Creado en: junio 2, 2021 a las 08:10 am.

Voces desde la Unión

“Como diría Miguel Barnet, la UNEAC es la polea de transmisión, es la organización que ayuda a que el movimiento artístico conquiste espacios y que las instituciones estén cerca para dar respuesta a las inquietudes. No se puede pensar en el trabajo de la cultura sin las instituciones”, así afirma la Vicepresidenta Primera de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, Marta Bonet.

La intelectual cubana se graduó de musicología en 1987 y poco después integró las filas de la organización, como miembro de la Asociación de Música. En el IX Congreso de la UNEAC es elegida como su Vicepresidenta Primera.

“En el tiempo que estuve al frente de las instituciones de la cultura siempre hubo una relación muy directa con la UNEAC. La organización tiene muchísimos espacios donde potencia la música. Desde el Hurón Azul, hasta Festivales Internacionales como el de Música Contemporánea, el del Bolero o el del Danzón. Así como Premios anuales de Creación, Interpretación y Musicología. En todos esos espacios se impulsa la creación y se potencia la cultura en la sociedad”.

Foto Liesther Amador González

“La Asociación de Músicos tiene varias secciones. Acoge a los musicólogos, compositores e intérpretes. Las discusiones son muy interesantes, se han librado enormes batallas por la defensa de lo que nos identifica. En el último Consejo Nacional se debatió sobre la necesidad de que la Enseñanza Artística incluya en su currículum académico la música popular cubana, pues hasta hace poco solo se basaba en la música europea. Esa fue una de las cosas que se conquistó desde la Comisión de la Enseñanza Artística”.

Conservar el patrimonio musical cubano

Los Consejos Provinciales de la UNEAC han sido pioneros en la conservación del patrimonio musical cubano. Marta Bonet afirma que en Guantánamo existe un fuerte movimiento encabezado por el musicólogo José Cuenca, que busca potenciar géneros como la tumba francesa, el nengón y el quiribá.

Destacan también provincias como Cienfuegos con las manifestaciones afrocubanas predominantes en el municipio de Palmira, Ciego de Ávila con el baile de la cinta, Camagüey, Pinar del Río y sobre todo Matanzas, como cuna de las manifestaciones afrocubanas. En todos los Comités Provinciales de la UNEAC se da espacio a la conservación de estos géneros musicales y sus diferentes manifestaciones.

“La organización busca conservar el patrimonio inmaterial. Hay muchas generaciones de artistas que han pasado por aquí y de muy disímiles maneras han tenido como función conservar el patrimonio. En estos momentos la Comisión Permanente “Patrimonio, Ciudad y Arquitectura” trabaja con diferentes instituciones del sistema de la cultura y del gobierno con dichos fines”, afirmó Bonet.

Debatir la creación y canalizar conflictos sociales

El periodista y crítico literario, Pedro de la Hoz es Vicepresidente de la UNEAC y ha estado al frente de la Comisión José Antonio Aponte, que lucha contra la discriminación racial, el racismo y los prejuicios raciales. Insiste en que la organización debe seguir discutiendo y debatiendo el estado de la creación artística y literaria.

“Es algo que siempre caracterizó a la UNEAC y que en el Aniversario 60 debemos potenciar. Hemos estado viendo con la Asociación de Escritores la necesidad de relanzar estos foros para ver por dónde va la literatura. Estos espacios han sido siempre muy provechosos, no solo para el trazado de políticas culturales, sino también para que los propios escritores se cuestionen la calidad de su trabajo… Si la UNEAC no mira de cerca la creación artística y literaria, no cumple con su función social”, acotó.

La UNEAC se concibe no solo como un foro para la creación, sino también para la relación de esta con la sociedad. Pedro de la Hoz ha rectorado el trabajo de la Comisión José Antonio Aponte y es consciente del enorme aporte de esta como mediadora entre la sociedad y las autoridades, respecto a temas tan polémicos como la discriminación racial, el racismo, los prejuicios raciales y la lucha por potenciar el legado de la cultura africana como parte de la identidad cubana. Ese tema se retomó en el Congreso de 1998 y la UNEAC lo ha llevado a un primer plano en la discusión de nuestro proyecto social. 

Pensar la creación audiovisual

La periodista, conductora, guionista, directora de espacios radiales y televisivos, Vicepresidenta de la UNEAC y Directora de Comunicación de la Oficina del Historiador de la Ciudad, Magda Resik, ha estado frente a la Comisión de Cultura y Medios. Dicha comisión ha sido para ella un aprendizaje constante, “una especie de radiografía de los problemas de la creación audiovisual del país”.

“Hay que tener un lenguaje mediador para lograr un diálogo rico y vivo con las instituciones de la cultura de las que depende la creación audiovisual. Han sido enfrentamientos apasionados, pero hemos tratado de modular ese diálogo y lograr que los artistas participen en la toma de decisiones en estos espacios”, comentó.

La Asociación de Cine, Radio y Televisión reúne a creadores de esas manifestaciones y en estos momentos toma muy en cuenta temáticas relacionadas con las redes sociales y las plataformas digitales. Resik explicó que la organización no solo debe emplear los lenguajes habituales, sino que busca incorporar a otros públicos.

Insiste en que, a su modo de ver, lo interesante de esta Asociación es su diversidad como lenguaje común, que tiene que ver con la importancia del audiovisual para el arte cubano. “El hecho de que Cuba sea pionera en estas manifestaciones nos habla del compromiso tan grande que han tenido los artistas en este ámbito”, enfatizó.

“La Asociación ha sostenido los debates más serios en el mundo audiovisual y ha aportado al mejoramiento de los escenarios comunicacionales cubanos. Siempre ha estado a la vanguardia en acompañar a la institucionalidad cultural cubana y servirle como una especie de alter ego para estar al tanto de los principales problemas que enfrenta la creación audiovisual. Lo ha hecho no desde la posición del francotirador a ultranza, sino desde la postura de la persona comprometida que trabaja dentro de los medios y que es capaz de colocarse en la posición de acompañar desde el distanciamiento para perfeccionar nuestro trabajo”, concluyó.  

Los retos de la UNEAC

Pedro de la Hoz insiste en que la organización debe plantearse muy seriamente cómo incidir más en los espacios de toda la sociedad. Tiene que mirar de una manera más proactiva su vinculación con los medios y las tecnologías y debe insistir en el relevo generacional.

Magda Resik reitera la necesidad de rejuvenecer a la organización y ser consecuentes con la tradición y prestigio que implica, insiste en “lograr ir con los tiempos, para pensar esa UNEAC de futuro, que debe estar comprometida con la Revolución cubana, como lo ha sido desde su fundación, pero también comprometida con los cambios necesarios para que la sociedad socialista cubana sea cada vez más exitosa y para que la economía cubana emerja con fuerza”.

“La UNEAC debe aferrarse a la tradición y ser continuidad. No podemos olvidar el papel de los padres fundadores y a todos aquellos que en su tiempo se afiliaron a una organización que tenía en su lema ser la vanguardia. Ahora, ¿cómo ser la vanguardia? ¿cómo no dejar de serlo en el diálogo con los intelectuales, artistas y creadores? ¿cómo seguir siendo esa organización respetada por su capacidad de interlocución con la máxima dirección del país?”, cuestionó Resik.  

Por su parte, la Vicepresidenta Primera de la organización, Marta Bonet agrega que ese intercambio intergeneracional debe rejuvenecer a la organización, para estar cada día más del lado de los procesos que se gestan porque: “Así nació, así la creó Fidel, para que todos los intelectuales estuvieran del lado del proceso revolucionario y de las causas justas de la patria y del continente”, sentenció.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.