Creado en: marzo 26, 2021 a las 09:06 am.

Marzo Literario, literatura viva y constante (+Podcast)

La literatura es una de las ramas de las artes más propicia al desarrollo en las redes sociales. Las experiencias de promoción en el contexto del aislamiento por la COVID -19 han sido fructíferas, tanto a nivel mundial, como en Cuba. Por eso, llegó el festival Marzo Literario hasta nosotros, un evento cubano de promoción del libro y la lectura, que buscó siempre dar a conocer la obra de autores, editoriales y proyectos artísticos, de manera online.

Desde el 19 y hasta el 25 de marzo, a través de Telegram, Youtube, Facebook e Ivoox y con solo teclear @marzoliterario en estas plataformas y redes sociales, los lectores  intercambiaron con autores y se acercaron a sus propuestas, así como a conferencias, talleres y presentaciones de libros al alcance de sus manos y sin salir de casa.

Este festival se insertó entre las acciones que en el país celebran la Jornada por el Día del Libro Cubano, desarrollada por el Instituto Cubano del Libro (ICL), cuyo vicepresidente, Josué Pérez Rodríguez, comentó:

«Marzo Literario es un buen proyecto, que viene a llenar un vacío, pues la propia Feria  del Libro, quizás por su magnitud, no había tenido en cuenta que existían una serie de espacios emergentes promocionando la literatura a través de las redes sociales. Con el aislamiento por la pandemia, estos proyectos han buscado soluciones para realizar su labor y el Marzo Literario nos dará un panorama de lo que ocurre al respecto. El Festival  abre la «Jornada por el Día del Libro Cubano», que será del 25 al 31 de marzo, y surge como alternativa de promoción, que no busca sustituir la Feria Internacional del Libro, pero sí como una excusa para promocionar novedades editoriales».

Diálogo entre generaciones

El Marzo Literario buscó impulsar iniciativas de socialización del libro en otros formatos y promocionar la carrera de muchos escritores consagrados o noveles. Apostó, además, por el diálogo literario intergeneracional.

La Asociación Hermanos Saíz (AHS) devino fundamental en el Marzo Literario, pues muchos de sus organizadores, colaboradores y participantes la integran. Las editoriales de la AHS, participaron tanto con  sus libros en formato digital, como con cápsulas donde sus escritores compartieron fragmentos de sus obras.

Giselle Lucía Navarro, poeta y especialista de la Sección de Literatura de la AHS, entre las participantes, argumentó que la cita permitió que diversos proyectos independientes con presencia en plataformas digitales tuvieran auge y pudieran promocionar sus contenidos.

«El Festival ofreció al público una visión diversa de la poesía y la literatura en general, insertándola en nuevos diálogos y dinámicas asociadas a este contexto diverso que condiciona y transforma esta nueva forma de comunicación a través de la palabra», afirmó Giselle, cuya gestión y acompañamiento desde la experiencia en la producción de espacios de este tipo, ha sido crucial para el Marzo Literario.

«Como escritora y participante me he sentido muy a gusto en la gestación de este proyecto y pienso que podría ser el comienzo de una jornada anual que se inserte en la celebración del Día del Libro Cubano y del Día Internacional de la Poesía. Marzo Literario tiene mucho potencial, porque está compuesto por jóvenes y asume la literatura de un modo vivo y constante», concluyó.

El Marzo Literario tuvo el honor de contar con escritores de la talla de Alexis Díaz Pimienta, Mildre Hernández, Erick Mota, Rafael Grillo o Arístides Vega Chapú, quien respecto al diálogo entre generaciones que propició el evento, comentó:

«Creo en los jóvenes, en su inteligencia y energía, siempre es un gusto acompañarlos, aprender de ellos y escucharlos. Nada me hace más feliz como autor que recibir una opinión de un joven sobre algún libro mío».

Ese diálogo entre escritores con una carrera consolidada y jóvenes que inician su camino en la literatura o aspiran a hacerlo, es uno de las principales metas del Festival. La Unión de Escritores y Artistas de Cuba, desde su fundación, propicia este intercambio, de ahí que muchos de sus miembros formen parte del Marzo Literario.

«La Uneac y sus miembros tenemos el deber de apoyar eventos como este, que salen de los intereses de los jóvenes y de sus maneras de involucrarse con el mundo y la literatura a través de las redes y libros digitales. Para mí en lo personal es un gusto enorme contribuir con Marzo Literario y demostrar que los autores de todas las edades y más si estamos agrupados en la UNEAC participamos de cualquier esfuerzo e iniciativa que se haga en pos de la literatura y la lectura», aseveró Rafael Grillo, escritor y director editorial de la revista El Caimán Barbudo.

Precisamente desde los debates en torno a la literatura que propicia El Caimán Barbudo, surgió la idea de realizar un festival online, que en el contexto de aislamiento, no dejara pasar por alto el mes de marzo y sus festividades asociadas a la poesía y el libro cubano.  

Liliam Sarmiento es una estudiante holguinera de Periodismo, miembro de Ediciones La Luz y El Caimán Barbudo, que ha sido una de las principales coordinadoras del Marzo Literario. A propósito de su experiencia como coordinadora de editoriales y organizadora  comentó:

«La idea de Marzo Literario tiene su génesis en el grupo de WhatsApp del Caimán Barbudo, durante uno de esos debates de los seguidores de la literatura. Felizmente, muchos nos movilizamos para comenzar a materializar esta alternativa que comenzó el pasado 19 de marzo. La coordinación de editoriales ha sido todo un desafío pues tratamos de unir en este empeño a editoriales de todo el país e incluso, algunas extranjeras que se sumaron. Creo que esta gestión apoyó el 50% del festival, porque desde estos proyectos se gestaron disímiles contenidos que promueven la literatura: desde los ebooks, hasta materiales audiovisuales que acercan a los autores a sus públicos».

Proyectos de promoción literaria online   

El aislamiento ha propiciado que se desarrollen canales de difusión literaria nunca antes vistos en Cuba. Este evento propició nuclear y visibilizar esos esfuerzos individuales, para potenciarlos, acrecentar su público meta y vincularlos entre sí y con las instituciones, en aras de mejorar la promoción literaria en nuestro país.

En el Marzo Literario participaron proyectos de autor como: Discurso de Eva, Tertulia, Claustrofobias, La Jeringa, Axioma, Manifiesto, Raíz de la palabra, Oralitura Habana, Zzzumbido, Callejas, Epígonos o Isleada. Todos, desde sus plataformas contribuyeron a la organización y promoción de un evento que los acogió como participantes.

«Discurso de Eva es un canal en Telegram para la divulgación de poesía femenina en formatos de audio, texto y video. Las motivaciones por las que nos unimos a Marzo Literario fueron la cancelación de la Feria Internacional del Libro de La Habana, debido al avance de la pandemia, así como la necesidad de generar plataformas, aunque sean de tipo virtual, con vistas a la promoción literaria en general y poética en particular. Espero que este evento sea una oportunidad para la comunión y el encuentro de los amantes de los libros», explica Barbarella D Acevedo, una de las escritoras participantes.

El proyecto cultural editorial Callejas, que desde Trinidad, Sancti Spíritus edita y manufactura libros de manera artesanal sin fines de lucro, estuvo desde el primer día coordinando el Marzo Literario. Entre sus propuestas para el evento destacó la realización de una lectura de poesía mediante audiochat de Telegram, así como diferentes cápsulas de poetas trinitarios leyendo su obra y la participación en dos de los paneles que se emitieron vía Youtube.   

«A la Editorial Callejas de Trinidad nos motivó unirnos a la iniciativa de Marzo literario la idea de apoyar al libro y la literatura en vista de la ausencia de la Feria Internacional del Libro por cuestiones de salud. Esperamos poder rescatar un espacio, aunque sea virtual, para convocar a la lectura y sus formatos», argumenta  Adriana Rivero Martínez,  integrante de Callejas.

El Zzzumbido es un proyecto dedicado a promover desde las redes sociales la lectura, sobre todo, de literatura cubana. Semanalmente, comparten desde Telegram, Facebook e Instagram una recomendación literaria, acompañada de una reseña y varios fragmentos de la obra reseñada con el principal interés de promover esa obra y crear una comunidad virtual de lectores.

Les interesó participar en  Marzo literario, porque es una oportunidad de conocer proyectos similares o afines al suyo e interactuar con ellos, así como crecer en público, en seguidores, para generar esa idea de comunidad que ansían.

Por su parte, Epígonos nace como una idea original de Medea Teatro para crear una plataforma de promoción cultural que se propone la promoción, debate, cuestionamiento y reflexión sobre la vida y el consumo del arte contemporáneo. En el marco del Marzo Literario, este proyecto convocó al primer certamen de poesía «La maldita circunstancia», cuya ganadora, Ámbar Carralero Díaz, participó en el festival.

 «El anhelo mayor es que esta iniciativa ayude a fortalecer los vínculos creativos dentro y fuera de Cuba. Una colaboración en la que creemos con infinita tozudez y que no solo se da por el trabajo en conjunto, sino por la participación en la recepción de la obra del otro», aseveran los coordinadores de Epígonos.

La Librería de uso La Tertulia participó en una charla sobre el mercado del libro de uso en Cuba. Su director, Alejando Mainegra afirma que Marzo literario puede tener una gran importancia en el universo literario de la Isla, dado que en este momento hay mucha carencia de eventos sobre el tema y este es un espacio para que la promoción llegue a un gran número de personas.

El festival tuvo la suerte de contar con el panel-taller «El haiku, visiones contemporáneas y técnicas” con invitados como Lester Flores, de Cuba; Enrique Linares, de España; Sandra Pérez, de Argentina y Gonzalo Marquina de Perú. Haijines- así se nombran los poetas que escriben haiku- los cuales abordaron esta arista de la poesía, tan novedosa para los lectores cubanos.

Otoño Editorial es una editorial independiente, que también participó en Marzo Literario. Surgida en primavera del 2020 tiene como objetivo difundir en Cuba y países hispanohablantes el Haiku, un género literario breve y tradicional de origen japonés, un tanto enigmático y desconocido acá en occidente. Los libros incluyen un diseño también despojado de elementos sobrantes, y con ilustraciones realizadas con la técnica tradicional sumi-e. Estos están en formato digital y pueden ser descargados sin coste alguno desde un espacio que ha cedido en su sitio web oficial la escuela de Haiku Makoto.

En este aislamiento el mundo ha logrado reinventarse y mantener todo tipo de propuestas artísticas de manera virtual, un evento cubano de este tipo podría trazar el camino del uso de las tecnologías para los organizadores, artistas e instituciones involucradas. La promoción literaria online es un reto para diseñadores, comunicadores y promotores de la cultura.

Yaremis Pérez Dueñas, Directora de Editorial Cubaliteraria, fue una de las principales promotoras del Marzo Literario. Al respecto, comentó:

«Sin duda alguna este último año ha sido completamente diferente a lo que ya conocíamos. Nuevas formas de hacer han surgido, y muchas otras se han renovado. Ante esta situación llegó Marzo Literario, un evento que permitió visualizar el accionar de muchos proyectos dentro y fuera de la isla. Una unión de diferentes maneras de mostrar la literatura siempre vinculada a la tecnología. La editorial Cubaliteraria se hizo eco de todas las noticias relacionadas con el evento, desde el Portal www.cubaliteraria.cu, así como desde las redes sociales”.

Marzo Literario asumió el reto de promover la literatura desde el diálogo con las instituciones y editoriales. Buscó ser un puente entre los jóvenes que la promueven y sobre todo, aspirar a llegar a los lectores de manera renovada.

Nota:

La autora se desempeñó como coordinadora del evento

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.