Vedado.

La fecha coincide con igual data del momento prístino en que Nicolás Guillén pronunciara discurso fundador dedicado al aniversario 25 del asesinato del poeta y luchador antifascista español Federico García Lorca.

Con los trabajadores del lugar, esos anónimos de la obra mayor que en sí misma es la Uneac, “el corazón de la vida de esta organización”, según palabras de Luis Morlote, presidente de la institución, se inició la pequeña y significativa jornada de homenaje.

En estas seis décadas, personas humildes, de entrega total, de forma callada y simple, entregan lo mejor de sí para la maquinara mayor en compromiso permanente.

Varios de estos constantes, salvaguardas de la labor artística y literaria atesorada por la vanguardia creadora en esos años, fueron investidos con la orden Raúl Gómez García, otorgada a trabajadores cubanos por méritos y servicios destacados a la cultura nacional durante más de 20 años.

De manos de Elisa Villa Naranjo, miembro del secretariado general de la CTC, reciben también los trabajadores de la Uneac la orden Raúl Gómez García. /Foto del autor.

De manos de Elisa Villa Naranjo, miembro del secretariado general del sindicato de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC); y el timonel de la Uneac, Luis Morlote, recibieron la condecoración Milene Galán Paz, Lidia López Díaz, Onelia Silva Martínez, María del Carmen Rodríguez y Lauro Manuel Torres Rivero.

En la velada se entregó a la institución, de manera excepcional y única, el sello conmemorativo 80 aniversario de la fundación de la Central de Trabajadores de Cuba, conferido a trabajadores, dirigentes sindicales, colectivos laborales –cubanos o extranjeros— que alcancen “relevantes resultados en el trabajo creador, ejemplar y consecuente con los principios de la Revolución”.

A nombre de la Uneac, su presidente Luis Morlote, recibe el sello conmemorativo 80 aniversario de la fundación de la CTC, de manos de Ulises Gilarte, secretario general de ese órgano sindical. /Foto del autor.

Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Buró Político y Secretario General de la CTC, hizo entrega a Morlote del galardón. Destacó Guilarte la obra significativa de la Uneac, sintetizada en el valor ejemplar y compromiso al certificar los valores identitarios de la cultura y nación cubanas. Concluyó el encuentro con la actuación del trovador Tony Ávila.

Al acto asistió Fernando Rojas, viceministro de cultura; el intelectual Miguel Barnet, presidente de honor de la Uneac, así como todos los presidentes de las diversas asociaciones y una pequeña representación de los trabajadores del lugar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.